Publicado el 07 de octubre, 2018

Sol Serrano: “La historia como disciplina es cada vez más humana”

Autor:

Magdalena Olea

La académica, que fue reconocida con el Premio Nacional de Historia, dice que el campo se ha ampliado en las últimas dos décadas, con nuevas generaciones que tienen distintas sensibilidades y que estudian una "pluralidad de temas" que interesan a la sociedad. Además, reconoce que en las humanidades "las mujeres tenemos un aporte específico".
Autor:

Magdalena Olea

La historiadora y académica Sol Serrano es la primera mujer en ganar el Premio Nacional de Historia desde 1974. Tiene un extenso currículo: es licenciada y doctora en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Master of Arts de la Universidad de Yale y profesora del Instituto de Historia de la Católica. Se ha especializado en el tema de la historia de la educación. Además proviene de una familia de destacadas figuras: es hermana de la reconocida escritora Marcela Serrano, de la periodista Margarita Serrano, la abogada Elena Serrano y la sicóloga Paula Serrano.

Entre sus obras destacan “Universidad y Nación”, “Chile en el siglo 19”, “Qué hacer con Dios en la República”, “El liceo”, entre otros.

Es muy emocionante, porque el Premio Nacional, al revés de muchas otras cosas que uno pierde o gana en la vida, tiene este carácter nacional, de ser el Estado de Chile. Tiene una cierta solemnidad que me llega muy profundo en el corazón. No me hace en sí mejor historiadora como quisiera que me hiciera, pero es un agradecimiento a un oficio al que le he dedicado la vida con tanta alegría y gusto. Es bien conmovedor”, reconoce al comienzo de la entrevista, y dice que “presentía que no me lo iba a ganar nunca“.

Sobre el hecho de que los integrantes de su familia estén involucrados en el mundo de las letras responde: “Mi padre era agricultor y era ingeniero, pero era un gran ensayista, un hombre extraordinariamente culto, y que nos obligaba mucho a leer de una forma gozosa, y mi madre fue escritora y fue muy exitosa en su tiempo. Entonces las letras daban vuelta por la casa (…) pero no era una familia ni muy seria ni muy grave, era una familia muy conversadora, y la conversación es siempre una forma de relato, y el relato son las letras“.

Durante el transcurso de la conversación, la historiadora reflexiona sobre el rol de la mujer y la brecha con respecto a los hombres en el mundo académico, y afirma que el hecho de tener hijos significaba que las mujeres se quedaban necesariamente muy atrás. Además, dice que la diferencia de género significó, en un momento de la historia, una diferencia de poder. Lo explica: “Se suponía que las mujeres no estaban en lo público, entonces las mujeres no aparecían en la historia”.

También afirma que en su disciplina había un atraso porque era el único Premio Nacional que nunca había nominado a una mujer, y asegura que en las humanidades las mujeres tienen un aporte específico.

“El campo de la historia se ha ampliado en las últimas dos décadas, en la cual de hacer una historia muy institucional, o muy estrictamente económica y social, hoy estamos estudiando a todos los grupos sociales. Una de las cosas que más la lleva ahora es la historia de las emociones por ejemplo, o de las subjetividades, de la vivencia de la muerte, de la crianza, o de la vejez, etc. De todos los temas que efectivamente están presentes en nuestras vidas. La historia como disciplina es cada vez más humana”, reconoce la historiadora.

Sobre las nuevas generaciones, dice que le impresiona la pluralidad de temas que hoy estudian, y reconoce la imaginación que tienen en la forma de abordar los tema. “Es un torrente de temas tan amplios, como los temas que interesan a la sociedad, y las nuevas generaciones tienen nuevas sensibilidades, entonces lo miro con un enorme optimismo”.

Por último, se refiere a los escritores de novelas históricas, y dice: “Están más cerca de una no ficción narrada, o historia novelada, y me parece que es muy bueno que el género exista. (…) Distingamos los géneros, porque bienvenidos todos, pero una cosa es la historia de los historiadores y otra es esta, y no pretendamos ser unos lo que es el otro”.

 

09 Dic