“El mal clima laboral ha sido una constante durante la gestión de la actual directora”, señaló Anfine en una carta pública dirigida al próximo ministro de Economía, José Ramón Valente. También le piden que “reivindique” el Censo de 2012, que desechó la actual administración.
Publicado el 03.03.2018
Comparte:

La Asociación Nacional de Funcionarios del INE (Anfine), que representa a los funcionarios de planta y contrata de la institución, publicaron una carta en su página web en que le piden al próximo ministro de Economía, José Ramón Valente, que remueva de su cargo a la directora de la institución, Ximena Clark.

Le solicitamos respetuosamente señor ministro que al asumir su cargo proceda de inmediato con la remoción de la actual directora del INE, dado que los funcionarios del INE no estamos en condiciones de seguir soportando sus arbitrariedades y maltrato”, señala la entidad, que también pide la intervención del ministro en “otras materias de suma importancia para la institución y sus trabajadores”.

Además, agrega que “el mal clima laboral ha sido una constante durante la gestión de la actual directora. La Anfine ha sido reiterativa en denunciarlo y también en denunciar que la actual autoridad no escucha el sentir de los trabajadores, como era habitual en anteriores administraciones de la institución”.

La asociación señala que “toda esta situación de maltrato laboral y no consideración de los trabajadores por parte de las actuales autoridades del INE, junto a este requerimiento, para que las actuales autoridades sean removidas, ha sido expresada en dos declaraciones públicas el 3 y 10 de enero de 2018.

Funcionarios piden reivindicar Censo 2012

Anfine también le pide a Valente que tenga como mandato prioritario escuchar a los trabajadores y revisar los cargos de algunos funcionarios que han sido ubicadas en puestos estratégicos.

Otro petitorio es que tome en consideración las indicaciones de los funcionarios del INE al proyecto de “Nueva Institucionalidad del Sistema Estadístico Nacional”, dado que “somos los actores principales que le damos vida y sustentamos el quehacer y el prestigio de la institución y no fuimos escuchados por las actuales autoridades”.

También le piden al ministro Valente que “se revindique el Censo 2012 y se reconozca públicamente el actuar profesional y correcto de todos los expertos en censos del INE que participaron en las distintas etapas de su diseño y desarrollo”.

El gremio de funcionarios agrega que tal como lo señaló la “Comisión de Expertos Internacionales”, y como lo señalaron los expertos en censos del INE que participaron de su publicación en febrero de 2014, “el Censo 2012 es completamente válido, con información de calidad, y representa un real sustento para la elaboración de políticas públicas. Solicitamos a don José Ramón Valente, que instruya para que dicha base de datos y la memoria censal sean subidas a la web del INE y puestas a disposición de los usuarios. Además, solicitamos que la base de datos del Censo 2012 sea parte de cualquier proceso de conciliación censal que se realice con el de 2017”.

Otra petición es que se revisen decisiones administrativas y financieras que consideran de “poca claridad y desventajosas para la institución y los funcionarios”, como el pago de demandas civiles por despidos injustificados.