Luis Mesina, de 60 años, lleva cuatro décadas alegando contra el sistema capitalista y la propiedad privada, pero hoy también cuestiona al PC, a la CUT y las reformas del gobierno. “Es necesario reivindicar la lucha por el socialismo, única forma de entregar a las mayorías explotadas de nuestro país una alternativa real de solución a sus problemas”, afirma.
Publicado el 26.07.2016
Comparte:

Alrededor de 100 mil personas en Santiago y otro amplio número en 40 ciudades salieron a marchar este domingo a las calles bajo el eslogan “No + AFP”, que organizó el movimiento del mismo nombre que aboga por un “sistema de pensiones de reparto solidario, tripartito y administrado por el estado”.

El líder de dicha agrupación ciudadana es Luis Mesina Marín, profesor de 60 años y dirigente sindical, quien lleva cuatro décadas predicando un frontal discurso en contra del sistema capitalista, la propiedad privada, los bancos, las isapres y las AFP, y que no esconde su predilección por instaurar un sistema socialista en Chile.

Mesina es casi un vitalicio secretario general de la Confederación de Sindicatos Bancarios y afines, que agrupa a más de 8 mil asociados de un universo de 40 mil trabajadores del área. Además, es secretario de la Federación de Trabajadores del Grupo Santander y presidente del Sindicato Nacional Grupo Santander. Comenzó a trabajar en la banca a los 18 años y desde principios de la década de los 80’ se transformó en líder sindical.

El dirigente critica a los empresarios pero también al Partido Comunista, a la CUT y las reformas más emblemáticas del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, como la tributaria, educacional y laboral. Es un confeso simpatizante del trotskismo y de filósofos como Carlos Marx, Heinz Dieterich y Paulo Freire.

“Mientras más viejo, más libre y mientras más libre, más radical”, se autodefine en Twitter, red social que utiliza intensamente al igual que su blog personal y Youtube, donde sube sus presentaciones en el Congreso, entrevistas y seminarios.

A continuación, “El Líbero” reproduce 15 de sus frases más polémicas sobre diversos ámbitos políticos.

  1. “En la reforma tributaria, los intereses de los grandes inversionistas estarán a resguardo, poco o nada se ha tocado a los grandes millonarios del país. Las grandes empresas continuarán pagando menos impuestos que el lustrabotas minusválido que trabaja bajo el frío en el Paseo Huérfanos y así seguirá todo”.
  2. La burguesía chilena es una de las más inteligentes del continente. Aprendió mucho de la experiencia del gobierno de la Unidad Popular. Aprendió porque estuvo a punto de perderlo todo. Entonces, mediante sus mejores cuadros, organizó el Estado de modo tal que cada vez sea más difícil poner en riesgo sus intereses. Además, cuenta con un régimen político que es absolutamente funcional a sus intereses”.
  3. “Para ser ciudadano –o sea para ser reconocido por tus pares- hay que ser sujeto de crédito. Se es ciudadano en la medida en que posees una tarjeta de crédito para pasearte “libremente” en un mall”.
  4. “Quienes han hecho las leyes en estos últimos 40 años, no han sido los gobernantes de turno, han sido los grandes empresarios: los Matte, los Luksic, Paulmann, Angelini, Yarur, etc. Son ellos quienes construyen la agenda y que los gobiernos aplican cautelando uno de sus principios esenciales en todas las áreas de la sociedad, el lucro y la iniciativa privada como fundamento de toda su filosofía”.
  5. “Nada tenemos en común con los empresarios, al contrario, su filosofía es atentatoria a nuestra propia existencia, nos condenan a la barbarie. Nos impiden ser felices”.
  6. “Si comenzamos a socializar nuestras demandas, si instalamos una práctica discursiva que incorpore descarnadamente la realidad, sin tapujos, si instalamos en nuestros análisis claramente la lucha de clases estaremos avanzando hacia formas superiores de comprensión, de organización y de disputa que nos potenciarán para remover los cimientos de este sistema capitalista injusto e inmoral”.
  7. Debemos poner fin  a este sistema urgentemente y sustituirlo por un sistema de seguridad social. Por un sistema de reparto como el que había anteriormente, mediante el cual las cotizaciones de los trabajadores activos se utilizan para pagar las pensiones de los que finalizan su vida laboral”.
  8. “Estamos conminados en todo el planeta a dotarnos de una dirección política. El rasgo predominante de la situación mundial y nacional es que falta quien tome en sus manos la conducción del movimiento de masas y lo conduzca hacia una nueva época. Hacia el comienzo de una nueva fase de la historia de la humanidad, pues hoy el capitalismo tiene amenazadas las bases mismas de la civilización humana”.
  9. “Una nueva sociedad, con mayor justicia e igualdad para quienes hacen posible la riqueza, sólo puede concebirse fuera de los límites del actual sistema capitalista. Ella nos plantea, ya no sólo superar los estrechos parámetros que el sistema impone, es necesario reivindicar la lucha por el socialismo, única forma de entregar a las mayorías explotadas de nuestro país una alternativa real de solución a sus problemas”.
  10. “Las propuestas electoralistas en el marco del actual sistema nada resolverán, son la perpetuación del modelo de explotación y saqueo, y la lucha contra esas falsas ilusiones se convierten en una tarea para quienes de verdad aspiran a transformar la sociedad”.
  11. “La inmoralidad del sistema financiero mundial que arroja a millones de seres humanos a la miseria, es condición suficiente para levantarnos y redoblar nuestros compromisos de lucha por los trabajadores y por un sistema social fundado en la igualdad: el socialismo”.
  12. La gran mayoría de los empresarios chilenos son corruptos y han operado como un cartel, coludiéndose y financiado de manera ilegítima a los partidos políticos y a los políticos. Han corrompido la sociedad”.
  13. Por mucho que hoy intenten cambiar su discurso los dirigentes máximos de la CUT –entre los cuales está mayoritariamente el Partido Comunista y el PS–, la historia les va a pasar la cuenta, no podrán deslindar responsabilidad histórica frente a esta gran traición que han cometido a toda la clase trabajadora chilena”.
  14.  “Este sistema es único en el mundo. No hay negocio más rentable. Quizás superado solo por el narcotráfico, el tráfico de armas y la trata de personas”.
  15.  “La política de la CUT es obsecuente, mediocre y está descompuesta. Insiste en dialogar con empresarios y gobiernos que quieren acabar con todos los derechos de los trabajadores. El único camino es la movilización que permita sumar más voluntades y educar. Rebelarse frente a este sistema: desobedecer”.