Ambos cumplen en forma exitosa las reglas básicas para este formato de programa: la táctica (por ejemplo, en qué minuto ir a comerciales) y la flexibilidad (para cambiar rostros, mover espacios y un largo etcétera).
Publicado el 09.02.2017
Comparte:

Verano, sol y arena. Bueno, eso en rigor, pues hay varios que siguen trabajando. Por estos días no he dejado de hacerme “grandes preguntas” sobre la TV y los medios. Por ejemplo: ¿Por qué vemos matinales? Este simple cuestionamiento me hizo dar una vuelta por cada una de las apuestas de los canales y revisar en “que andan”.

Pero esta semana haré hincapié en sólo dos de ellos, “Mucho Gusto” y “Bienvenidos”, ya que ambos cumplen en forma exitosa las reglas básicas para este formato de programa: la táctica (por ejemplo, en qué minuto ir a comerciales) y la flexibilidad (para cambiar rostros, mover espacios y un largo etcétera).

Dos años en que el liderazgo del horario lo tiene el matinal de MEGA, sin embargo, en estas últimas semanas Canal 13 ha arremetido e incluso ha logrado superarles en ciertos espacios (no con una amplia ventaja, pero algo es algo). Para ser fiel a los datos, tomemos en cuenta que “Mucho Gusto” tiene en promedio 6 puntos de rating (en su horario entre las 08:00 am y las 13:00 horas), mientras que el programa liderado por Martín Cárcamo y la bella (talentosa, apolínea) Tonka Tomicic promedia 4,9 puntos (horario entre 8:00 y 13:30 horas).

Luis Jara y Katherine Salosnyson una dupla ganadora. “Luchito”, querido y odiado, es un animador ágil, sensible con los temas y entretenido, sin miedo al ridículo. Mientras que la Kathy es simpática y algo más profunda. Un equilibrio a la dupla televisiva, y creo (humildemente) que el formato matinal-Mega les cae a ambos como anillo al dedo. Sí, porque en mi análisis de por qué la gente prende la TV en este horario pude concluir que lo principal es compañía y entretención, si de paso se “aprende algo”, mejor aún. La balanza en lo que más importa al televidente es subjetiva y personal, hay momentos en que quieres reírte o sólo sentir “bulla en la casa” mientras la ordenas.

El equipo de “Mucho Gusto” sustenta el programa en un pilar fundamental, la entretención. Todo lo que busca el programa es divertir a la gente, lo que no quiere decir que no haga otra cosa. Un panel “variado” conformado en forma “casi permanente” por Ivette Vergara, Fernando Solabarrieta y hasta diciembre Karol Dance (quien no siguió para concentrarse en su participación en Doble Tentación) es acompañado a diario por bailarines (Rodrigo Díaz, Yamna Lobos, etc.), chicos reality (uno permanente es el argentino Joaquín Méndez), mentalistas, tarotistas, etc. En mis horas haciendo “zapping” los vi bailar, contar chistes, llorar con una historia de un afectado por los incendios, sorprenderse con lectura del café y reír. Sí, mucha carcajada. Y la risa es contagiosa, así que ahí figuraba sonriendo de la nada frente al televisor.

“Bienvenido”, pienso yo, es para un telespectador que busca entretención, pero algo más de profundidad (insisto, “algo”). Tiene secciones más informativas, cuentan con una simpática Montserrat Álvarez para revisar la prensa, panelistas varios (destaco a la Pancha Merino, a la simpática Kika Silva y a la Maca Venegas) y cómo no citar al ícono pop, Pedro Engel, pues es quien eleva el rating a diario.

Pedrito merece mención aparte, ya que es casi devoción lo que sienten sus fans. Conozco a varias y varios que ponen el matinal sólo para escucharlo, le comentan en redes sociales y lo ponen de ejemplo en el asado, la comida o el picoteo del fin de semana.

Pero no sólo de astros vive el matinal de Canal 13. Llamó mi atención el denominado Dr. Soto (Ricardo Soto, Médico de la Universidad de Chile), panelista del programa, quien -en su rol de médico- promueve una visión de la medicina consciente basada en el autocuidado, poniendo énfasis en la alimentación. En esa línea habla sobre variados temas como “las milagrosas bondades de la cúrcuma”, los “mitos y verdades sobre la leche” o la relación entre las “decisiones y las enfermedades vinculadas a la vesícula, riñón o vejiga”. Le da un plus al programa, una tónica más seria, no tan mística, y responde a dudas del ciudadano común y corriente, ese que no sólo quiere carcajear por la mañana.

En ambos programas nada es al azar. La fórmula es entender a la audiencia. Tratar de llegar a lo masivo, pero siempre con un foco en al menos “uno de los públicos” y lo que les motiva a tener el televisor prendido por más de cinco horas. La televisión es eso. Hasta la entretención debe ser estratégica. Bien por Mega y Canal 13 (que por fin está entendiendo). Así dan ganas de ver TV acostado toda la mañana en vacaciones. Ahora a seguir durmiendo, que estamos de vacaciones.

 

Vasco Moulian, académico UDD