Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 10 de abril, 2020

Rodrigo Troncoso: La pandemia nos afecta a todos

Es irresponsable proponer que el Banco Central podría resolver los déficits fiscales comprando las deudas del Estado. El Banco Central no crea riqueza, sólo puede mantener la inflación estable y los sistemas de pago funcionando, lo que se logra gracias su independencia.

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La pandemia actual nos afecta a todos en forma significativa, no es sólo un problema nacional, sino uno mundial. Por este motivo, no existe ninguna intervención posible que evite una contracción económica a nivel agregado. Cuando se tiene crecimiento sostenido, existen grupos de perdedores que pueden ser compensados por los ganadores, pero en la situación actual no van a haber ganadores que puedan compensar a los perdedores.

Evidentemente, algunos sectores se verán menos afectados en el corto plazo, pero al final la contracción mundial de la actividad económica no es diversificable. Es decir, todos vamos a estar peor, y eso hay que asumirlo. En este escenario, la discusión sobre cómo se compensa a los más golpeados es muy delicada y no debe ser simplificada. Tenemos que evitar el populismo y la demagogia.

Así como se reconoce que un restaurante no podrá seguir pagando el sueldo de sus trabajadores. El dueño de una cadena de restaurantes tampoco, porque se trata de un problema sistémico. Es decir nos afecta a todos simultáneamente. Para un pequeño empresario, que podría ser considerado del grupo de altos ingresos en tiempos normales, se debe tener en cuenta que tanto su principal patrimonio (la empresa) como sus flujos de caja (las ventas) se han reducido en forma drástica, quizás a cero. Difícilmente estaría en condiciones de auxiliar a otros en los tiempos que corren. Habrá excepciones, claro. Pero si lo que se propone es una expropiación arbitraria y masiva a quienes tengan algún patrimonio, las consecuencias podrían ser muy graves y conocidas, como en Cuba y Venezuela, donde se destruyó la capacidad productiva del país. Precisamente, un rol central de la Constitución es evitar este tipo de comportamiento arbitrario por parte del Estado.

Chile no cuenta con grandes ahorros fiscales que permitan financiar largos períodos de baja creación de riqueza. Alguna vez tuvimos algo parecido, pero se redujeron significativamente durante el primer gobierno de Michelle Bachelet, y en la actualidad dejaron de ser relevantes. Es irresponsable proponer que el Banco Central podría resolver los déficits fiscales comprando las deudas del Estado. El Banco Central no crea riqueza, sólo puede mantener la inflación estable y los sistemas de pago funcionando, lo que se logra gracias su independencia. Cuando los bancos centrales financian deudas del Estado, el resultado inevitable son inflaciones altas o hiperinflaciones, en esto la experiencia internacional es irrefutable.

Debe agregarse que desde el 18-O Chile atraviesa por una situación debilitada en cuanto a las garantías del Estado de Derecho, del orden público, la influencia del narcotráfico en las calles y la decadencia de buena parte de la clase política. Todo esto ya generaba efectos negativos en la economía e incertidumbre sobre el futuro.

La opción que va quedando entonces es financiar la contracción con holguras fiscales,aunque es una herramienta acotada porque durante los últimos gobiernos de Bachelet se aprobaron proyectos de ley que tienen enormes costos fiscales y dudosa o nula rentabilidad social (como la gratuidad universitaria). Ello llevó a que los recursos acumulados en tiempos normales para tiempos difíciles ya no sean suficientes, porque se gastaron en tiempos normales.

Dado que el ajuste nos va a afectar a todos, ¿qué rol debe asumir el Estado? Por una parte, maximizar el rol del Estado en lo que realmente le corresponde, que es la provisión de bienes públicos y disminución de externalidades. En este sentido lo ha estado haciendo bien en relación a otros países y actuando de manera oportuna: suspensión de clases, restricciones a la circulación, aseguramiento de la cadena de distribución, aumento de la capacidad del sistema de salud, entre otros. En el caso del empleo, mantenerlo haciendo uso de los fondos seguro de cesantía. Recordemos que estamos cortos de fondos.

En una pandemia todos estamos expuestos a contagiarnos. Y si bien el Covid-19 tiene distinciones, estas no son de carácter socioeconómico. Es más mortal en hombres que en mujeres (2 a 1, según la OMS), y en personas de edades avanzadas. Independiente de su condición social.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete