Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de enero, 2020

Sergio García: Izquierda y cultura

Está bien reconocer en algunos intelectuales o artistas que tengan ideas de izquierda su conocimiento y talento, pero de ahí a intentar convencer al chileno que el privilegio y la exclusividad de la cultura es sólo patrimonio de los izquierdistas, no es sólo propio de un inculto, sino que está demostrado que no es verdad.

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En los últimos años se ha debatido acerca de quiénes pueden ser considerados intelectuales o poseedores de cultura, y si entre éstos podrían eventualmente haber personas de derecha.

Al respecto, recuerdo que hace aproximadamente tres años, y poco antes de fallecer, un escritor y librero destacado reunió en su casa a varios amigos, entre ellos artistas, académicos y asesores culturales, ocasión a la que tuvo la gentileza de invitarme. El motivo era discutir sobre cómo desvirtuar lo que la izquierda había querido imponer como una verdad indiscutible, en cuanto a que este conglomerado tendría el monopolio de la cultura, hecho que al anfitrión le irritaba.

¿Es cierto ello? Veamos. A la cultura se le define -tradicionalmente- como el efecto de cultivar los conocimientos humanos y de afinar por medio del ejercicio las facultades del hombre. Así, el refinamiento del espíritu -que no es patrimonio de una clase social o económica- sería parte de la cultura. Una etapa de ésta es el lenguaje, producto del pensamiento, para así poder comunicarlo mejor. Son también comunes a la cultura los códigos de costumbres y leyes que regulan el orden social imponiendo valores éticos.

Pues bien, en relación a los actos visibles del día a día, cabe hacerse algunas preguntas: ¿Es el cuidado lenguaje una característica en el artista o comunicador de izquierda? ¿Cuida la izquierda las costumbres o su idea es destruirlas? ¿Velan por proteger los bienes públicos y privados, o, por el contrario, es mejor rayarlos, destruirlos o quemarlos, en especial templos y monumentos de quienes no les caen bien? ¿Constituye cultura negar el otorgamiento de un premio de literatura nacional o internacional a quién no sea confeso de ser de izquierda?

Tomarse un establecimiento educacional y destruirlo para que no se pueda enseñar: ¿Es ello cultura? ¿Protegen el cumplimiento de las leyes o las transgreden como “ícono de la revolución”? Para ser culto, ¿bastará vestir un chamanto e ir a una peña? ¿Es cultura la transgresión legal, como no respetar las resoluciones judiciales, clausurar radios, revistas y diarios, evitar la producción, llevándola incluso al racionamiento?

¿Prohibir o dificultar salir del país? ¿No promulgar las leyes aprobadas en el Congreso e inventar resquicios para no cumplir con la constitución, o intentar reformarla fuera de los procedimientos institucionales creando conflictos sociales, políticos y económicos?

¿Es cultura crear la violencia en los campos o socavar los cimientos de la familia? En fin, ¿es cultura no recordar nada de ello para provocar lo mismo y después reclamar por los efectos?

¿Contribuye a la cultura imperdir por la fuerza que mas de 80 mil jóvenes no pudieran rendir su prueba PSU, y que mas de 200 mil que la rindieron lo hicieran bajo la incertidumbre de si podrían desarrollarla y hasta el final?

Conclusión: está bien reconocer en algunos intelectuales o artistas que tengan ideas de izquierda su conocimiento y talento, pero de ahí a intentar convencer al chileno que el privilegio y la exclusividad de la cultura es sólo patrimonio de los izquierdistas, no es sólo propio de un inculto, sino que está demostrado que no es verdad.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: