Termina una breve semana laboral en el país que más pareció una semana de preparativos, de preámbulo. Todos las miradas están puestas en el próximo domingo 18 de octubre, en que se cumple un año del estallido de violencia que prendió fuego a gran parte de la red de metro y continuó con edificios públicos y privados, iglesias, museos, buses, paraderos del transporte público. Ese día también fue el comienzo de la crisis política y social que dura hasta nuestros días. Las ciudades se preparan para la “efeméride“, si puede llamársele así. Lo hacen como si esperaran un huracán que tocará tierra ese día. Se retiran semáforos, mobiliario público valioso; se tapian ventanas y se refuerzan rejas. Carabineros alista a 40 mil funcionarios para salir a poner orden si las cosas se ponen feas, como la mayoría supone. Es la crónica de una batalla campal anunciada, y casi todo el mundo actúa como si fuese inevitable.


https://soundcloud.com/ellibero-cl/lo-mejor-de-la-prensa-presidente-pinera-planea-dar-mensaje-al-pais-el-18-o