El experto electoral, y ex dirigente del PPD, analiza la reaparición de la ex Mandataria en la política nacional. Cree que su figura "es más propiedad del progresismo internacional, que de la coyuntura chilena".
Publicado el 30.04.2018
Comparte:

El domingo, la ex Presidenta Michelle Bachelet tuvo su primer reencuentro público con algunas de las figuras que integraron su administración y dirigentes de la Nueva Mayoría, en el homenaje organizado por la Alianza Progresista que reúne a fuerzas socialistas internacionales.

Si bien algunos hablaron del regreso del bacheletismo, otros lo ven con más cautela. Es el caso del experto electoral y diputado Pepe Auth quien, en conversación con “El Líbero”, realiza un análisis del rol que podría jugar la ex Mandataria en el escenario político.

-¿Cómo evalúa el homenaje realizado a la ex Mandataria? ¿Y que haya sido organizado por una entidad internacional y no por los partidos de la Nueva Mayoría?

-Ella tiene un reconocimiento internacional muy elevado, un prestigio indubitable en el ámbito del progresismo internacional. Y por supuesto es bien esperable que se le destaque. Por lo tanto, no es raro que una asociación de partidos progresistas del mundo la premie. Creo que ella, terminado su segundo gobierno, se convierte en una figura que es mucho más propiedad del progresismo internacional, que de la coyuntura chilena.

-En la instancia tuvo su primer encuentro público con quienes fueron parte de su segundo gobierno. ¿Qué implica su aparición en el escenario político nacional?

-Nada en particular. Ella ha declarado, y es evidente, que no tiene un rol político que jugar en el futuro que viene, pero naturalmente es una figura que no va a salir de la escena.  Es un referente ineludible para cualquiera que quiera hacer política progresista en Chile y en América Latina. Pero no veo a Bachelet jugando un rol particular en la articulación de una nueva coalición o en la construcción de una nueva alternativa de gobierno. Ella ya gobernó dos veces, ya dio todo lo que podía dar.

Hoy día la figura de Michelle Bachelet ya no planea una eventual candidatura presidencial

-El que haya aparecido nuevamente, ¿dificulta la posibilidad que surjan nuevos liderazgos en la ex Nueva Mayoría?

-No, porque la figura de Michelle Bachelet ya no es presidenciable. Como sí fue desde el minuto en que dejó el gobierno en marzo de 2010. Lo mismo que pasó con Piñera en marzo de 2014. Hoy día la figura de Michelle Bachelet ya no planea una eventual candidatura presidencial y, por lo tanto, el panorama está abierto y obligatoriamente surgirán nuevos liderazgos.

No veo a Michelle Bachelet con disposición a ejercer un rol directo y protagónico en la política chilena que viene”.

-¿Pero no cree que la figura de la ex Jefa de Estado liderare la oposición?

-No creo que esa sea su vocación, más allá del lugar común, de ser un liderazgo que pida unidad y que muestre que en unidad se es más fácil avanzar que divididos. Pero no veo a Michelle Bachelet con disposición a ejercer un rol directo y protagónico en la política chilena que viene.

-Incluso el domingo, Bachelet sostuvo que “cada vez que hemos logrado conquistas ha sido porque lo hemos hecho en unidad”, en alusión a su coalición de gobierno.

-Esa es una constatación simplemente, es bien evidente que mientras más amplia y unida sea la coalición que propone cambios, mayores posibilidades tiene de implementarlos. No le daría ninguna interpretación de regreso a la escena política ni de reinstalación de un liderazgo para los años que viene, simplemente ella está ahí, fue Presidenta dos veces. Buena parte de la identidad de los partidos progresistas tiene como referencia lo que hizo en su gobierno, para bien y para mal. No creo que se plantee el futuro en términos de defensa del gobierno de Bachelet y ataque al gobierno de Bachelet. Hay que dar vuelta la página y enfrentar al Gobierno que tenemos delante. Y establecer cuáles son los desafíos de futuro. Algunos tienen que ver con la continuación de tareas iniciadas en el gobierno de Michelle Bachelet y otros no.

-Además, tras el homenaje, la ex Presidenta le anunció a sus cercanos que pronto inaugurará su fundación, ¿podría ser un buen canal para proteger su legado?

-Los presidentes tienen recursos públicos, primero para mantenerse y luego para desarrollar actividades. Ella tuvo una fundación en el periodo pasado y ahora me imagino querrá orientar esa fundación al debate de ideas. Yo no participo de la relevancia que se le da las peleas o a las disputas de pasado. Cualquier fundación debe estar orientado a los desafíos del futuro, no solo a la defensa del pasado.