La empresa “Constructora e Inmobiliaria 2000” ha realizado nueve trabajos de refacción en La Moneda en el primer gobierno de la Mandataria y en el actual. La mayoría de las resoluciones llevan la firma del cuestionado administrador de Palacio, Cristián Riquelme.
Publicado el 15.01.2016
Comparte:

“El proveedor nos da confianza y seguridad y por lo mismo se hace necesario adoptar medidas especiales al momento de decidir la contratación”. Ese es el párrafo que se repite en casi todas las resoluciones exentas en las que la Presidencia de la República ha contratado, vía trato directo, a “Constructora e Inmobiliaria 2000”, documentos firmados, en su mayoría, por el cuestionado administrador de La Moneda, Cristián Riquelme, quien ejerció el mismo cargo entre 2006 y 2010 y que en las últimas semanas ha debido enfrentar el “fuego amigo” de la Nueva Mayoría por su vinculación en los casos SQM y Caval.

La constructora, creada en 1994 por la familia Meller Sunkel y que goza de prestigio en el rubro, ha realizado al menos nueve trabajos de refacciones en La Moneda u otras oficinas con las que cuenta Presidencia en el centro de Santiago (ver infografía al final de la nota): cinco en el primer gobierno de Michelle Bachelet y cuatro en lo que va de su segundo mandato, todos por un monto de $248 millones.

Por ejemplo, según la información disponible en el portal de Mercado Público, en junio de 2014 se les contrató para modernizar las dependencias de la Dirección Administrativa de Presidencia por $33 millones. En septiembre de ese mismo año, arreglaron los baños de hombres del casino, la lavandería y los baños de servicios generales por una cifra superior a los $104 millones.

Y en 2015 realizaron otros dos trabajos, ambos en febrero: el primero fue una “mantención” a los salones de recepción de La Moneda por $41 millones; y el segundo un “pulido, vitrificado y sellado de pisos del casino general, repostero presidencial, servicios higiénicos e instalación de baldosas en pasillos” por más de $13 millones.

De los cinco trabajos llevados a cabo en el anterior gobierno de la Presidenta, uno fue el arreglo de las oficinas donde funcionó la Comisión Valech ($47 millones), y los otros cuatro fueron refacciones que no superaron los $3 millones cada una de ellas.

“Constructora e Inmobiliaria 2000” en el comando de Bachelet

Si bien el artículo 10, N°7, letra c) del D.S. 250/2004 del Ministerio de Hacienda, que fijó el Reglamento de la Ley N°19.886, contempla expresamente la facultad que tiene el gobierno para contratar directamente a un proveedor que asegure “discreción y confianza” cuando la contratación pueda afectar “la seguridad e integridad personal de las autoridades”, entendiendo que los trabajos contratados debían realizarse en dependencias cercanas al despacho de la Mandataria, todo indica que “Constructora e Inmobiliaria 2000” fue escogida “a dedo” debido al vínculo anterior que existía con Bachelet.

Y es que según información disponible en el Servel, la empresa prestó servicios en el comando de la Presidenta en la campaña de 2005. En la rendición de gastos, la constructora figura con dos facturas por “reparaciones eléctricas de la sede” y “reparaciones varias” por montos menores: la primera por $106.000 y la segunda por $96.000.

En la campaña de 2013 ni la empresa ni sus socios figuran en las plantillas de gastos de Bachelet. Sin embargo, en mayo de 2015 Andrés Eduardo Meller Sunkel, el dueño del 40% de “Constructora e Inmobiliaria 2000”, saltó a la luz pública luego que en la investigación del caso SQM se descubriera que él había entregado cuatro boletas por $13 millones a la cuestionada Asesorías y Negocios (AyN), la empresa de Giorgio Martelli que habría servido para recaudar fondos para la campaña y pagar a quienes prestaron servicios en ella.

El Líbero” intentó sin éxito contactar a Andrés Meller para conocer su versión sobre esas boletas y saber si fueron por trabajos de refacción del comando.

La situación es similar a la dada a conocer por “El Líbero” la semana pasada, cuando se descubrió que la empresa Gestus Limitada –que trabajó organizando actos de campaña de Bachelet en 2013- se adjudicó vía trato directo millonarios contratos con Presidencia para realizar las fiestas de Navidad y de aniversario (ver nota completa aquí).

El contrato con la fundación que dependía de Dávalos

En enero de 2015, la empresa constructora también amarró un jugoso contrato con el Estado, pero esta vez bajo la modalidad “suma alzada”. ¿El cliente? La Fundación Artesanías de Chile, que depende de la Dirección Sociocultural de La Moneda, en esos momentos dirigida por Sebastián Dávalos. El trabajo consistía en hacer reparaciones a su sede central (Casa Velasco) por un monto de $120 millones.

 

Contratos trato directo entre Presidencia y Constructora e Inmobiliaria 2000 Ltda. (1)