El gerente general de Adimark asegura que el ex Presidente tiene la más alta intención de voto desde que mide las elecciones hace un año, y que el senador está en retroceso y en una coalición dividida y fraccionada. Sin embargo, aclara que no ve a Piñera teniendo mayoría absoluta en primera vuelta.
Publicado el 04.07.2017
Comparte:

Dos postales diferentes dejaron las elecciones primarias que se realizaron el pasado domingo: El triunfo de Sebastián Piñera con el 58% de las preferencias del millón 417 mil votos que obtuvo su coalición Chile Vamos, y las recriminaciones dentro de la Nueva Mayoría por no haber enfrentado a sus candidatos Alejandro Guillier y Carolina Goic en las urnas.

Y como gota que rebalsa el vaso, ayer hubo dos malas noticias más para el conglomerado oficialista, luego de que la encuesta Cadem mostrara que Beatriz Sánchez, la ganadora del Frente Amplio, superó a Guillier por primera vez desde que se hace la medición (11% vs. 9%); y la encuesta Adimark revelara que el senador perdió seis puntos de intención de voto durante junio, misma cantidad que subió Sebastián Piñera.

Pero ya definido el candidato de la centroderecha y la izquierda más radical, ahora los analistas comienzan a mirar hacia lo que podría pasar en la primera vuelta presidencial de noviembre, la próxima “batalla” electoral que enfrentará nuestro país.

Para analizar las opciones de cada candidato y el punto de partida en que comenzó ayer, “El Líbero” conversó con Roberto Méndez, gerente general de Adimark.

– ¿Cuáles son sus conclusiones de las primarias?

– Creo que hubo sorpresas en esta elección, y la principal es el alto número de participantes. Las expectativas eran muy pesimistas respecto de la participación, y haber tenido más de un millón 800 mil electores es algo que nadie preveía. Eso muestra lo involucrada que está la población, y creo que había señales de interés previas que fueron el alto rating de las franjas y los debates. Esos dos elementos me dieron una pista de que la gente estaba más interesada en participar de lo que se decía.

– ¿Quiénes fueron los ganadores?

– Chile Vamos debe estar celebrando porque es un resultado excelente para ese sector, y creo que las reacciones de unidad post elección muestran que fue una buena idea hacer la primaria. A pesar de los costos, las descalificaciones y las disputas que fueron duras, tengo la impresión que finalmente validaron y legitimaron la opción de Sebastián Piñera como candidato del sector. Fue una buena decisión hacer primarias, a pesar de los costos.

– ¿Cómo está mirando lo  que viene hacia adelante en las candidaturas de la Nueva Mayoría?

– Creo que viene un período muy difícil porque el gran perdedor fue la Nueva Mayoría. Ahora se han dado cuenta, especialmente después de las encuestas de Adimark y Cadem, del costo que tuvieron por no haber participado en las primarias, y no haber estado presentes en los debates y en la franja. Creo que la deja en muy mal pie. Tengo la impresión de que eso va a generar mucho movimiento. Algo va a pasar porque quedaron en una posición muy desfavorecida. Tienen una amenaza muy fuerte del Frente Amplio, que a pesar de que la votación fue menor a la esperada, son 300 mil votos que se transforman en una amenaza real para la Nueva Mayoría. No creo que la campaña siga como si no hubiera pasado nada, porque la primaria marcará un antes y un después.

Roberto Méndez: “Creo que viene un período muy difícil porque el gran perdedor fue la Nueva Mayoría. Ahora se han dado cuenta, especialmente después de las encuestas de Adimark y Cadem, del costo que tuvieron por no haber participado en las primarias, y no haber estado presentes en los debates y en la franja”

– ¿Cómo ve la competencia entre Piñera y los candidatos de la Nueva Mayoría?

– Hoy la Nueva Mayoría está en su peor momento, están analizando la magnitud y las características de este desastre. No sabemos si el costo será temporal y podrían recuperarse pero ahora están en su peor momento. Tanto Alejandro Guillier, que bajó, y Carolina Goic que nunca logró subir, creo que ellos y sus partidos y equipos deben estar analizando cómo enfrentar esta nueva etapa. Lo veo complicado.

– ¿Se pueden comparar los votos de Piñera con las encuestas de Guillier y Goic?

– En este caso no se puede hacer un paralelo entre las primarias y las encuestas, que se hacen sobre el padrón electoral total de 13 millones de personas. Las primarias, a pesar de que votaron 1,8 millones de personas, significa un 13% del padrón y es un grupo muy particular. Creo que  los números absolutos no se pueden comparar.

– ¿Se puede hacer una proyección de los votos de Piñera obtenidos en primarias, con lo que obtendría en la primera vuelta?

– Las encuestas hoy lo que están diciendo, si se elimina a los que no saben o no responden, es que Piñera tiene sobre 40%, pero a distancia de poder ganar en primera vuelta. Piñera obviamente está ganando la primera vuelta pero creo que todavía no gana con la mayoría más uno.

– No es carrera ganada para Piñera, entonces.

– No. Está en una mejor posición que hace 30 días, y es la mejor posición que ha tenido Piñera desde que medimos esta elección desde agosto de 2016. Nunca había tenido mejor posición que hoy, pero aun así no es carrera ganada.

Roberto Méndez: “Las encuestas hoy lo que están diciendo, si se elimina a los que no saben o no responden, es que Piñera tiene sobre 40% pero a distancia de poder ganar en primera vuelta”

– ¿Hacia dónde puede crecer Piñera en votos?

– Creo que obviamente puede crecer hacia el  mundo de los independientes, que no se identifican con una posición política, que es un sector grande, un votante más moderado y que probablemente estará atento a lo que creo que será un cambio de discurso de Piñera después de la primaria, que era relativamente duro contra el gobierno. Probablemente vamos a ver otro discurso con más visión de futuro y menos agresión hacia el gobierno en esta segunda etapa, y podría atraer a un público distinto al que lo apoyó en las primarias.

– ¿Podría surgir un nuevo candidato en la Nueva Mayoría?

– No descarto nada. Se ve un mal ánimo en la NM, no se ve una estrategia y un discurso ganador.

– ¿A Guillier lo ve competitivo contra Piñera?

-En este momento no, definitivamente no. Hay una distancia demasiado grande, demasiada división en su sector. Si la centroizquierda pretende mantenerse en el gobierno, pero dividida en la cantidad de fracciones que está hoy, es imposible.