Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 24 de octubre, 2018

Rosario Moreno: Frente Amplio: ¿Los hediondos no se huelen?

Periodista y Licenciada en Historia UC Rosario Moreno

El Frente Amplio se ha traicionado a sí mismo, porque más allá de buscar justicia social, se ha dedicado a utilizar herramientas institucionales para sacar a altas autoridades del poder. No cabe duda que la fiscalización siempre es buena y justa, pero abusar de ella, por salir en los medios de comunicación o tantear distintos liderazgos, no solo es irresponsable, sino que contradictorio con lo que dice defender.

Rosario Moreno Periodista y Licenciada en Historia UC
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

No cabe duda que es positivo para la democracia que la política se renueve, surjan nuevos movimientos y chilenos jóvenes que quieran aportar al país desde la política. Por eso, ha resultado atractivo el nacimiento del Frente Amplio, cuyos orígenes comenzaron en 2016, y que hoy agrupa a 14 partidos y movimientos y cuenta con 20 diputados y un senador. ¿Su líder principal? Beatriz Sánchez.

 

¿Qué piensan, cuáles son sus postulados? Es una mezcla de democracia participativa, igualdad, justicia social, feminismo, como dicen ellos, unos apoyan el régimen de Nicolás Maduro, otros no. Hay gusto para todos. Pero el tema de fondo es que en el último tiempo, el Frente Amplio se ha traicionado a sí mismo, porque más allá de buscar justicia social, se ha dedicado a utilizar herramientas institucionales para sacar a altas autoridades del poder. No cabe duda que la fiscalización siempre es buena y justa, pero abusar de ella, por salir en los medios de comunicación o tantear distintos liderazgos, no solo es irresponsable, sino que contradictorio con lo que dice defender.

 

Solo este año presentaron una acusación constitucional contra el ministro de Salud, Emilio Santelices y también en contra de tres jueces de la Corte Suprema. Perdieron las dos. No contentos con ello, pidieron al máximo tribunal remover al fiscal nacional, Jorge Abbott. Aquí la goleada fue dura. Perdieron 17-0. Lo más impactante es que no ha habido ningún tipo de mea culpa, tanto, que la ex postulante a La Moneda, Beatriz Sánchez, si bien reconoció que no esperaba esta resolución, dijo estar “orgullosa” de que el conglomerado utilice las herramientas que la Constitución les otorga para fiscalizar. Agregó que el Frente Amplio “vino para esto, para hacer las cosas que no se hacían en Chile”.

 

En la vida los mea culpas son altamente necesarios, porque cuando más se aprende es de los errores.

 

Plausible el querer hacer cosas nuevas, pero ¿no será bueno estudiar bien antes si lo que se está fiscalizando o acusando es racional, lógico o ¿si tiene sentido? Claramente aquí se actuó sin procesar nada y además se puso en riesgo la institucionalidad por acusaciones banales. Pregunto, ¿no habrá una instancia en que los líderes de estas 14 agrupaciones y partidos se junten a pensar que algo no se hizo bien? En la vida los mea culpas son altamente necesarios, porque cuando más se aprende es de los errores. No querer reconocer que estas acusaciones kamikazes sobraron todo el tiempo, es no querer olerse… y muchas veces uno puede estar hediondo.

 

El Frente Amplio dice que trabaja por la igualdad, feminismo, justicia social. El estar haciendo estas acusaciones, ¿son lo que realmente sus bases quieren, o lo que al ciudadano de a pie le preocupa? En Chile hay medio millón de mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, 43 mil personas viviendo en campamentos, 160 mil adultos mayores con discapacidad, 700 mil alcohólicos y/o drogadictos problemáticos, 270 mil personas en situación de calle, 11 mil personas esperando ser operadas, 5 millones de chilenos mayores de 18 años que no han completado la escolaridad, 6.500 niños viviendo baja la protección del Sename, etc. y etc. Con esta realidad, ¿es lo más importante enfocarse a hacer acusaciones con débiles argumentos y ni siquiera reconocer el error?

 

El consejo es: si el Frente Amplio quiere perdurar en el tiempo y cambiar Chile como lo dice su página web, debe limar sus asperezas internas que parecen ir más allá de liderazgos diferentes, sino más bien en el discurso y contenido, y trabajar por lo que los chilenos de verdad necesitan: disminuir el drama humano reflejado en frías cifras. Eso es cambiar Chile.

 

 

FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/ AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: