La directora ejecutiva de la fundación Chile 21 sostiene que el consejo de modernización del Estado es "más técnico" que las comisiones presidenciales. Así explica por qué aceptó la invitación del gobierno siendo que el PS se ha restado de los Acuerdos Nacionales. Decisión que dejó fuera de la mesa de Seguridad a José Miguel Insulza.
Publicado el 26.06.2018
Comparte:

Transparencia y empleo público. Esas son las dos principales áreas en las que se enfocará el consejo permanente para la modernización del Estado, creado ayer por el Presidente Sebastián Piñera. La instancia, liderada por el ex contralor Ramiro Mendoza, estará compuesta por 12 consejeros. Y la directora ejecutiva de la fundación Chile 21, Gloria de la Fuente (PS), es una de sus integrantes.

La ex vocera de la campaña del ex Presidente Ricardo Lagos valoró la invitación por ser de “carácter técnica” y no política, como habría sido la tónica, según cometa, de las comisiones organizadas por La Moneda. En conversación con “El Líbero”, aborda los principales ejes del consejo asesor y la política de alianza de su colectividad.

-Ya hay dos socialistas colaborando con el gobierno en temas de modernización del Estado, usted y Pablo Velozo, presidente de Chile 21. ¿Les manifestaron alguna molestia desde el Partido Socialista?

Yo he sido crítica sobre la selección a dedo de algunos parlamentarios dentro de las comisiones asesoras presidenciales. Evidentemente que se trata de espacios mucho más políticas que técnicas. Pero este consejo es  una instancia técnica de trabajo. Por supuesto que tengo posiciones de centro izquierda, y voy a imprimir esa mirada también en esto. Pero tengo una visión técnica también sobre estos temas y ahí no me pierdo sobre los aportes que pueda hacer. Si me hubiese negado a participar en esta comisión es como si alguien de derecha se hubiera negado a participar de la comisión Engel, porque son temas de relevancia pública.

Por supuesto que tengo posiciones de centro izquierda, y voy a imprimir esa mirada también en esto”.

-¿Lo tuvo que hablar con el presidente del PS, Álvaro Elizalde?

Más que hablarlo, notifiqué a Elizalde que iba a participar de esta instancia, porque me pareció lógico decirle que había recibido esta invitación. Y  me preocupé de notificarle al directorio de Chile 21, pedir la autorización y las opiniones respecto de mi participación en esta instancia.

-¿Qué le señaló Elizalde cuando fue notificado que iba a participar de esta comisión?

-Fue una conversación muy agradable, nada más que me pareció adecuado contarle.

-La semana pasada el ex Presidente Lagos acudió a La Moneda a reunirse con Sebastián Piñera. ¿Considera que esa actitud de cooperación debiese ser acogida por la mesa del PS?

-El Partido Socialista ha entrado en su propio debate interno. Esta semana tuvo su encuentro donde se generaron una serie de acuerdos en distintas materias que tienen que ver con política pública y a mí eso me parece súper positivo. El Partido Socialista está haciendo una muy buena oposición y ha argumentado correctamente cuando se ha restado de las instancias. Pero en esta ocasión, me pareció que no era posible restarse.

-El senador Elizalde señaló que el partido se encuentra “al centro de la izquierda” y Fernando Atria, en cambio, dijo que el PS está más a la izquierda que antes. ¿Dónde cree que se está posicionando el partido?

-Eso depende de la definición de cómo estamos entendiendo izquierda y derecha. Sí creo que es importante que a estas definiciones se las dote de contenido. Y particularmente el Partidos Socialista, cuando defina su política de alianza, tiene que tomar la decisión de dónde va a estar y con quiénes va a estar. En ese cuadro me parece súper bueno que haya una definición sobre dónde está la identidad, porque eso permite construir un espacio de referencia. Creo que Álvaro Elizalde  fue muy claro durante el fin de semana. Lo que está buscando el PS, que es un partido histórico, es entendimientos o acuerdos desde la Democracia Cristiana hasta el Frente Amplio.

El Partido Socialista está haciendo una muy buena oposición y ha argumentado correctamente cuando se ha restado de las instancias. Pero en esta ocasión, me pareció que no era posible restarse”.

-¿Y le falta contenido ahora a las colectividades?

Lo que está en definición es fundamentalmente la política de alianza o cuáles son las maneras de construir alianza política en el futuro. Hay un aprendizaje que hacer y en eso están todas las coaliciones, no solamente las que constituían la Nueva Mayoría. Creo que la derecha está pasando por las mismas definiciones y el Frente Amplio está en la misma disyuntiva, enfrentando sus propios dilemas de coalición.

La invitación del ministro Gonzalo Blumel

-¿Cuáles son los objetivos de este consejo para la modernización del Estado?

-Tenemos que hacer dos cosas. Uno, hacer una propuesta al gobierno en materia de reforma del Estado, donde hay una agenda abierta que habrá que discutir entre los consejeros. Además, esto es un consejo de asesor permanente, así que  vamos a estar permanentemente siendo consultados respecto de estas iniciativas.

-Como integrante del Consejo de para la Transparencia, ¿la modernización del Estado también implica mayor transparencia?

-Sin lugar a dudas. De hecho, un tema muy relevante hoy en día para la modernización del Estado es la transparencia. Se trata de estándares exigibles hoy en día para el funcionamiento en general del sector público. Es un imperativo ético. Lo que hace la transparencia es ser muy funcional y muy relevante para disminuir o aminorar los mantos de corrupción que puedan existir.

El consejo no tendrá una conversación cerrada sino que de puertas abiertas donde exista plena transparencia en las cuestiones que se discutan y donde se haga de cara a la sociedad civil”.

-¿Cómo será, en concreto, la forma de trabajo?

-Toda esa agenda estamos por definirla. Por lo pronto, el Presidente señaló que en los próximos 100 días espera recibir de esta comisión una propuesta. Ramiro Mendoza nos tiene que citar y tenemos que consensuar un mecanismo de trabajo, tanto en la manera que nos tenemos que reunir como en la metodología. No tendrá una conversación cerrada sino que de puertas abiertas donde exista plena transparencia en las cuestiones que se discutan y donde se haga de cara a la sociedad civil.

-¿Con qué ministro van a colaborar?

-Es una iniciativa que depende del ministerio de la Secretaría General de la Presidencia, o sea del ministro Gonzalo Blumel. Además, con el Ministerio de Hacienda por razones obvias, porque hay materias que van a requerir una mirada de presupuesto. Pero principalmente con la Segpres por dos cosas: por la agenda legislativa y porque tiene a cargo la coordinación interministerial.

-¿Cómo se gestó su participación?

Me llamó el ministro Blumel. Ya hay constituidos equipos de trabajo desde los cuatro centros de estudios, Chile 21, Libertad y Desarrollo, CEP y Espacio Público. Y ahí Pablo Velozo, que es el presidente de la fundación, ha sido parte importante de este esfuerzo. 

-Hace un par de semanas esos cuatro centros de estudios también acudieron a La Moneda para hablar sobre la modernización del Estado, ¿cuál es la diferencia de este consejo con esa mesa de trabajo?

Yo esperaría que el trabajo que están haciendo las mesas de trabajo, de alguna manera, pueda ser un insumo relevante para aquellas cosas que el Ejecutivo pueda hacer. Este consejo es una comisión asesora presidencial, pero con una condición técnica cuyos insumos vienen de lo que salga de los centros, de manera de alimentar el trabajo.