Al cumplirse 50 días desde que estalló la crisis aparece la que podría ser la mayor paradoja del conflicto: las personas que han reclamado con mayor legitimidad en este período, las más vulnerables, son las que podrían salir más dañadas. Lo explicó ayer -aunque con otras palabras- el presidente del Banco Central, Mario Marcel, en su Informe de Política Monetaria. El dato más nítido es que si el desempleo llega al 10% y se mantiene en ese rango, y en paralelo la inflación llega al 6%, la distribución del ingreso retrocederá 27 años. Y, dentro de este marco, es la protesta violenta la que provoca el daño a la economía.

http://soundcloud.com/ellibero-cl/podcast-lo-mejor-de-la-prensa-06-diciembre