Publicado el 06 de enero, 2019

Voluspa Jarpa, la artista que representará a Chile en la Bienal de Venecia: «Que la sociedad entienda que el fenómeno del arte lo hace una sociedad completa»

Autor:

Magdalena Olea

La pintora y artista visual cuenta su trayectoria, explica la obra que presentará en una de las instituciones culturales más importantes del mundo, y analiza la escena artística nacional. «Por primera vez veo a personas que no son del mundo del arte interesadas por el arte», dice, y admite que ha visto un desarrollo en el país.

Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de PRO-nombres personales: entrevistas a inspiradores en tu correo
Suscribirse

La pintora, artista visual y profesora de la Universidad Católica Voluspa Jarpa, representará a Chile en la Bienal de Venecia, una de las citas culturales más importantes del mundo, que se va a llevar a cabo entre mayo y noviembre de este año. Ella fue seleccionada por su proyecto “Altered Views”, que critica y cuestiona la mirada y noción occidental de clase, de género y de raza. 

Durante su infancia, Jarpa vivió en Brasil y Paraguay. Regresó a Chile cuando tenía 16 años, lo que marcó su vida y su obra. «Me da otros puntos de vista, me da una característica. Yo entiendo intelectualmente los códigos chilenos, pero no me pertenecen. Son códigos sociales que yo quise aprender, pero no son míos, no los reconozco como propios. Y el hecho de haber viajado mucho desde muy pequeña me da una facilidad de poder estar en cualquier lugar, y al mismo tiempo, también es una especie de desarraigo, una distancia con esa noción de pertenencia. Lo asocio mucho a la libertad», cuenta durante la conversación.

También, describe su obra como una especie de arte crítico, que utiliza la investigación y que pertenece a la contemporaneidad. Lo explica: «Hace un tiempo me di cuenta que era más ciudadana que artista, que más que las cosas del arte me interesaban las cosas de la ciudadanía, de una noción crítica, de la historia, de entender tu mundo contemporáneo, de las crisis que uno vive, tratando de entender de qué se trata el lugar y el momento que te tocó vivir. En un momento definí que mi trabajo, más que importarle el arte por el arte, y desde y para el arte, me interesa mucho más el mundo«.

Altered Views

La obra que presentará en la Bienal de Venecia expone seis casos de la historia europea donde las categorías de clase, de género y de raza podrían estar en disputa. La idea surgió tras estudiar los archivos de inteligencia de Estados Unidos sobre América Latina, que fue una muestra de documentos históricos, pinturas, instalaciones, videos, etc. Un trabajo que le tomó más de 15 años de investigación y que se estrenó finalmente en julio del 2016 en el Malba.

Un caso que expondrá en Venecia cuenta, por ejemplo, la historia de los zoológicos humanos, que exponía a personas de diferentes razas, entre 1848 y 1958, en las distintas capitales europeas. «Las categorías de género y de raza como categorías culturales que nosotros hemos heredado del discurso europeo y que a nosotros nos pone siempre en una segunda categoría», cuenta, y explica que este fenómeno se da hasta la actualidad.

«Es cosa de escuchar hablar a Donald Trump y te das cuenta que la manera de mirar a Latinoamérica en generales un manera bastante despectiva, y que parte de eso está construido en cualquiera de esas categorías, particularmente la raza. La raza es una categoría muy extraña. El color de la piel de alguien no debiera ser, en el siglo XXI, un problema político, social o de discriminación», asegura.

«Hacía mucha falta que la sociedad chilena se interesara por su producción artística»

La artista cuenta que ha visto un cambio respecto del arte en Chile, si bien admite que el país todavía está muy distante del desarrollo contemporáneo artístico de lugares como Sao Paulo, como Buenos Aires, o Ciudad de México, dice que hace aproximadamente 5 años ha visto surgir un nuevo fenómeno desde la sociedad hacia el mundo del arte, con personas que no pertenecen a ese mundo interesadas por el arte.

Lo explica: «Hacía mucha falta que la sociedad chilena se interesara por su producción artística, y creo que eso es algo que está recién empezando a pasar, y va a ser muy significativo e importante a futuro para los artistas jóvenes y para las generaciones futuras (…) Es muy positivo porque genera diálogo, genera encuentro, y que aunque tu o yo pensemos distinto podemos conversar igual e incluso encontrar intereses comunes. Es muy importante que la sociedad entienda que el fenómeno del arte no lo hace un artista, el fenómeno del arte lo hace una sociedad completa».

09 Nov
26 Oct
16 Sep