Como en Casa es presentado por:
Publicado el 21 de mayo, 2020

Nada se pierde, todo se transforma

Autor:

Pía Orellana

Aprovechar todo y botar lo menos posible es la filosofía detrás de la llamada cocina “Zero Waste”, una tendencia que viene bien en esta época porque ayuda a estirar el presupuesto. 

Autor:

Pía Orellana

“Durante mi vida me ha tocado trabajar en diferentes crisis en Chile, pero nunca como la de ahora”, dice María Teresa Ross por teléfono. “Lo que sí estoy segura es que a todos nos está afectando, especialmente a los más necesitados de nuestro país”.

Tesi -como la conocen todos- sabe de lo que habla. En 1982, mientras trabajaba en ALMAC, una gran cadena de supermercados de la época, palpó cómo la recesión llegó a las casas: “Las personas compraban de a un bistec, los alimentos se vendían al gramo (a granel), los productos de limpieza se reemplazaban por unos hechos en la casa, etc. Mi misión en esa época fue ayudar a que cada persona que atendíamos en el supermercado aprendiera a estirar su presupuesto”. Entre otras cosas, creó la revista “Las buenas noticias de Almac”, donde por años entregó sus conocimientos de cocina.

Muchos años después formó su propia empresa de banquetería, lo que combinaba con clases de cocina, siempre con un toque hogareño, pero sofisticado, y también muy saludable. Hoy, en medio de la pandemia, ha retomado su vocación de servicio y quiere ser un canal de ayuda para que las personas aprendan a aprovechar lo que compran y no gasten de más.

¿Qué es la cocina Zero Waste?

Es una tendencia que yo venía siguiendo hace un tiempo porque la vi en restaurantes en Japón y luego también en el retail. A grandes rasgos consiste en aprovechar todo lo que se pueda de cada alimento, en particular de las frutas y las verduras, pero también de las “sobras”. La verdad es que yo aprendí de esto en los 70, con mi mamá, que en esa época hacía unos talleres para personas de escasos recursos y se llamaba “cocina de desecho”. Hoy tiene un nombre más glamoroso, pero esencialmente es lo mismo: llama a ser responsables y creativos.

En concreto, ¿qué propone esta “filosofía”?

Lo que yo hago es enseñar a planificar las compras, a no desperdiciar nada, a aprovechar esas partes de las frutas y verduras que se pueden comer y no sabemos, a lucirse en cada comida con algo rico, sencillo y barato. Pero los principios se pueden sintetizar en: PLANIFICAR muy bien qué comprar (preparando un menú con recetas sencillas), COMPRAR en forma inteligente (priorizando los productos de temporada, revisando las fechas de vencimiento), CONSERVAR y LIMPIAR los alimentos de manera eficiente para que duren más y SER CREATIVOS al cocinar, para aprovechar todo y no desperdiciar nada.

¿Qué cosas se pueden aprovechar y la mayoría de la gente no lo sabe?

¡Casi todo! Las cáscaras de la fruta, la piel de las verduras, los restos de café o té, el espinazo del pescado, las cáscaras de huevo… Por ejemplo, hay alimentos que no es necesario comprar de nuevo, como las chalotas/cebollines/puerros: ¿sabías que pueden volver a crecer fácilmente con solo poner los bulbos y las raíces en un poco de agua? Después solo cortas y vuelven a crecer. O el papel de aluminio, es reusable si lo lavas en agua caliente. O el limón, se puede usar entero si uno lo congela primero y luego lo ralla para usarlo sobre una ensalada, en agua fría, sobre fideos, en una sopa… En otras palabras, te puedes comer hasta la cáscara de las naranjas, si aprendes a confitarlas y bañarlas en chocolate.

Tesi tiene una cuenta de instagram donde regularmente postea información sobre el tema y recetas sencillas basadas en este principio. @tesicocina

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete