El demandante presentó 50 correos, 15 páginas de WhatsApp y facturas de arriendo de hoteles y autos a nombre de la empresa de la nuera de la Presidenta.
Publicado el 12.04.2015
Comparte:

Una abultada carpeta de antecedentes presentó el demandante de Caval, Sergio Bustos, ante el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago para probar su vínculo laboral durante un año y medio con la empresa propiedad de la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon.

Los documentos fueron entregados por los abogados de Bustos, Rodrigo Lillo y Nicolás O’Kuingthon, en el juicio del lunes pasado ante el juez Felipe Salas, en que compareció el otro socio de la sociedad, Mauricio Valero.

El demandante reclama haber trabajado entre mayo de 2013 y octubre de 2014, y una deuda de $200 millones por el no pago de sueldos, cotizaciones previsionales, de salud y cesantía, indemnización y de un bono de 5 mil UF, que le prometieron en caso de obtener el crédito bancario que  permitiera comprar las 44 hectáreas de Machalí al síndico de quiebras, Herman Chadwick.

Impacto político y judicial de la demanda laboral

Además, la publicación de su demanda laboral por la revista Qué Pasa el viernes 6 de febrero de 2015 ha generado un fuerte terremoto político, que llevó, incluso, a la Presidenta a desmentir rumores de que dimitiría, y a tener más del 61% de rechazo en la encuesta Adimark, algo inédito en sus dos mandatos. En el mismo plano político, se aprobó con votos de la Nueva Mayoría y la oposición una comisión investigadora de la Cámara de Diputados.

El impacto de la revelación de los negocios de Caval, que compró terrenos en Machalí en $6.500 millones y los revendió en $9.500 millones, llegó a la justicia con tres querellas por eventuales tráficos de influencia, enriquecimiento ilícito, información privilegiada y estafa, que investiga el fiscal regional Luis Toledo, y quien ha interrogado a media docena de involucrados, entre ellos Natalia Compagnon durante más de nueve horas este miércoles.

Las pruebas de Bustos: 50 correos, facturas, 15 páginas de WhatsApp y testigos

El dossier que presentó Bustos incluye 50 correos electrónicos, 15 de los cuales fueron dirigidos a Valero para informarle sobre las gestiones en la solicitud del crédito ante los bancos  Santander e Itaú –que los negaron por antecedentes insuficientes de la empresa y no atender a personas expuestas políticamente, respectivamente-, y el Chile, que finalmente lo otorgó tras una reunión de su vicepresidente Andrónico Luksic con Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon.

También le informó a Valero sobre las tasaciones comerciales de los terrenos que presentó a los bancos y los certificados de inscripciones de los tres lotes comprados en el Conservador de Bienes Raíces de Rancagua.

La correspondencia con Victorio Arrepol, asesor comercial de Caval y quien lo incorporó a la empresa, tiene más de 20 correos, en los que aborda diferentes temas relacionados con su gestión comercial, la reunión Luksic-Dávalos-Compagnon, y los pagos pendientes de su sueldo, un tema reiterativo en muchos emails.

En el juicio, Arrepol compareció como testigo y confirmó que le prometió a Bustos el pago de $4 millones al mes, y junto a Valero también avalaron el pago de los hoteles, arriendo de autos y viáticos.

De hecho, el demandante acompañó cinco facturas de pagos en los hoteles Los Presidentes y Lyon, en Providencia, por casi $2,7 millones, entre julio de 2013 y enero de 2014, donde alojó al venir a Santiago para realizar los trámites para la empresa, dado que vivía en Chillán.

También incluyó facturas por el arriendo de vehículos durante julio de 2014, un contrato de cierre de negocio entre Caval y el síndico de quiebras por la venta de las 44 hectáreas en Machalí, el presupuesto de venta del “proyecto Machalí 2013”, y una carta de despido indirecto del 27 de octubre de 2014.

Otros de los correos entregados fueron con el abogado de la empresa de la nuera de la Presidenta, Javier Andrés Levine Contreras, quien mencionó las gestiones de “la señora” para obtener la reunión con Luksic.

Como parte de los medios de prueba, Bustos acompañó 15 páginas con los intercambios de WhatSapp con Victorino Arrepol, entre el 23 de noviembre de 2013 y el 12 de septiembre de 2014.

Los mensajes abordan diferentes tópicos del negocio, como la promesa de compraventa  de los predios a una empresa mexicana por $27 mil millones, la reunión clave en el Banco de Chile y los sueldos impagos, entre otros.

La sentencia del juez se conocerá el próximo lunes 23 de abril a las 13.30 horas.

FOTO: FRANCISCO CASTILLO D../AGENCIA UNOHotel Lyon Septiembre 3887-2Hotel Lyon SeptiembreHotel Lyon Septiembre 3887-1

Hotel Los Presidentes Agosto-1

Hotel Lyon oct y enero Fact 3971-1