Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 09 de diciembre, 2015

Venezuela, un grito de libertad

Hay que reiterar la trascendencia e importancia del paso dado por las fuerzas democráticas de Venezuela. Es una clara opción por la libertad y un rechazo a los populismos y aventuras radicales.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Venezuela ha vivido un proceso electoral que ha remecido a toda América Latina. Después de 17 años de instalación de un gobierno populista las fuerzas democráticas han logrado un triunfo claro, contundente y sin cuestionamientos.

La expresión popular fue de tal magnitud que hizo imposible cualquier intento de fraude masivo. Fue una avalancha democrática imparable y una importante manifestación de unidad de la oposición que, después de muchas dudas, por primera vez se dio la mano en la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que reúne a sectores de distinta orientación pero coincidentes en la necesidad de restaurar el orden democrático y el Estado de Derecho en Venezuela.

La revolución bolivariana y el llamado “Socialismo del Siglo XXI”, llegaron a esta elección con un país sumergido en una profunda crisis moral y económica. La polarización es extrema y radical y con el signo atroz  de la multiplicación de presos políticos y restricciones inaceptables de la libertad de expresión. Una delincuencia desatada y un Poder Judicial sometido al Ejecutivo y transformado en un operador del  régimen.

Por su parte, la política económica asistencialista, con un petróleo bajo los 40 dólares, está fracasada. Una inflación cercana al 250% y un desempleo del 19% se acompañan con un desabastecimiento de los productos esenciales.

Ante este panorama y pese a las amenazas destempladas del oficialismo de “defender la revolución en las calles” el 74% de los venezolanos concurrió a las urnas y propició a Nicolás Maduró una derrota arrolladora. Según datos oficiales, entregados con una inquietante demora por el Consejo Nacional Electoral, la oposición de 167 escaños ganó 110 y el chavismo 55, quedando dos por ser anunciados. Las cifras son impresionantes. Habiendo superado los 101 el MUD obtiene una mayoría calificada de 3/5 que impide al Ejecutivo utilizar el sistema de leyes habilitantes con las cuales puede gobernar por Decreto. Además, entre otras atribuciones, puede censurar a los ministros y al vicepresidente.

Independientemente de lo anterior, hay que reiterar la trascendencia e importancia del paso dado por las fuerzas democráticas de Venezuela. Es una clara opción por la libertad y un rechazo a los populismos y aventuras radicales. Coincido con la mayoría de los analistas: esto es sólo el principio. El camino será complejo y duro, pero como dijo ayer un destacado político europeo lo sucedido es “un grito cívico de rebeldía”.

En lo inmediato esperamos ver a Leopoldo López, Antonio Ledesma y a todos los presos políticos libres. Es un derecho que demandan los demócratas de la región, que en los últimos días se han manifestado con fuerza en Argentina y Venezuela.

 

Fabio Vio, ex diplomático de carrera y embajador en Venezuela, Francia, Perú y Polonia, entre otros países.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más