Desde 2014, justo después de salir de la propiedad de la universidad, la ONG ICAL ha facturado $340 millones a la Cámara de Diputados en diversas consultorías para la bancada del PC.
Publicado el 27.04.2017
Comparte:

El Instituto de Ciencias Alejandro Lipschtz (ICAL) fue dueña y administradora de la quebrada Universidad Arcis entre 2004 y 2013, pero cuando el partido decidió retirarse de la casa de estudios e ingresar al gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, la entidad optó por reconvertir el giro y dedicarse a las asesorías parlamentarias, negocio que les ha reportado millonarios ingresos.

En apenas tres años, entre 2014 y 2016, los diputados Guillermo Teillier, Camila Vallejo, Hugo Gutiérrez, Karol Cariola, Daniel Núñez y Lautaro Carmona han contratado los servicios de ICAL como “asesoría externa” por la suma $340 millones, que han sido pagadas por la Cámara de Diputados.

Dichas asesorías están contempladas en el reglamento del Congreso y se contratan para elaborar estudios, investigaciones, informes y asesorías en asuntos científicos, técnicos, económicos, políticos, sociales, estadísticos, comunicacionales, informáticos, tecnológicos, jurídicos, entre otros, que son los temas sobre los que tienen que legislar los parlamentarios.

Muchos de los diputados contratan diversas entidades o asesores naturales o jurídicos según la temática de su especialidad, pero la bancada comunista contrata como un “paquete” los servicios de ICAL, que asegura tener expertise en todas las materias.

Los informes de ICAL a los diputados comunistas

A juzgar por sus asesorías, ICAL posee amplios y diversificados conocimientos en todo tipo de políticas públicas, ya que va desde redactar informes políticos y legislativos, hasta propuestas de “retorno del hospital Clínico de la Universidad de Chile a la red pública”.

ICAL ha realizado los millonarios análisis sobre temas de salud pública, educación, subvención escolar, seguridad ciudadana, vivienda, desarrollo urbano y bienes nacionales, trabajo y previsión social, reforma laboral, problemas de género, pensiones, Constitución, medio ambiente y recursos naturales, recursos hídricos, reforma al Código de Aguas, acuicultura e intereses marítimos, adulto mayor y cultura, agricultura, reforma tributaria, relaciones exteriores, integración latinoamericana, asuntos interparlamentarios y defensa nacional. (Ver infografía al final del artículo)

En su página web, la institución informa que tiene una decena de empleados en áreas legislativas, laboral y desarrollo social, algunos de los cuales son egresados en derecho y educadoras de párvulos.

El rol de ICAL en la U. Arcis

En la reconstitución que hizo Ciper Chile sobre el paso del Partido Comunista por la U. Arcis, ICAL tuvo un rol protagónico, ya que fue uno de los dueños con un importante aporte en capital, la administró y controló durante una década y después se retiró y sacó su dinero.

tomas-moulianEn el año 2003, cuando yo era rector, la Fundación ICAL invirtió en la universidad y, posteriormente, cuando yo ya no era parte de la dirección, retiró su plata. Lo único que puedo decir es que no estoy en condiciones de asegurar si la plata que retiró corresponde a la plata que invirtió. Lo que sí creo es que ICAL retiró su plata en un momento inadecuado y eso yo lo critiqué en su momento”, dijo en diciembre del año pasado este diario el ex rector Tomás Moulián.

El mes pasado, en medio de la quiebra de la U. Arcis, el diputado Giorgio Jackson11 de Abril de 2016/SANTIAGO Diputado Giorgio Jackson durante la Comisión de Educación con objeto de continuar con la votación en particular del proyecto de ley que crea el Sistema de Educación Pública y modifica otros cuerpos legales FOTO: PABLO ROJAS MADARIAGA/ AGENCIA UNO

afirmó que al PC le faltaba hacer una “autocrítica, porque el Instituto ICAL estuvo muy involucrado en lo que fue la administración, y no nos vamos a sacar la suerte entre gitanos, ICAL es una fundación totalmente asociada al Partido Comunista, y creo que es mejor asumir que existieron ciertas responsabilidades”.

En 1996, el partido creó la ONG ICAL y, posteriormente, en 2003, constituyó la sociedad comercial Ediciones ICAL Ltda., cuyos socios iniciales fueron el actual diputado comunista Daniel Núñez y el miembro de la Comisión Política del PC, Óscar Azócar.

En enero de 2007 el directorio de ONG ICAL aprobó abrir una cuenta corriente en dólares en el Banco BCI. Lo mismo hizo el directorio de Nazareno S.A. de Max Marambio. Las cuentas eran gestionadas en conjunto por Marambio y Daniel Núñez para manejar fondos provenientes del extranjero.

En enero de 2008 Nazareno y ONG ICAL recibieron US$9 millones desde Venezuela, autorizados personalmente por el entonces presidente Hugo Chávez, como parte de “un convenio de asistencia económica no reembolsable”.

El 12 de diciembre de 2012 se reunieron los socios de Inmobiliaria Libertad S.A. El socio mayor era ONG ICAL, representada por Claudio De Negri Quintana; y Ediciones ICAL Ltda., cuyo representante era el actual ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza. Con ambas el PC ya controlaba el 76% de las acciones de la inmobiliaria.  En esa sesión, los socios se repartieron $540  millones.

asesorias de ICAL a los diputados comunistas