Publicado el 01 de junio, 2020

Los abogados Axel Kaiser y Javier Infante analizan la constitución vigente en Chile

Autor:

Magdalena Olea

Parte una nueva temporada de «la entrevista con Axel Kaiser» . En este primer capítulo el Director Ejecutivo Internacional de la Fundación para el Progreso conversa con el abogado Javier Infante sobre la constitución: de qué se trata, cuáles son sus contenidos y qué argumentos se esgrimen para modificarla. «La constitución que tenemos hoy nos protege del abuso y la discrecionalidad del poder político del gobierno y del Estado», dice Kaiser. «Cuando se dice que es abusiva, que desprotege al ciudadano, que lo deja a merced de un mercado caprichoso, eso es mentira», complementa Infante. Esto ante el plebiscito de octubre, que definirá si se abre o no un nuevo proceso constituyente en Chile.

Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de Podcasts y LíberoTV en tu correo
Suscribirse

«El argumento de la ilegitimidad de origen es muy recurrente, pero incluso los más críticos de la constitución señalan que ese es un argumento fácil de sobrepasar, porque al final del día lo que importa, más que su origen pecaminoso, vendrían siendo otros problemas estructurales de la misma», explica el profesor de derecho de la PUC Javier Infante, quien en este primer episodio de la nueva temporada de «La entrevista con Axel Kaiser», explica qué es y para qué sirve una constitución, y qué argumentos se esgrimen para modificarla en Chile.

Infante señala que lo que algunos constitucionalistas llaman los «enclaves autoritarios», esos ya no están vigentes en el país, ya que «el sistema binominal ya fue derogado, los senadores designados ya no existen, y lo que va quedando de autoritarimso es bastante discutible (…) Yo no creo que los quórum mayoritarios para la reforma constitucional y de ciertas leyes atenten contra el espíritu democrático, y de hecho, podríamos decidir darnos una constitución plenamente democrática que tambien tuviese ese tipo de salvaguarda».

El Director Ejecutivo Internacional de la Fundación para el Progreso Axel Kaiser complementa: «Por ejemplo la Alemania nazi tenía una constitución, la Unión Soviética también. El hecho de tener constitución no te garantiza que vivas en un infierno del abuso del estado sobre los individuos».

Además, Infante explica que nuestra constitución reconoce derechos, no los otorga «porque al final del día si yo te otorgo el derecho a vivir por ejemplo, eventualmente también te lo puedo quitar».

«La  constitución que tenemos hoy en Chile nos protege del abuso y la discrecionalidad del poder político del gobierno y del Estado» dice Kaiser. Infante le responde: «Exacto, entonces cuando se dice que nuestra constitución es abusiva, que desprotege al ciudadano, que lo deja a merced de fuerzas inescrupulosas, de un mercado caprichoso y que funciona por interese mezquinos, eso es mentira… hay un grupito de profesores que les encanta andar diciendo que la constitución atenta por ejemplo contra el derecho a la salud, que no se garantiza, y perdóname, si vas a una corte de apelaciones vas a ver que la primera media hora se destina a conocer recursos de protección contra las isapres (…) por favor, digamos las cosas como son, esta constitución ha actuado bien, defendiendo los intereses de los ciudadanos».

10 Jul
13 Jul
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete