Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 26 de noviembre, 2018

Varsovia Valenzuela: Araucanía, palabras sensatas

Ingeniero Comercial UC Varsovia Valenzuela

La mayoría silenciosa también existe entre los mapuches, gente que quiere vivir en paz y trabajar tranquila. ¿Por qué no empezar el camino del entendimiento con todos aquellos que en ambos lados quieren lo mismo?

Varsovia Valenzuela Ingeniero Comercial UC
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El poder de la palabra es increíble. En estos días en que existen declaraciones de todos por el tema de la Araucanía, cobra mas importancia que nunca usar las palabras cuidadosamente. Pensar mucho antes de emitir opiniones, ya que la violencia verbal en nuestro país se ha vuelto tan peligrosa como la violencia física.

 

Ha sido un bálsamo escuchar voces sensatas que llaman a suspender tanta violencia partiendo por la palabra. La Araucanía es una parte de Chile, una parte fundamental de nuestra alma nacional y tenemos que lograr un camino de entendimiento con sus comunidades, que son muchas y diversas, partiendo por reconocer que tienen su propia cultura, donde el uso de la palabra y conversar son fundamentales.

 

Leer a sus poetas es sorprendente, conversar con sus ancianos es enriquecedor. La mayoría silenciosa también existe entre los mapuches, gente que quiere vivir en paz y trabajar tranquila. ¿Por qué no empezar el camino del entendimiento con todos aquellos que en ambos lados quieren lo mismo?

 

Si las personas sensatas de ambos lados se conocen y buscan un acercamiento respetuoso, podremos alcanzar el gran acuerdo para nuestra Araucanía y empezar a transitar por un camino de paz y progreso, aunque hoy parezca tan cuesta arriba.

 

Si el gobierno del Presidente Piñera ha expresado voluntad política para avanzar en el proceso de reconocimiento e integración, debemos continuar apoyando y si es posible trabajar firme en el Plan Araucanía del ministro Moreno, así como no dejar de buscar alternativas para desarrollar empresas y apoyar emprendimientos en turismo, agricultura, forestal, especialmente a través de las mujeres que siempre han sido las creadoras de los productos que tanto apreciamos cuando vamos al sur.

 

No tenemos por qué partir de cero en el desarrollo de políticas públicas efectivas y eficientes. Podemos estudiar y aplicar a nuestra realidad todo aquello que resultó bien, por ejemplo en Nueva Zelanda, país que ha estado trabajando en resolver los conflictos con sus pueblos originarios desde 1975, en que creó el Tribunal Waitangi que resuelve las reclamaciones de las tribus maoríes y busca soluciones. Cuando se conversa sobre lo realizado en ese país, sus representantes siempre dicen que ha sido un proceso de muchos años, a veces difícil, pero que han contado con la voluntad de todos por avanzar en soluciones a sus controversias, entendiendo que respetar la cultura de sus pueblos originarios es fundamental, en que toda la sociedad desea que cada uno de sus miembros alcance el progreso y nivel de desarrollo del resto del país.

 

Creo que no somos muy diferentes de los neozelandeses. Si las personas sensatas de ambos lados se conocen y buscan un acercamiento respetuoso, podremos alcanzar el gran acuerdo para nuestra Araucanía y empezar a transitar por un camino de paz y progreso, aunque hoy parezca tan cuesta arriba.

 

FOTO: PRENSA PRESIDENCIA VIA AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: