La ministra del Trabajo aseguró que el recorte del presupuesto fiscal incidió en el aumento de la desocupación, lo que fue rechazado por su colega de Hacienda: “Es completamente equivocado”.
Publicado el 28.04.2016
Comparte:

Una  inusual disputa pública entre ministros de Estado generó el fuerte incremento del desempleo de 9,4% en marzo en el Gran Santiago –el más alto en seis años- que arrojó la encuesta del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile.

Los ministros del Trabajo, Ximena Rincón, y de Hacienda, Rodrigo Valdés, discreparon respecto del impacto que tendría el reajuste fiscal en la menor contratación o en despidos de funcionarios públicos.

La ex senadora DC afirmó que “hubo un ajuste presupuestario que tenemos más constricción: esa es una posible causa” del desempleo.

Pero la respuesta de Valdés fue lapidaria: “Es completamente equivocado, no hay ninguna base para sostener que sea el ajuste fiscal lo que explique el aumento del desempleo de marzo. El ajuste es pequeño, impacta en la disponibilidad de recursos que tenían los ministerios. Por lo tanto, para nada explica este salto del desempleo”.

El gobierno y economista respaldan a Valdés

El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, respaldó a Hacienda en esta polémica: “La opinión del ministro Valdés es la que hemos transmitido como gobierno”. Lo mismo hicieron varios economistas, quienes rechazan la teoría de Rincón pero hace un matiz con Valdés, culpando a la crónica desaceleración económica.

Varios economistas rechazaron la teoría de la ministra Rincón, como Rodrigo Cerda, director alterno de Clapes-UC, quien dijo que el 1% de ajuste fiscal (equivalente a US$540 millones) es “una cifra relativamente menor, por lo que es bastante difícil que eso haya sido el factor en el aumento del desempleo. Este pasa por la desaceleración económica”.

Bernardo Fontaine, líder del movimiento “Reforma a la Reforma”, agregó que “el alza del desempleo no tiene que ver con el ajuste fiscal. El ajuste significa un pequeño menor crecimiento del gasto futuro, no disminución de gasto. Por tanto podría explicar a futuro falta de crecimiento en el empleo, no desempleo. El gasto fiscal seguirá creciendo”.

Desempleo sube pese a contratación de casi 15 mil nuevos funcionarios públicos

Pero, ¿qué dicen las cifras en esta pugna Valdés-Rincón?

Al analizar la encuesta de desempleo del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), durante los dos primeros años de este gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet se han contratado 14.469 funcionarios en la Administración Pública y Fuerzas Armadas.

Francisco Klapp, economista de LyDEse es el crecimiento neto de nuevos empleados fiscales, ya que entre diciembre y febrero de 2014 y el mismo período de 2015 los funcionarios estatales subieron en 33.460, de los cuales se ha desvinculado a 19 mil, quedando los 14.469 actuales, explica a “El Líbero” el investigador de Libertad y Desarrollo, Francisco Klapp.

El economista agrega que  durante el mayor peak de contratación de funcionarios en la Administración Pública (477 mil entre febrero y abril de 2015), el desempleo nacional del INE estaba en 5,6%. En tanto,  el mínimo  de funcionarios (425 mil) se dio al comienzo del gobierno de Bachelet en el trimestre de febrero-abril de 2014, cuando la desocupación apenas varió en 6,2%.

Klapp señala que  hay varias señales de que el empleo está en una situación precaria, como la caída en la fuerte reducción en la creación de puestos de trabajo, la baja de 3% en los ingresos de los hogares, el incremento del empleo por cuenta propia que es de menor calidad e ingresos.

“El mercado estaba sorprendido de que no hubiese subido antes la tasa de desempleo, dada la extendida desaceleración económica por tercer año consecutivo”, afirmó el economista de LyD.

Pero aclara que el Gobierno no tiene margen para volver a contratar funcionarios públicos, debido al alto déficit fiscal y el compromiso de reducirlo. “No tiene espacio de maniobra”, señala, y agrega que el camino para revertir la desocupación es el de la recuperación económica y la inversión.

En la misma línea, el académico de la Universidad Mayor, Tomás Flores, plantea que las empresas contuvieron los despidos durante 2014 y 2015 esperando una recuperación económica, pero que al observar que este año y el próximo el crecimiento seguiría magro, decidieron hacer masivas desvinculaciones.

“Ello se produjo entre diciembre y enero y por eso la encuesta de la Universidad de Chile captó el fenómeno completo de aumento del desempleo”, afirmó Flores.

desempleo U de Chile 1982-2016