Como era previsible, la izquierda radical logró imponer sus condiciones ayer en la instalación de la Convención Constitucional. La presidencia y vicepresidencia quedaron en manos de Elisa Loncón y Jaime Bassa, constituyentes apoyados por el Frente Amplio. Su primera acción política fue impulsar una ley de amnistía para liberar a los presos por hechos de violencia en el marco del estallido del 18/O y también a condenados por delitos perpetrados en la macrozona sur. La Convención no tiene atribuciones legales para hacer algo así (y en la encuesta Cadem de hoy el 75% opina que la entidad debe ceñirse a las normas que la rigen), pero es claro que se tratará de una ofensiva comunicacional que probablemente tendrá eco en los parlamentarios de oposición, que buscarán conseguir por la vía legislativa la aspiración planteada por Loncón y Bassa. Así comienza la aventura constituyente en el país.

https://soundcloud.com/ellibero-cl/lo-mejor-de-la-prensa-todo-sobre-la-instalacion-de-los-constituyentes