En su declaración de impuestos a la renta de 2013, la empresa de la nuera de la Presidenta Bachelet registró pérdidas tributarias por $95 millones, por lo que el fisco le devolvió $14 millones.
Publicado el 22.03.2015
Comparte:

Nuevas aristas y dudas surgen de las declaraciones de impuesto a la renta de los años 2012  y 2013 y de los balances financieros de la empresa Caval Ltda, propiedad de Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta Michelle Bachelet,  que está siendo investigada por el fiscal Luis Toledo luego de que presentaran en su contra dos querellas por tráfico de influencia, información privilegiada y estafa, entre otros eventuales delitos.

La declaración de renta realizada por Caval al Servicio de Impuestos Internos (SII) en abril de 2014, que tuvo a la vista “El Líbero”, señala que el mismo año 2013 que recibió el préstamo de $6.500 millones del Banco de Chile, la empresa registró pérdidas tributarias por $95 millones. Incluso, como no tuvo utilidades, el fisco le devolvió $14 millones.

Además, ese año tuvo ingresos anuales declarados por $102 millones y gastos por $379 millones. El patrimonio financiero, en tanto,  fue de apenas $48 millones.

Caval tenía deudas por $808 millones cuando recibió el préstamo

Según la misma declaración, en 2013 la empresa de la cónyuge de Sebastián Dávalos Bachelet tenía activos –que corresponden a todos los bienes de la sociedad-, por $522 millones,  pero pasivos o deudas por $808 millones. De hecho, entre 2012 y 2013 su deuda aumentó en $300 millones.

Adicionalmente, un balance  financiero preliminar hasta el 31 de agosto de 2013 firmado por Mauricio Valero pero no por el contador, indica que Caval tuvo “proyectos por cobrar” por $897 millones, pero que no concretaron, situación que los dejó en la compleja situación económica descrita anteriormente.

frase cavalInconsistencias en declaración del FUT que es castigada con millonaria multa

La empresa de la nuera de la Presidenta, además, tuvo una notoria inconsistencia en la declaración de renta de 2012, realizada el 29 de abril de 2013, del Fondo de Utilidades Tributarias (FUT) –que fue muy cuestionado por el gobierno y eliminado en la reforma tributaria aprobada el año pasado-, porque informó que retiró $317 millones y registró otros $75 millones a cuenta de crédito, pero al año siguiente declaró que tenía $427 millones pendientes a su favor.

Esa inconsistencia la mantuvo en su declaración durante, al menos,  septiembre de 2013,  que después corrigió según un certificado del SII de fines de agosto. Todas las aclaraciones de declaración de renta tienen una multa de hasta $160 millones, más pagos de créditos y reajustes por la variación del IPC, pero se desconoce si la empresa fue sancionada por el SII.

Empresa tuvo ingresos por $1.500 millones pero pagó impuestos por sólo $48 millones

El 2013 fue un mal año financiero para la empresa, exceptuando el crédito del Banco de Chile de diciembre que le permitió comprar 44 hectáreas en Machalí y revenderlas un año después en $9.500 millones, con una cláusula que obligaba al comprador Hugo Silva a traspasarle el 26% de las ganancias en una futura reventa-, pero el 2012 comenzó con astronómicos ingresos.

Caval se fundó en febrero de 2012 con un capital de $6 millones y en ese año registró ingresos por $1.531 millones. Sin embargo, declaró gastos por $1.132 millones, lo que le permitió rebajar su base imponible a $317 millones y terminar pagando sólo $48 millones en impuestos al fisco.

La totalidad de sus ingresos de $1.531 millones correspondieron a “asesorías”, pero al mismo tiempo también tuvo gastos por “asesorías” –legales, contables y en gestión- por $1.070 millones. Lo que induce a pensar que Caval subcontrató las asesorías que prometió realizar.

Según varios especialistas tributarios consultados, para descontar como gasto y evitar el pago de impuesto a cuenta de  asesorías, la legislación exige que cada asesoría esté respaldada con las facturas y boletas respectivas, entregue un informe con dicho resultado y explicite en qué benefició a la empresa contratante.

En la empresa, Mauricio Valero era gerente, Natalia Compagnon gerente comercial y Sebastián Dávalos se desempeñaba como gerente de operaciones desde julio de 2012, luego de renunciar a a Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, a donde llegó a hacer la práctica en 2005 como cientista político.

Caval tuvo $210 millones en gastos rechazados

Otra de las novedades que muestran ambas declaraciones de renta al SII es que los gastos por sueldos se dispararon de un año a otro en $100 millones. Mientras en 2012 Caval gastó $78 millones en pago de salarios, la cifra subió a $178 millones al siguiente año.

Además, la empresa de la nuera de la Mandataria realizó gastos por $210 millones que imputó a la compañía pero que después tuvo que rechazar en la declaración de impuestos de 2014 porque eran personales.

SBIF volverá a revisar crédito luego de declarar que cumplía la normativa

Menos de una semana demoró la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) en afirmar que la institución no detectó infracciones a la normativa en el crédito comercial por $6.500 millones que el Banco de Chile le traspasó a Caval, y que debía cancelar en seis meses en una sola cuota.

El viernes 6 de febrero la revista Qué Pasa reveló el millonario negocio, y el jueves 12 la SBIF afirmó que “no ha detectado infracciones legales y normativas que pudieran poner en riesgo a los depositantes y la solvencia del banco”. Afirmación que el superintendente siguió repitiendo en varias entrevistas a medios de comunicación ese mismo jueves y viernes, como en la radio Duna, donde el superintendente señaló en el programa“Hablemos en off”, que “hicimos la revisión en términos legales, también hay un análisis de supervisión, y dados esos antecedentes el crédito se dio en el contexto legal y también normativo”.

Sin embargo, La Tercera reveló ayer que la Sbif volverá a revisar dicho préstamo, en el marco del proceso anual de control que la superintendencia realiza a las entidades crediticias. La fiscalización también incluirá el préstamo por $7 mil millones que el mismo Banco de Chile le hizo al empresario Hugo Silva, quien le compró los terrenos a Caval, pero que lo demandó posteriormente por estafa.

Declaración de Renta de Caval  2012

FOTO: FRANCISCO LONGA/AGEN

declaracion de impuestos a la renta 2013 de Caval (año calendario 2014)CIA UNO