Publicado el 25 de octubre, 2014

#LÍberoCam: Miles de apoderados salen a la calle y le piden al Gobierno no sepultar la educación

Autor:

Uziel Gomez

Gremios de apoderados y sostenedores sostienen que se inició un nuevo paradigma porque los padres salieron masivamente a las calles a defender la educación de sus hijos.
Autor:

Uziel Gomez

Miles de  personas marcharon hoy por la Alameda para expresar su rechazo al proyecto de  reforma de educación del Gobierno de la Presidenta Bachelet, que fue aprobado por la Cámara de Diputados el martes pasado y que elimina el lucro, el copago y la selección escolar, y que significaría el cierre de la gran mayoría de los colegios subvencionados, según denuncian las agrupaciones de apoderados y sostenedores.

La marcha fue organizada por la Confederación de padres y apoderados de colegios subvencionados (Confepa) pero también tuvo el apoyo de la Federación de Instituciones de Educación Particular (FIDE), de la agrupación de Colegios Particulares de Chile (Conacep), y parlamentarios de la Alianza, como el presidente de la UDI, Ernesto Silva, el secretario general del partido, Javier Macaya, el senador Hernán Larraín y el diputado Felipe Kast (Evopoli), entre otros. Según los organizadores marcharon 120 mil personas y 30 mil según Carabineros.

Los apoderados y padres marcharon con sus hijos en una jornada tranquila que no tuvo desmanes, incidentes ni detenidos, sino que se realizó en un ambiente tranquilo y festivo.  Los manifestantes simbolizaron con una retroexcavadora su rechazo al proyecto de ley, aduciendo a la metáfora que utilizó el presidente del PPD, Jaime Quintana, respecto  de que el gobierno venía a derribar lo que había construido durante 20 años la Concertación para construir un nuevo Chile.

Hernán Herrera, presidente del gremio de los sostenedores, dijo que la masiva convocatoria marca un “quiebre de paradigma” porque salieron a las calles los padres y sus hijos para defender el derecho de elegir la educación que deseen.

“Hace dos años salieron a la calle jóvenes que no conocían la realidad de la educación escolar y ahora salen los padres y apoderados que ven amenazada la continuidad de sus proyectos educativos. Esta es una desobediencia civil en contra del Gobierno de Bachelet y un llamado al Senado a que se abran al debate y a cambiar un proyecto que sepulta los sueños de un millón y medio de niños y niñas”, señala Herrera a “El Líbero”.

El dirigente añade que la Presidenta prometió que el corazón de la reforma sería la calidad de educación pero que el proyecto de ley que aprobó la Cámara de Diputados “es un monstruo sin corazón porque en nada mejora la calidad”.

La presidenta de la confederación de apoderados, Erika Muñoz, de que este es el inicio de  las masivas manifestaciones en contra de la reforma.

“Le pedimos al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, que recapacite, y a los Senadores que se abran a un debate abierto en que nos escuchen para que no sepulten la educación. Nosotros defendemos una causa justa, que es la educación de nuestros hijos”, explicó tras la marcha.

Lo que piden los apoderados

Los padres y apoderados tienen seis objeciones principales con el proyecto de ley que se aprobó el martes en la Cámara de Diputados.

El punto central es que no se condicione la subvención escolar según el tipo de personalidad jurídica del colegio, porque es discriminatorio. También resaltan que eliminar el lucro en los establecimientos a través de corporaciones o fundaciones no es garantía de mejorar la educación, sino que dejaría fuera a 3 mil sostenedores.

Confepa denuncia, además, que la reforma, tal como se aprobó, termina con la libertad de elección de los padres; congela la creación de nuevos colegios y, por ende, las alternativas; y prohíbe los aportes de los padres para mejorar la educación.

VIDEO: EL LÍBERO

FOTO: SEBASTIÁN RODRÍGUEZ/AGENCIA UNO

20 Oct
22 Oct
13 Oct