Publicado el 14 de marzo, 2020

Juan Sutil: «Llamo a la cordura. Es absolutamente incorrecto que la salida sea no respetando las vías institucionales del país»

Autor:

Magdalena Olea

Durante el programa «La Mirada Líbero en Agricultura» el recién electo presidente de la CPC explica los principales desafíos que enfrentará a la cabeza del máximo gremio empresarial, en un año especialmente complejo para el país, marcado por los efectos económicos de crisis y por el coronavirus. «Llamo una vez más a que hagamos un proceso de diálogo, que nos encontremos y que busquemos la manera de avanzar, y en ese sentido, creo que todos deben salir de las trincheras», afirma.

Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de Podcasts y LíberoTV en tu correo
Suscribirse

Este jueves, el empresario agrícola y ex candidato de la Sociedad Nacional de Agricultura Juan Sutil fue electo presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) por 60 votos, contra los 12 obtenidos por el postulante del comercio Ricardo Mewes. 

Sutil, quien había estado al centro de la polémica durante la crisis y en plena campaña para presidir la CPC- tras anunciar que votaría «rechazo» en el plebiscito del 26 de abril y luego de enviar una carta explicando sus razones para quitarle el auspicio a un programa agrícola de CNN-, enfrentará un año especialmente complejo, marcado por los efectos económicos del coronavirus, las demandas sociales, la violencia y el proceso constitucional.

Durante el programa «La Mirada Líbero en Agricultura» y en conversación con la periodista Pilar Molina, Sutil explicó sus lineamientos y los principales desafíos que tendrá que enfrentar a la cabeza del máximo gremio empresarial del país.

 

-¿Cree que el periodismo sigue sesgado? 

Creo que ha habido un cambio importante. Debo reconocer que el problema no está solo en CNN, fue prácticamente la televisión en su conjunto, y tampoco estaba preparada, porque los matinales por ejemplo estaban en manos no de periodistas, si no de animadores. Hoy tu ves que hay cambios importantes…

-Pero siguen los animadores…

Sí, creo que eso tiene que ir mejorando su nivel y el discurso, y tiene que ser más profundo, más a las causa, más a los contenidos y más a las soluciones.

-¿Le hace daño a la política que esté farandulizada en cierta forma?

Creo que sí, sin duda. Porque la política es fundamental como pilar para la que la sociedad funcione bien. Creo que parte del deterioro y parte de lo que la sociedad hoy castiga y les da un 3% de adhesión es precisamente por haber caído en ese juego, que haya mucha farándula, y también hay un efecto por esta suerte de doble discurso, o esta suerte de la respuesta fácil, de la respuesta más populista. Y eso no está solo en un sector, está en varios sectores… Creo que en esto, uno tiene que ser responsable. Pienso que la sociedad en el futuro, especialmente los chilenos que son bastante sensatos, y el votante es responsable, y creo que eso lo va a castigar en las próximas elecciones.

-¿Los empresarios van a votar masivamente por el rechazo?

Va a haber, por supuesto, un interés del sector empresarial porque el país avance sustancialmente en los contenidos, y desde ese punto de vista es una obligación ineludible, todos tenemos que concurrir y participar. Así sea cual sea el resultado o cual sea el mecanismo, nosotros tenemos que participar como ciudadanos, como empresarios, y poner los contenidos adelante. Creo que este proceso, si hubiese sido de contenidos, el país estaría mucho más unido. Esto de partir con un plebiscito de apruebo o rechazo, nuevamente generó una división en el país. En ese sentido, ya estamos embarcados, hay un procesos, ye se proceso hoy lo tenemos que seguir adelante.

-¿Crees que los empresarios debieran participar como empresarios, haciendo oír su voz en los distintos temas?

Creo que cualquier ciudadano, ya sea un periodista o ciudadano común y corriente, o un empresario, da lo mismo, pequeño, mediano, mediano-grande, o grande, por supuesto que tiene que participar. Y me encantaría que participaran y fueran candidatos, como también me encantaría que fueran candidatos muchos periodistas o que fueran candidatos muchos abogados, y especialmente en la discusión de contenidos. Ahora, del punto de vista gremial, obviamente que uno representa a miles de empresarios. La confederación no es la institución de los grandes empresarios, hay que pensar que la SNA representa a pequeños y medianos empresarios a lo largo y ancho de todo el país desde Arica a Punta Arenas. La CNC lo mismo, la CChC lo mismo, la SONAMI lo mismo, tiene muchísimos pequeños empresarios o mineros, y por lo tanto, ahí están todas las sensibilidades representadas y uno tiene que representarlas a todas. Yo hice mi preferencia previa personal, y creo que todas las preferencias son legítimas en un juego democrático.

-¿Pero es indiferente el resultado para la economía del país y el desarrollo que gane el rechazo o el apruebo, y crear una nueva constitución con una hoja en blanco?

Lo que pasa es que la hoja en blanco genera inestabilidad, es un proceso que está determinado que puede durar 2 años, pero hay ejemplos que han durado más que eso, y en todos esos ejemplos lo que ocurre es que la economía tiene que seguir funcionado, la economía requiere de insumos básicos como la inversión, y esa inversión requiere de estabilidad, de reglas claras para generar inversión, generar desarrollo, empleo y una economía robusta que permita soportar también una agenda social robusta. Los países, en la medida en que son más estables, más competitivos, que tienen una relación de mejorar calidad laboral y con empresas más robustas, generan más aportes al Estado. Y también el Estado tiene que ser más robusto, más transparente y se tiene que modernizar, para que esos recursos sean redistribuidos y que lleguen donde deben realmente llegar, que es a las personas más necesitadas.

-Pero los empresarios hoy no están invirtiendo, se supone que la inversión va a caer un 4% este años… ¿Cree que el proceso constituyente está influyendo en detener las inversiones?

La proyección es un poco mayor, es del 8% la caída de la inversión, y eso puede ser mayor porque hoy estamos enfrentados al coronavirus, una situación absolutamente inesperada que puede tener una trascendencia muchísimo mayor a los problemas internos. Independiente de que tenemos que arreglar los problemas internos, tenemos todos que concurrir ahí, pero estamos frente a un problema donde nos podemos topar con el mundo, con deflación, con el mundo con recesión, etc.

-¿Porqué en lo interno no están las condiciones para invertir hoy?

El capital es como los ratones, cuando los ratones que se mueve el piso, desaparecen. Entonces aquí hay que entender que hay capital líquido que es mucho más movible, y hay un capital permanente, y el capital permanente son los trabajadores, las empresas, los empresarios, los fierros, las industrias, los packings. Ellos todos en su conjunto, trabajadores y empresarios, requieren de reglas claras, de estabilidad, para poder seguir avanzando en los crecimientos. Y esos crecimientos si no tienen paz social, si no hay seguridad, si no tenemos estabilidad, es muy probable que se configure un elemento donde ese pequeño o mediano empresario dice que va a esperar a ver qué sucede. Creo que el empresario siempre tiene el impulso natura, somos emprendedores todos, de seguir avanzando, de seguir creciendo. Sin embargo, también existe la legítima mirada de decir «voy a ver qué va a acontecer», «¿para dónde va esto?»…

-¿Y cuáles son los nudos que están hoy conteniendo la inversión, que la van a hacer caer 8%?, ¿son orden público, o escenario internacional…?

Creo que inicialmente por supuesto que fue el efecto post 18 de octubre, que tuvo un altísimo impacto. Segundo, ya veníamos con un problema internacional relevante, que era la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Y ahora se suma el problema de una pandemia que genera un conflicto de tal magnitud que tienes índices de caída del valor bursátil de más allá de un 20%. Entonces cuando dices Chile era rico o el valor bursátil de Chile era 10 y hoy día no es 10 si no 7, ya somos tres puntos más pobres, entonces lo que tenemos que hacer es tomar todas las medidas, hacernos cargo de todos los problemas, y hoy hacernos cargo del problema mayor que se llama coronavirus, que puede afectar. Y eso por supuesto que puede afectar la productividad, y es cosa de ver lo que pasó en Italia. Italia se paralizó, se paralizó el turismo, una de las fuentes importantes de ingresos, la producción y la circulación de las personas. Ojalá en Chile no nos pase eso. Apelo a que estamos en un periodo de verano, en el hemisferio sur, vamos a tener una buena noticia desde el punto de vista del coronavirus que es que se va a prolongar el verano, vamos a tener un otoño seco y caluroso, y es muy mala noticia del puto de vista de la situación de sequía, pero así y todo, esto os da mucho más tiempo para prepararnos, para tomar todas las medidas y precauciones. Hoy en las empresas lo que está ocurriendo, de los que estamos preocupados, y lo que estamos conversando e impulsando es precisamente tomar todas las precauciones y medidas preventivas. Por ejemplo, ya en la empresas se está tomando la temperatura para el ingreso de los trabajadores a muchas de ellas, de esa manera uno tiene un control, y si hay una persona con la temperatura más alta puede volver a su casa e incluso se puede chequear. Dos, hay situaciones sanitarios como alcohol gel, el lavado, la forma de limpiar los elementos de trabajo, la forma de limpiar los lugares de trabajo, las salas de proceso, todas esas medidas se están tomando unas sobre otras…

-¿Y el tele trabajo?

Los trabajos que son más bien operativos, por supuesto que nadie puede desde la casa pegar un ladrillo, pero sí cualquier negocio que está involucrado, atención o servicio al cliente, venta, un trabajo profesional, la verdad es que la concurrencia física hoy es irrelevante. Un abogado puede estar perfectamente en su casa con shorts y zapatillas redactando una escritura o dándole un servicio a un cliente.

-En el actual clima que hay de violencia, marzo va a ser el tercer mes aparentemente más violento desde el 18 de octubre, con personeros de la oposición que están buscando inhabilitar al Presidente, adelantar las elecciones, que están acusando constitucionalmente al Ministro del Interior, con la pandemia del coronavirus, y a un mes del plebiscito… ¿Están las condiciones para seguir adelante con el plebiscito?

Llamo una vez más desde la mirada nuestra como sector productivo a que hagamos un proceso de diálogo, que nos encontremos y que busquemos la manera de avanzar, y en ese sentido, creo que todos deben salir de las trincheras. En este aspecto, sin duda que hay un sector político que tiene que salir de ahí y que tiene que allanarse a ir avanzando…

-Pero la oposición entera no le está dando agua al gobierno, son un pocos de la DC que ocasionalmente permiten avanzar un poco en la agenda social, los demás quieren una agenda social más dura, la consideran insuficiente, quieren una nueva reforma tributaria, ¿entonces con quién quieres hacer un acuerdo social?

Tenemos que insistir en eso, creo que es muy grave para un país que vayamos perdiendo la institucionalidad, más aún si queremos entrar en un proceso de generación de una nueva constitución. Si hoy no somos capaces de respetar la soberanía popular de un Presidente que obtuvo el 55% de los votos, con muchísima más votación que las elecciones de los presidentes anteriores, con un escenario que tiene que hacerse cargo de una tremenda agenda social, hacerse cargo de un tremendo problema que hoy tiene la sociedad en su conjunto en Chile que son las pérdidas de confianza, etc. Además, los problemas que tiene una sociedad que hoy reclama cambios, entonces, si nosotros le seguimos generando más conflictos, probablemente vamos a caer en una escala de inestabilidad. Esa inestabilidad en la medida en que sea creciente lo que va a ocurrir es que va a ir generando menos empleos, menos desarrollo, menos inversión, y a su vez, va a ir debilitando la economía. Y la economía es fundamental. Por lo tanto, llamo a la cordura, es absolutamente incorrecto que se pretenda pensar que la salida sea no respetar las vías institucionales del país.

-¿Le cabe duda que le van a echar la culpa a los empresarios, si la economía crece poco y nos acostumbramos a expectativas del 1% o 0%?

Aquí hay seis mil ochocientos comercios que fueron destruidos. Es cosa de caminar el centro de Antofagasta, el centro de Concepción, Osorno, Santiago, incluso otros centros urbanos como Puente Alto, Maipú, y te das cuenta que hay una destrucción total. Y al señor que le destruyeron es un señor que tiene una peluquería o una boutique, o un restaurante… Es una persona del comercio. Esa persona hoy representa a 120 mil empleos que se han perdido. Esos empresarios están tratando con mucho esfuerzo de volverse a levantar, con apoyo también. ¿Eso es problema del sector productivo? No. Ese es un problema de la crisis social, es un problema de la violencia desatada, que todos tenemos que condenar con convicción y total decisión. Esta cuestión no es a medias tintas, no es que haga una declaración para la galería de que rechazo la violencia. No, señor. Esto tiene que ser de verdad.

-¿Qué es lo que está faltando? Porque la oposición dice que ellos han condenado sin restricción la violencia…

Hay cosas muy puntuales, por ejemplo, estamos entrampados en la ley anti encapuchados, y resulta que eso está entrampado en el Congreso, y la oposición no quiere avanzar en esa ley. Si no se avanza en esa ley es muy difícil controlar ese fenómenos. Y hay que controlarlo con la correcta aplicación de la ley, con la correcta aplicación y defensa de los derechos humanos y la correcta proporcionalidad de fuerza. Hasta ahí estamos de acuerdo, pero si no tiene esa ley es muy difícil poder actuar.

-¿Crees que el gobierno no tiene las herramientas para controlar el orden público hoy?

Hoy día le faltan herramientas. Recién se aprobó la ley anti barricadas y la ley anti saqueos. El gobierno está actuando. Hoy ves una actitud distinta de Carabineros. Pero también hay que entender que hay limitaciones, la dotación de carabineros es muy menor para un efecto de esta naturaleza, el material de carabineros es de la década de los 80.

-¿Y qué opinión le merece la actuación de la Fiscalía, cuando dejaron sueltos a los primera línea que habían sido detenidos?

Ahí hay que pensar que si hubiera una ley que fuera lo suficientemente clara, nítida, y más enérgica en esa materia, probablemente la fiscalía no podría tomar ese camino. Entonces si la fiscalía formaliza y los jueces tiene ahí una mirada grantista con una ley que no es clara, por supuesto que nos vemos enfrentados a este problema.. ¿Como se resuelve esto? con leyes que sean mucho más claras, como ocurre en otros países del mundo, donde atentar contra un policía es una situación grave, cuando tu haces un disturbio es una situación grave, cuando atentas contra un monumento o la propiedad pública o privada, por supuesto que se castiga. Aquí nosotros no debiéramos permitir el desborde. Y volviendo a la pregunta, creo que el sector de centro izquierda y la oposición tiene que allanarse a cómo construir un mejor país, si hay que pensar que ellos también podrían eventualmente gobernar en dos años más, entonces ellos tienen la responsabilidad republicana de actuar con responsabilidad.

-¿Qué opina de toda la gente que está apostando en contra de Chile, comprando dólares e invirtiendo fuera?

Pienso que lo que está ocurriendo con el dólar es más bien un efecto natural del ajuste de la economía. Más que si haya mucha gente o no comprando… Si miras la cantidad de transacciones diarias estamos dentro de la normalidad, no hay una cosa que digas que se desbordó o se vendieron muchísimos más dólares. La economía se ajusta con el precio del cobre, con el precio de las monedas, con el precio de las acciones y se ajusta y se corrige de acuerdo a las expectativas. Y lamentablemente hoy todas las expectativas son malas. Entonces lo que hace cualquier persona en el mundo es que se cambia a dólares o a otras monedas, pero sobre todo lo que hace la economía por si sola es que se ajusta en su productividad a través de tipo de cambio, porque Chile es más competitivo con un tipo de cambio más alto. Y eso también es bueno y malo. Es malo porque el poder adquisitivo de todos los chilenos baja…

03 Ago
31 Jul
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete