La violencia política marcó la jornada de ayer. En un hecho repudiado por todos los sectores, un hombre lanzó una piedra al Presidente Boric en medio de su gira por Coquimbo. “Si alguien cree que me puede amedrentar o cambiar la forma de gobernar, está muy equivocado”, dijo el Mandatario tras la agresión. En tanto, en Santiago, la Convención vivió tensos momentos luego de una votación en el pleno donde convencionales de la izquierda más dura trataron de “traidores” a constituyentes del PS, junto con incitar a que fueran funados. Y en el sur, cuatro ataques incendiarios marcaron el viaje del subsecretario del Interior. “Cada vez que se producen hechos de violencia, la democracia pierde un poco de fuerza”, señala Patricio Navia en su columna en El Líbero.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta