Un informe de la consultora KPMG reveló inconsistencias en los cambios de domicilios de 467 mil electores, situación que calificó de “riesgo alto”. Además, identificó más de 3 mil reclamos por la misma situación que no fueron resueltos por el Servel. En este artículo se puede revisar el estudio completo.
Publicado el 14.10.2016
Comparte:

El Registro Civil y el Servicio Electoral (Servel) están en medio de un fuego cruzado sobre cuál es responsable de que a casi medio millón de chilenos les hayan cambiado su domicilio electoral y se les complique ir a votar en las elecciones municipales del 23 de octubre, lo que genera dudas sobre la legitimidad del proceso.

Patricio Santamaría, presidente del Servel, dijo ayer que el Registro Civil tuvo problemas con el sistema informático, lo que ha generado errores en el padrón electoral, ya que estaba programado para cambiar automáticamente el domicilio de las personas cada vez que realicen un trámite.

patricio-santamaria-y-luis-acevedoPero Luis Acevedo, director del Registro Civil, llamó a evitar las críticas cruzadas entre los servicios públicos y enfocarse en la solución. “Las autoridades políticas siempre deben estar dispuestas a poner su cargo a disposición pero no es una decisión que me competa a mí”, dijo ante la presión de los partidos opositores para que renuncie.

También afirmó que se abrió un sumario para determinar las responsabilidades administrativas. “Hay que descartar que haya habido manipulación de datos, intervención o dolo”, afirmó en entrevista con MEGA.

El presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, afirmó que el “cuidado del padrón electoral es responsabilidad del Servel y yo esperaría en primer lugar que nos dé una muy buena explicación. Que el Servel diga que es un error del Registro Civil es un peloteo”.

Ajena a la polémica, la Presidenta Michelle Bachelet pidió “que la gente se busque donde le toca, es cosa de meterse con el rut”, sin embargo, el problema precisamente radica en que cuando 485 mil electores buscan su lugar de votación les aparece una comuna diferente a donde viven.

La auditoría que develó en agosto las graves irregularidades

auditoria-al-servel-1En medio del escándalo surge un nuevo antecedente que complica al Servel, ya que una auditoría de la empresa KPMG de agosto pasado, a la que tuvo acceso “El Líbero”, detectó graves irregularidades en el padrón electoral. (Leer auditoría completa aquí)

El “examen al padrón electoral con carácter de provisorio y a la nómina provisoria de inhabilitados según lo dispuesto en la ley N. 18.556”, de 67 páginas, realizó un detallado análisis de los datos, la seguridad de información y los controles y detectó que el padrón “contiene registros de personas cuyos datos difieren respecto a las actualizaciones indicadas por el Registro Civil referente a cambios de domicilios”, y “datos no válidos y/o razonables tales como nombres, fechas de nacimiento y domicilios electorales”.

Entre “los hallazgos de pruebas sustantivas”, que califica como de “riesgo alto”, la auditoría detectó “inconsistencias entre los cambios de domicilio informados por el Registro Civil y lo registrado en el padrón electoral” en 467 mil 354 electores, equivalente al 10,71% del universo de 4,3 millones de quienes se sumaron al padrón con el voto voluntario.

Ese precisamente es el casi medio millón de personas a las que se les cambió el domicilio electoral, y que ha generado la crisis a casi una semana de las elecciones municipales. Además, en ese mismo acápite se encontraron 616 electores con fechas de nacimiento no válidas.

Los reclamos que no escuchó el Servel

La auditoría de KPMG detalla, además, que 3 mil 247 electores reclamaron por cambios de domicilio no solicitados e informados por el Registro Civil pero que a la fecha del estudio “el Servel no ha acogido estos reclamos y al existir un error en los cambios de domicilio electoral se recomienda analizar los reclamos efectuados y, en los casos que corresponda, actualizar con el domicilio electoral verdadero”.

En el capítulo “resultados de la revisión efectuada”, se indica que de las 39 pruebas realizadas al padrón, se presentaron nueve excepciones, de las cuales el 33,3% tenían riesgo alto, la misma cantidad riesgo medio y otro tercio riesgo bajo.

La investigación también encontró una mesa electoral con más de 350 electores, lo que vulnera la ley 18.556.

Otra de las falencias  detectadas en el padrón del Servel fueron 351 mil 791 domicilios electorales en blanco, aunque precisa que la ley establece que se puede registrar como domicilio de una persona su lugar de nacimiento, lo que podría explicar que haya personas con un domicilio diferente al que residen y en el que no han realizado trámite alguno.