Publicado el 13 de octubre, 2018

De la calle al éxito: el salto musical de Cigar Box Man

Autor:

Magdalena Olea

Felipe Ubeda, el vocalista de la banda que también integra a un ex «Los Bunkers», comenzó tocando en el Metro su «Cigar Box Guitar», un instrumento reciclado, y en 2017 fue reconocido como el mejor músico de ese medio de transporte. Además, el grupo grabó un single con Universal Music Chile y tocó en el «Cosquín Rock» del Movistar Arena, junto a artistas como Chico Trujillo, Anita Tijoux, Molotov y Gondwana. «La calle como primer escenario es una súper buena escuela», cuenta Ubeda.

Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de PRO-nombres personales: entrevistas a inspiradores en tu correo
Suscribirse

Felipe Ubeda es el fundador, la voz y el personaje detrás del grupo conocido como “Cigarbox Man”, una banda que mezcla el blues y el rock psicodélico setentero, y que integra también al guitarrista Paolo Murillo, al bajista Gonzalo López, ex de Los Bunkers, y al baterista Eduardo Quiroz, de Pedropiedra.

Ubeda comenzó tocando en espacios como la calle y el metro, bajo el pseudónimo de «Cigarbox Man». Desde sus inicios, utiliza su propia “Cigar Box Guitar”, una especie de guitarra casera reciclada, que armó utilizando elementos como pino prensado, objetos de la basura y una caja de puros. Para hacer sonar este peculiar instrumento, Ubeda puede ocupar cerámica, vidrio, metal o cobre, pero usualmente toca las cuerdas utilizando una petaca.

«La Cigar Box Guitar es un instrumento hecho con materiales reciclados y en la gran depresión estadounidense fue el apogeo del instrumento. Se inventó durante el 1800 cuando los inmigrantes americanos no tenían plata para comprar ni construir instrumentos de calidad, por lo tanto, partieron con palos de escoba, con una caja de habanos que encontraban en la basura, que era de la gente de clase alta, y con una cuerda», explica durante la conversación.

También cuenta que hizo un viaje a Australia y Nueva Zelanda que fue clave para su desarrollo artístico. Allí participó en conciertos, tocó en las calles, y conoció al músico australiano Juzzie Smith, quién le enseñó el arte de reciclar en la música. «Pero más allá de eso, el viaje me enseñó mucho a tener la actitud, el valor para salir a la calle sin ningún tipo de talento«, admite Ubeda.

En 2017, en Chile, ganó el concurso “Música a un Metro», y fue nombrado el mejor músico del Metro, lo que le permitió tocar en el sistema público de forma legal. Durante la entrevista, cuenta que este premio fue significativo, ya que de esta manera pudo acceder a un baño y a un espacio seguro donde dejar y guardar sus cosas.

«La calle como primer escenario es una súper buena escuela, tanto para tus habilidades musicales como para saber controlar a tu público. Es aprendizaje para saber controlar a la gente, entender las emociones de lo que está pasando, el tipo de público que va pasando en cada vagón, si es que hay gente que se queda viéndote cómo seguir acercándolos a tu show», reconoce el músico chileno.

Recién este año se formó la banda y se consolidaron como grupo. Grabaron uno de sus singles con Universal Music Chile, y el domingo 7 de octubre tocaron en el «Cosquín Rock Chile» del Movistar Arena, junto a reconocidos artistas nacionales como Chico Trujillo, Anita Tijoux, Molotov, Gondwana y muchos otros.

 

-¿Qué quieres transmitir con tu música?

-Son tres valores fundamentales. Primero, el reciclaje. Imponer que el reciclaje es un estilo de vida y que se puede implementar en el día a día, en los deportes, en la música, en cualquier actividad que se haga. Algo tan imposible como reciclar en la música se puede, y se puede hacer muy buena música sin ningún peso. El segundo valor es la actitud autodidacta, la irreverencia, si no hay nada, de la nada hacer algo. Y la tercera, es la buena música. Transmitir una música de calidad, y no porque sea reciclado o porque sea una guitarra hecha por mí va a ser de una calidad inferior.

-¿Crees que es posible tener éxito acá o es necesario salir del país para triunfar?

-Lo que me pasa es que, por lo menos en la música, es una industria que está estática, que sale música parecida. Hay una cantidad de oferta musical que la demanda no consume. Hay mucha gente haciendo música y hay poca gente escuchándola. Estando estáticos en Chile se pierde la visión de innovar y ser distintos y que hay gente afuera que sí lo hace. Hay gente que se atreve a cambiar los estigmas de la industria. Te abre el mundo y te da valor para enfrentar tu país de mejor manera. No digo que tengas que irte afuera para triunfar, hay mucha gente que no lo puede hacer, y me considero con mucha suerte por poder haber hecho ese viaje, pero sí te abre el mundo y te va a facilitar las cosas, sin duda. 

-¿Cómo ves el escenario de la música en Chile?

-Yo soy súper nuevo, pero he visto un cambio. Creo que se ve alentador. Desde que estoy en el Metro he visto un cambio de switch, desde una recepción muy poco amable de parte del público pasó a ser una recepción a todos los músicos súper acogedora. La gente se quedaba mirando y se quedaba escuchando música, y después te buscaba y te preguntaba cómo se hace. Y ahora último en los shows la gente está tendiendo a interesarse más por el tema musical.

16 Sep
14 Sep
07 Sep
31 Ago