Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 16 de septiembre, 2018

Varsovia Valenzuela: Derechos sin deberes: Las Gabrielas y los Alexis que no tendremos

Ingeniero Comercial UC Varsovia Valenzuela

Que se golpee a profesores o que se les amenace con incendiarlos nos horroriza solo a algunos; en ningún caso a los líderes de las protestas estudiantiles del 2011, quienes no han expresado su repudio a este tipo de actos o aludido a los derechos de los educadores.

Varsovia Valenzuela Ingeniero Comercial UC

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

No deja de sorprenderme el constante mensaje respecto a los Derechos que escuchamos desde la vertiente de izquierda y progresista de los partidos políticos. Nunca escuchamos hablar de los Deberes que como ciudadanos tenemos que cumplir para vivir en armonía en una sociedad que puede ser tan diversa como cada uno de los individuos que la conforma.

 

Este es un cambio cultural que ha ocurrido frente a nuestros ojos. Las nuevas generaciones esperan lograr todo rápido, fácil, sin esfuerzo y pueden hacer todo porque “están en su derecho”. Dejamos que se concientizara respecto a solo una parte de las reglas de convivencia sin explicar que también había que pensar en los deberes. Este cambio lo vemos reflejado en los diferentes aspectos de la vida diaria, pero donde más impacto tiene es en la educación. Ejemplos sobran, los niños en las escuelas públicas llegan a cuarto básico sin comprender lo que leen, si es que saben leer, pero ya no tendrán que hacer tareas; no los pueden dejar repitiendo aunque saquen malas calificaciones, todos pasan de curso; no completan el programa de materias debido a las constantes tomas, pero se da por cumplido el periodo escolar y el programa con unas semanas adicionales de clases en enero.

 

En un esquema como el descrito brilla por su ausencia la calidad de la educación. El deber de estudiar, de cumplir con la asistencia, de hacer los trabajos que se asignan, de respetar a los profesores parecen cosas del pasado. Que se golpee a los profesores o rociarlos con bencina y amenazar con incendiarlos nos horroriza solo a algunos, en ningún caso a los líderes de las protestas estudiantiles del 2011 quienes no han expresado su repudio a este tipo de actos o aludido a los derechos de los profesores a ser respetados y cuidados por la comunidad.

 

Me pregunto: ¿Quienes serán esos jóvenes que creen que tienen derecho a protestar de esa manera? ¿Cómo serán los padres de esos jóvenes y cuál fue su forma de criar y preparar para la vida a sus hijos?  ¿Cómo ven en esas familias al resto del mundo y por qué sienten que la vida de los otros no vale nada? Una sociedad como la nuestra necesita que todos y cada uno de sus miembros sienta que es importante para el otro, que puede aportar y que no esta fuera de la comunidad.

 

Tal vez el pensar que la vida son solo derechos crea un gran vacío e insatisfacción porque si el Estado tiene que dar todo, nunca será suficiente. Los que pertenecemos a generaciones mayores sabemos cuán satisfactorio es lograr las cosas por el esfuerzo propio, aunque sean pequeños triunfos. La increíble sensación del deber cumplido cuando alcanzamos una meta difícil y en la que pusimos en juego trabajo, imaginación y esfuerzo.

 

Cuánto talento no llegará nunca a su máxima expresión debido a esta forma de enfrentar el mundo. Solo derechos, nada de deberes. Quizás cuántos poetas, músicos, ingenieros, profesores, médicos vamos a perder en las siguientes generaciones. Gabrielas, Pablos, Alexis, Juanes, Antonios que nunca conoceremos.

 

FOTO: FRANCISCO CASTILLO D/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete