Publicado el 18 de diciembre, 2018

Gutenberg Martínez y sus planes tras salir de la DC: “No me estoy jubilando, muy por el contrario”

Autor:

Magdalena Olea

El ex dirigente histórico de la DC se refiere al trabajo que está realizando para armar su nuevo movimiento. También habla del gobierno del Presidente Piñera y destaca que “la política de acuerdos le hizo muy bien a la democracia en Chile”.

Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de ¿Te atreves con Joe Black? en tu correo
Suscribirse

«De usted se dijo muchas veces que era el que manejaba “la máquina” DC. ¿Existió alguna vez ese aparato? ¿A qué se refería la gente cuando decía eso?», le pregunta el columnista dominical de «El Mercurio» a Gutenberg Martínez, al comienzo de la entrevista «¿Te atreves con Joe Black?«.

«Lo que pasa es que yo soy virgo, soy bastante perfeccionista y un poco trabajólico, y por ambas cosas muy organizado, entonces siempre he tratado a la política como que esta tiene que ser eficiente y no puede ser un hobbie. Desde ese punto de vista, esa perfectibilidad puede que diera nota a aseveraciones como aquella», le responde el ex dirigente histórico de la DC.

En la conversación, Martínez reflexiona sobre el trabajo que está realizando para armar su nuevo movimiento y sus planes tras salir este año de la DC, habla del gobierno del Presidente Sebastián Piñera y se refiere al pacto migratorio de la ONU.

Estas son algunas de las preguntas de la entrevista con Joe Black:

-¿Se arrepiente de haber renunciado este año a la Democracia Cristiana?

No, de arrepentirme no. Si reconocer que fue una decisión difícil, porque era la vida de uno en aquello, pero estoy firmemente convencido que la política hay que hacerla de acuerdo a lo que uno piensa, a los valores, los principios que a uno le inspiran, y no en las conveniencias de corto plazo. Era sin duda más fácil quedarse que salir. Pero a mi y a muchos de nosotros lo que nos interpela e interpelaba era que el aporte humanista cristiano no podía desaparecer en la política chilena, y desde ese punto de vista juzgamos que era indispensable salir para crear un movimiento, que es en lo que estamos, que intente representar más genuinamente sin complejo la identidad de esa fuerte inspiración.

-¿Se está jubilando de la política? ¿No estará un poco joven para eso? Recuerde que hoy los 60 son los nuevos 40. Está todo pasando a esa edad.

Yo creo que por lo que hablo no me estoy jubilando, muy por el contrario. Lo que ha pasado a partir de la decisión de salir, es como que uno recomienza una vida política. Por ejemplo, el día viernes llegué a casa entre tres y media y un cuarto para las cuatro de la madrugada, porque fui a constituir el movimiento en Chillán. Y antes pasé a tener reuniones en Rancagua. Estamos activamente dedicados a aquello, pero en la jornada laboral estoy dedicado a ejercer el cargo de rectoría de la Universidad Miguel de Cervantes. Pero mi compromiso político es tan fuerte como cuando comenzamos, porque lo que nos está motivando no son cosas de poder contingente, el si hay o no alianzas, si hay o no candidaturas, sino que es el tema de nuestros principios, nuestros ideales, nuestras convicciones.

-Hablando de la contingencia, ¿usted está con el ex Presidente Frei, que está de acuerdo con no firmar el pacto de migración de la ONU; o con Jorge Pizarro y otros democratacristianos que están a favor de firmar?

Creo que al Presidente Frei probablemente le faltaron antecedentes que lo hubiesen permitido entregar una opinión. La decisión del gobierno fue sorpresiva para todos, y creo que también fue sorpresiva para Eduardo, y le tomaron declaraciones inmediatamente producidas las declaraciones del gobierno al final de cuentas (…) Ahora, desde un punto de vista positivo, un acuerdo sobre políticas generales de inmigración, es algo que Chile debiera suscribir, y si no lo hace este gobierno, lo hará el que venga. Otra cosa es que en paralelo a eso, y con la misma claridad, tiene que haber una política y una práctica a la inmigración, como a mi juicio, lo ha estado comenzando a hacer bien, en buena parte, el actual gobierno. Las dos cosas pueden caminar juntas. 

-Dígame lo que más le ha gustado del gobierno de Piñera y lo que menos

El comienzo en cuanto a la convocatoria, a la búsqueda de acuerdos. Creo que la política de acuerdos le hizo muy bien a la democracia en Chile. Fundamentalmente en lo que fueron los primeros gobiernos de la concertación. Y que asumiera esa práctica el Presidente Piñera me pareció muy positivo, creo que eso también fue bien recibido por la ciudadanía. Lo negativo, si tuviera que ejemplificarlo en un hecho práctico, contingente, los despidos en el área fiscal.

24 Ago
17 Ago