Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 25 marzo, 2021

Rosario Moreno: Violencia contra la mujer, la otra pandemia

Periodista y Licenciada en Historia UC Rosario Moreno

Si usted pide una pizza por internet, puede saber dónde está su pedido y cómo éste se va acercando a su casa. ¿Por qué no se aplica un sistema similar para que una mujer pueda saber si su maltratador está cerca y no cumple, por ejemplo, los 200 metros de distancia mínima decretada por un juez?

Rosario Moreno Periodista y Licenciada en Historia UC
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Si algo desnudó una de las formas de violencia del hombre hacia la mujer fue el retiro de los dos 10% de los fondos de pensiones en 2020. En la ocasión, muchas madres aprovecharon la oportunidad para reclamar las deudas que tenían sus ex parejas para mantener a los hijos en común. Y, sorpresa, cerca del 80% de ellas no recibe un peso de sus ex parejas por concepto de pensión de alimentos. La mujer, entonces, no solo debe criar a los hijos, sino que además mantenerlos.

Este es un problema tan real que, según cifras del Ministerio de Justicia, de las 620 mil causas de familia al año, cerca de 200 mil son de alimentos, y se estima que entre 300 mil a 500 mil personas mantiene deuda en este ítem. Además, menos del 80% cumple alguna condena por deudas en el pago de la pensión de alimentos.

Sin duda esta es una “pandemia” que debe escandalizarnos. Por lo mismo, es positivo que el gobierno haya tomado el guante y el pasado 9 de marzo -a raíz del día internacional de la mujer- ingresara un proyecto de ley al Congreso, que, entre otros temas, crea un registro de deudores de pensiones alimenticias y a los cuales se les hace la vida bastante infeliz si no llegan a cumplir sus obligaciones ¿Es un avance? Sí, pero no se puede ser tan optimista. Basta leer el diario para saber que hay proyectos de ley que ingresan muy apurados al Parlamento y pueden dormir más de una década, y esta ley se necesita ya.

Y no solo esta ley. Acabo de lanzar el libro de investigación periodística, “Cariño Malo”, donde colaboraron Isidora Lermanda y Sofía del Río. Fue un trabajo de dos años donde el foco de la investigación es la violencia del hombre hacia la mujer en la clase alta chilena. ¿Por qué solo en la clase alta chilena? Muy simple. No existe literatura al respecto como está planteada en el libro, cosa que sí ocurre con investigaciones en otras clases sociales. Y las sorpresas son mayúsculas. ¿Sabía usted que, según cifras oficiales, a un 11% de las mujeres ABC1 las ha golpeado o violentado sexualmente su pareja? Y esta cifra, según expertos, podría subir casi hasta el 20%, porque las mujeres, muchas veces, en este estrato, no se atreven a contestar encuestas y estudios, aunque sean anónimos… por miedo.

Y las discriminaciones que se pueden ver son preocupantes. ¿Usted creería que Vitacura y Lo Barnechea no cuentan con ningún centro para tratar, de manera gratuita y periódica, a mujeres violentadas de esas comunas? Pero cuando una mujer decide dejar a su marido, queda en el mayor de los casos en la más absoluta pobreza (pobreza encubierta). O cuando van a juzgados de familia a tratar la pensión de alimentos y a muchas se las discrimina por “cuica” o se les asigna una cantidad de dinero muy por debajo al nivel de vida que llevaba con su marido casados. O ¿sabía usted que hay medidas cautelares bellas en el papel, pero que en la práctica son imposibles de cumplir? Si la abusada pide protección para que su agresor no la siga o golpee, ¿usted cree que hay un carabinero para que esté de punto fijo 24/7? Claro que no. Entonces, hay medida cautelar, pero el agresor puede ir a golpear a la víctima igual.

Si usted pide una pizza por internet, puede saber dónde está su pedido y los minutos que tardará, y cómo éste se va acercando a su casa. Si se puede hacer eso con una pizza, ¿Por qué hoy no existe un sistema de GPS, una muñequera electrónica, u otra tecnología con el que la agredida pueda saber si su verdugo está cerca y no cumple, por ejemplo, los 200 metros de distancia mínima decretada por un juez?

Podría escribir una columna eterna para enumerar situaciones que parecen increíbles que ocurran en el siglo XXI, más cuando tienen solución. Por ello, espero que “Cariño Malo” sea un instrumento para abrir los ojos, darse cuenta que la violencia no es propia de una clase social o edad, sino que una pandemia que cobra víctimas a diario en todo Chile.

Las herramientas para hacer los cambios están, falta la voluntad política para cambiar leyes, normativas; que la familia hable estos temas al interior de los hogares, que los colegios y universidades, además de charlas de alcohol y drogas, realicen un profundo curso periódico a los jóvenes sobre buen trato; que todas las comunas de Chile tengan un centro de ayuda al maltratado, etc. Porque si queremos paz en las calles, hay que partir por la paz en las parejas, la familia.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO