Publicado el 30 de septiembre, 2018

Cofundador de Cornershop Daniel Undurraga por compra de Walmart: “Ojalá ayude a cambiar esa mentalidad de creer que en Chile no se puede”

Autor:

Magdalena Olea

El ingeniero explica las dificultades y debilidades que enfrenta el país para crear y hacer emprendimiento. Además, asegura que "vamos a abrir en Canadá, en otros países de Ámerica Latina y eventualmente en otros continentes".
Autor:

Magdalena Olea

El 13 de septiembre explotó una noticia en el país: Walmart compró Cornershop por US$225 millones. ¿Porqué esta noticia generó alto impacto mediático? Porque la aplicación, que permite encargar las compras del supermercado y otros servicios a domicilio, fue creada por los ingenieros civiles Daniel Undurraga y Juan Pablo Cuevas, junto al sueco Oskar Hjertonsson, transformándose en los primeros chilenos en vender un startup en millones de dólares. También instaló en la agenda la pregunta de si en Chile pueden triunfar las empresas emergentes relacionadas con la tecnología.

Yo creo que el principal problema que soluciona Cornershop es que la gente no tiene tiempo, y cuando necesitan algo rápido normalmente tienen que tomar el auto, ir al supermercado, estacionarse, hacer la cola para pagar el estacionamiento, volver a la casa… Nosotros solucionamos eso teniendo “shoppers” en el supermercado. Ahorramos gran parte del tiempo y lo hacemos con buena calidad, rápido y muy fácil”, afirma el cofundador Daniel Undurraga, quien vive en México y está de paso por Chile.

También cuenta el largo camino que recorrió hasta la reciente venta de la exitosa aplicación tecnológica y explica que si bien es cierto que Chile ha evolucionado, aún enfrenta dificultades y grandes debilidades para crear y hacer emprendimiento en el país.

“Hay un cierto tipo de empresa como Cornershop que es mas fácil de hacer afuera, porque el mercado local es muy pequeño y está muy concentrado, entonces es difícil hacer ciertos modelos de negocio. El estar afuera te permite tener más oportunidades de surgir, también se hace más atractivo para los inversores internacionales, porque si uno va a levantar plata en Estados Unidos para un negocio en Chile la gente dice: ¿y dónde queda Chile?, ¿y cuánta gente vive en Chile?, ¿y porqué estás acá?”, explica el ingeniero civil durante la entrevista.

Así se refiere al mercado chileno: “la principal debilidad está en que es muy pequeño y es muy difícil salir de acá (…) Chile debería mirar a países chicos que tienen empresas globales y donde los clientes están en todos lados.  La gente no sabe que Waze es israelí, que Spotify es sueco, que el disco duro que tienen en su laptop probablemente está hecho en Singapur“.

También explica que la gran diferencia que tiene un emprendedor israelita o sueco, comparado con un emprendedor chileno, es que los primeros han visto a muchas empresas de su propio país expandirse globalmente, y entonces invierten y confían en que tendrán éxito. “En Chile no hay muchos ejemplos de eso, y los ejemplos que hay son de recursos naturales o minerales, etc. Entonces el inversor, con justa razón, duda que eso se pueda hacer. Y por lo mismo, las valorizaciones son más bajas, los emprendedores se ven más desmotivados”. 

Además, segura que pese a la adquisición de Walmart Cornershop no va a cambiar su modelo, y que va a seguir desarrollando tecnología alrededor del mundo. “Seguramente vamos a abrir en países donde no hay muchas startup chilenas. Vamos a abrir en Canadá, seguramente en otros países de Ámerica Latina y eventualmente en otros continentes también”, dice Undurraga, y agrega: “que la gente vea que hay ingenieros chilenos que vienen de todos lugares de Chile, y que sepan que una empresa así, creada por gente joven, está basada más que nada en la creatividad y en la innovación que se hizo en Chile”.

Al finalizar la entrevista, asegura: “Ojalá ayude a la gente a cambiar esa mentalidad de creer que en Chile no se puede, y que ha venido cambiando desde el Chino Ríos a la selección que ganó la Copa América. Ese tipo de cosas ayudan a que la gente piense más en grande y cambie las expectativas, porque estas cosas no ocurren por accidente, no ocurren por suerte, ocurren porque uno tiene una visión que está siguiendo, una visión del tamaño que tiene que tener la empresa, una visión de qué tan rápido tiene que crecer”.

09 Dic