Asegura haber gestionado un meganegocio que le permitiría ganar $3 mil millones a la empresa Caval Ltda de la señora de Sebastián Dávalos Bachelet, pero que no le pagaron los $200 millones prometidos.
Publicado el 06.02.2015
Comparte:

Sergio Francisco Bustos Baquedano, de 68 años, demandó por alrededor de $200 millones a la empresa Exportadora y de Gestión Caval Limitada, propiedad de Natalia Carolina Compagnon Soto, -cónyuge de Sebastián Dávalos Bachelet, hijo de la Presidenta-, y de Mauricio Guillermo Valero Illanes, por el no pago de su sueldo durante 14 meses, las previsiones de salud, AFP y cesantía, indemnización y feriado legal, ni de un supuesto bono por 5.000 UF, según reveló hoy un reportaje de la revisa Qué Pasa.

Bustos vive en Chillán, estudió en el Liceo Alemán de Santiago, fue camionero y transportista entre las décadas del 60 y 80’, luego fue gerente de administración y finanzas de empresas de exportación de alimentos, y gerente de operaciones de las constructoras Piedra Luna Ltda y de  Esscon, entre otras actividades comerciales.

Sebastián Dávalos Bachelet y Natalia Compagnon SotoSegún afirma en la demanda laboral que tramita el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, en mayo de 2013 fue contratado por Caval Ltda para trabajar en un megaproyecto inmobiliario y comercial de 44 hectáreas en la comuna de Machalí, Región de O’Higgins, que consistía en gestionar multimillonarios créditos bancarios para comprar los predios, ubicar y tasar terrenos y realizar estudios de mercado.

Pero tras no recibir los pagos de sueldos ni el bono por la obtención del crédito, que terminó consiguiendo Compagnon con el Banco de Chile un día después del triunfo de la Presidenta Bachelet,  Bustos decidió presentar la demanda asegurando que tiene alrededor de 600 correos electrónicos que probarían su relación laboral con Caval Ltda, vínculo que desmiente la empresa,  que afirma que sólo tenían una relación comercial y de asesoría.

La primera audiencia se realizó el 26 de diciembre con un juez que estaba de subrogante hasta el 31 de enero. El segundo encuentro entra las partes fue el 29 del mismo mes, en que presentó el 20% de los documentos y pruebas, pero tras el término de la suplencia del juez el tribunal les notificó que  partirían de fojas cero en una nueva audiencia el 25 de este mes.

Bustos Baquedano habla en exclusiva con  “El Líbero” sobre su versión de los hechos.

– La empresa argumenta que Ud. no es empleado porque nunca firmaron contrato y que sólo hizo asesorías.

-Cuando me contrataron  en mayo de 2013 me empezaron a meter pega encima. Ud. comprenderá que para conseguirle un crédito de 265 mil UF ($6.500 millones) a una empresa que tenía un capital de $6 millones cuesta mucho. Incluso, me autorizaron que hiciera todo lo humanamente imposible para conseguir el crédito, y yo hice muchas cosas humanamente imposibles, y esas cosas no se las puedo decir porque si no me van a meter preso. Pero yo hice mi pega y no me pagaron. Ahora, ellos me pagaron los hoteles, las comidas, arriendos de autos y me daban plata para rendir. Valero dice que yo no trabajaba con él y resulta que me pedía informes, entre otras cosas.

– ¿Qué hacía Ud. específicamente en la empresa?

-Me contrataron a principios de mayo de 2013 y a fines de julio de 2013 me dijeron que otra persona lo vería. Pero en agosto me dijeron que siguiera viéndolo. Me tocó ver todo. Tenía que entregar documentación, ir a terreno con tasadores de bancos y particulares, ir a Machalí, hacer estudio de mercado de todos los predios en venta, hasta conseguir que la Sra. Natalia fuera al Banco de Chile a pedir la reunión. También la negociación con el síndico para pedir prórroga, las solicitudes de los  créditos con los bancos Santander, Itaú, BCI, Scotiabank y un banco alemán.

-¿Esos bancos les negaron el crédito?

-En Santander tenía avanzado pero no resultó. En Itaú lo negaron porque era un asunto político.

-¿Cuánto tiempo trabajó?

-Desde Frase Caval Ltdamayo 2013 hasta que salió el crédito en enero de 2014, y me vine al sur y seguí trabajando hasta julio de 2014. Empecé a mandarles correos, que no he presentado al tribunal, donde les pregunto  por el sueldo, me dicen que me espere, que esté tranquilo porque el dinero va a salir. Tengo esos correos donde reconocen que me deben plata. En julio de 2014, 7 meses después de que dicen que trabajé, ellos me autorizaron a arrendar un auto porque me necesitaban urgente en Machalí. Rompí relaciones con ellos en septiembre pasado.

-¿Ud. hizo el trabajo que le pidieron?

-Hice mi pega y me gané mi plata y debieron haberme pagado. Yo no tengo por qué estar escondiendo nada a nadie, pero si hago el trabajo que me encargan y me pagan me quedo tranquilo y callado, pero no me pagaron y los demandé. Lo único que hice fue demandarlos. Ellos me amenazaron mucho de que si yo hacía público cualquier cosa me iban a cagar. Yo no hice público nada. Un periodista no sé cómo llegó al tribunal, le pasó el dato y sacó la información del tribunal y me llamó. Yo no puedo hablar nada más que lo que está en el tribunal.

-¿Qué documentos ha presentado ante la justicia?

-Correos electrónicos y documentos para demostrar que había dependencia laboral. Presenté 3-4 hojas de WhatsApp con el jefe mío en Caval, que era Victorino Arrepol Garrido. Teníamos muchos cruces de WhatsApp y los presenté como prueba y ellos le pidieron al juez que oficiara al Ministerio Público para que abriera un caso en mi contra porque estaba exponiendo documentos privados, pero el juez aceptó la prueba. Después de  20 documentos presentados paró porque era muy tarde y dijo que el juicio continuaría el 9 de enero. El 6 de enero aparece una resolución del juzgado laboral, que informaba que el juez que veía el caso terminó su trabajo el 31 de diciembre, todo lo obrado en el juicio quedaba nulo y volvía a fojas cero. Pero resulta que nos dan nueva audiencia para el 25 de enero, pero les dan la posibilidad de contestar la demanda, que estaba  contestada ya en diciembre.

-¿Cuál es la implicancia de eso?

-La implicancia es que ellos saben cuál es el  punto débil y se defenderán de otra forma. Si le pregunta a un abogado, le van a decir que es ridículo que den plazo para contestar la demanda si está contestada. Tengo el 20% de las pruebas presentadas, me falta el 80%. Ahora voy a tener que presentar el 100% de lo que falta. Del 80%  que  no he presentado no puedo conversar pero es más grave de lo que ha salido públicamente. Tengo cosas que son delicadísimas, que no se las puedo comentar.

-¿Qué decían los WhatsApp?

-Son de la relación laboral misma, cómo se consiguieron los créditos. Como no están publicados y admitidos como prueba porque partimos de cero no los puedo comentar. Teníamos  que haber presentado las pruebas el 26, 29 de diciembre y 9 de enero y después el juicio final. Pero ahora invalidaron todo y partiremos de cero el 25 de este mes.

-¿Después de enero cuando se firmó el crédito con el Banco de Chile, qué trabajo hizo para Caval?

-Antes de recibir el  crédito con el Chile les dije que la venta la hiciéramos con un abogado que había trabajado con nosotros. Pero en la reunión de la Sra. Natalia con el banco,  le dijeron que la operación sería compartimentada, es decir, que se acababan los gerentes del banco y los abogados, y que el crédito lo verían solo ellos. Nos dejaron a un lado y el crédito salió. Si se fija en la venta, aparece el Banco de Chile hipotecando el crédito pero no aparece en la venta. No sé cómo fue la otorgación del crédito. Hoy escuché al presidente de la DC diciendo que era normal que una empresa particular hiciera un negocio con un banco de ese tipo si era confiable la persona y había respondido. Y el periodista le decía, oiga para cualquier crédito le piden de todo.

-En la dFrase Caval Ltda 2emanda, Caval argumentó que ellos y no Ud. consiguieron el crédito en el Banco de Chile.

-Tengo pruebas que afirman lo contrario, y creo que van a salir antes a la luz pública.

-Se informó que Natalia Compagnon se reunió con altos ejecutivos del Banco de Chile para aprobar el crédito. ¿Es cierto?

-Claro, pero no fue solamente Natalia, fue más gente. Hay más gente que intervino.

-¿Vinculada a Natalia?

-Exacto. Hay mucha gente muy VIP.

-¿Cómo quién, su marido?

-Hoy no lo puedo decir.

-¿Lo tiene como prueba?

-Sí, tengo muchas pruebas.

-¿Ud. se relacionó con Natalia?

-No. Mi vínculo directo era Arrepol Garrido y Mauricio Valero, uno de los dos socios y gerente.

-¿El negocio de Machalí era bueno?

-Excelente. Dejaba de ganancia más o menos lo que dejó la Teletón.

-¿Cómo 20 mil millones?

-Sí.

-¿Cuándo comenzó el proyecto?

-Cuando la Sra. Bachelet estaba en campaña se comenzó a hacer el proyecto. Y el crédito se dio el día después que ganó.

-¿Ud. estuvo en esa reunión en el Banco de Chile en que se aprobó el crédito?

-No, pero tengo toda la información.

-¿Ud. era de confianza en la empresa?

-Yo era persona de confianza. Todavía tengo el RUT de la empresa en mi bolsillo. No tengo a quién entregarlo. Le dije al juez y al abogado a quién le entrego el RUT. Hasta el 25 de septiembre de 2014 tenía la clave para ingresar al Servicio de Impuestos Internos,  y según ellos trabajé hasta enero de 2014. Tengo pantallazos en que me metía al SII. ¿Ud. cree que alguien que tiene la clave del SII, que usa los vehículos de la gerencia, que usa los Lexus tan nombrados del Sr. Dávalos, que  usa toda la información que hay, que lo mandan a hablar a cualquier parte y en representación de ellos, Ud. cree que no era una persona que trabajaba mancomunado con ellos?

-¿Cualquier empresa con un capital de $6 millones puede conseguir un crédito por $6.500 millones, mil veces más?

-Eso es imposible. ¿Qué dirá la Superintendencia de Bancos de esto? Es imposible que  una empresa, que tienen menos de dos años de vida, $6 millones de capital, que no tiene bienes para responder, no tiene flujo de caja para pagar los intereses y menos el crédito. La gracia era conseguirlo y cómo  lo conseguimos. Al final había que ponerle peso.

-¿Caval ganó $3 mil millones con la venta?

-Ellos tienen una promesa de compraventa pero aún no se finiquita.

-¿Entonces no le han pagado el crédito al banco?

-No, no le han pagado. Consiguieron  una prórroga porque irremediablemente tenían que pagar el 15 de enero, y no lo pagaron. Se firmó la promesa de compraventa el 21 de enero, y quizás con una carta de resguardo para que el Banco de Chile se haga cargo de la deuda. Hay irregularidades bancarias.

-¿Por qué?

-Porque resulta que no pueden darle un crédito. No es delito, es una infracción grave. No pueden darle un crédito tan alto a una empresa de esas características, se pagaba en una cuota a los 180 días, prorrogables una sola vez, y eso se cumplió el 15 de enero y ese día no se pagó el crédito.  Hay cosas raras. Yo contraté a los abogados para hacer todos los trabajos, que tampoco les pagaron y que evalúan acciones civiles en contra de Caval.

-¿Entonces Ud. no es la única persona a la que no se pagó el trabajo?

-No, no soy el único. Ellos le tienen miedo al poder. Yo le tuve miedo al poder pero ya no le tengo miedo. Resulta que yo soy viejo, tengo 68 años y luego me voy a morir y quiero recuperar lo que me deben para dejárselo a mis hijos.

-¿A Ud. le prometieron un bono 5 mil UF si salía el crédito?

-Así es. Tengo 20 testigos, pero  ahora la empresa no lo reconoce. Ellos dicen que me pagaron con una boleta de $2 millones en octubre, pero luego dicen que trabajé hasta enero, y como voy a cobrar $2 millones por todas las gestiones que hice durante tantos meses.

-¿De dónde saca Caval el capital?

-No tiene capital.  Funcionaba con préstamos. Cuando uno es hijo de la candidata o la Presidenta de cualquier parte llega plata.

-¿Nunca le tocó relacionarse con Natalia y Dávalos Bachelet?

-Jamás, no los conocí. Me relacionada con el contador, el gerente. Con Valero tengo varios correos. No nos juntábamos en la oficina, solo en el hotel donde dormía en Lyon, en cafés, con los abogados que contratábamos. Me metí a trfrase Caval Ltda 1abajar y cuando vi que era raro no me podía salir porque no me pagaban.

-¿Ud. venía a Santiago a trabajar todas las semanas?

-Pasaba toda la semana y viajaba los fines de semana. Me tenían vehículo. Valero me pasó un vehículo particular y después me arrendó vehículos y el pagaba las facturas.

-¿Por qué cree que no le han pagado?

-Me di cuenta de que Valero no le ha pagado nadie de los que conozco, salvo Arrepol Garrido que boleteaba por $10 millones. Creo que no le han pagado a nadie. No le gusta pagar. Sé de tres abogados que tampoco le han pagado.

-¿Qué pasó con el cambio de uso de suelo en Machalí?

-Le echaron abajo el negocio porque rechazaron el cambio de uso de suelo. Pero ahora entre el seremi y el intendente levantaron el asunto de nuevo.

-¿Qué le responde a quienes dicen que Ud. se quiere aprovechar y que es un oportunista?

-Lo encuentro  una estupidez porque debieron haberme pagado hace muchos meses y no tomé ninguna acción, no le conté a nadie ni lo publiqué. Hice lo que hace cualquier chileno que no le pagan su sueldo o su premio, los demandé. Un periodista descubrió el asunto en el tribunal y lo hizo público. Si yo los quisiera presionar me hubiera puesto en contacto con Dávalos y le habría  dicho arrégleme este asunto porque si no va a pasar lo que está pasando hoy. Después de la guerra somos todos generales.

-¿Lo han llamado de Caval?

-No,  nunca más. Al contrario, me amenazaron de que tuviera cuidado con lo que decía. Ellos tienen un abogado criminalista para meterme miedo, y a mí no me van a meter miedo porque tengo todas las pruebas que respaldan lo que pido que me paguen. El negocio era bueno e iba a ser mucho mejor, pero todavía es bueno, se ganan $3 mil millones. Páguenme a mí, a los abogados, a todos los que le deben.

-¿Cuánto plata deben?

-A mí $200 millones, a un abogado $50 millones, a otro abogado $150 millones y a otro abogado que no quiso cobrar también le deben. No es tanto lo que deben para el negocio que hicieron, y todo estaría en calma, pero se les arrancó el asunto. Tengo que presentarlo todo en la justicia.

-¿Qué cosa más?

-Si se mete al Poder Judicial, a ver la medida precautoria, hay documentos adjuntos del FUT de $450 millones de Caval.

-¿De dónde sacaron la plata para ese FUT?

-No sé cómo una empresa de $6 millones tiene FUT de $450 millones.

-¿Cuánto facturaba Caval al año?

-$1.300 millones en 2012-2013 y quedó ese remanente del FUT, pero que debería ser, según  la ley, para la compra de maquinarias e inversiones. La plata tiene que estar en facturas que Ud. invirtió o debe estar en la cuenta bancaria o un depósito a plazo.

Foto: Francisco Longa | Agencia UNO