Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 19 de septiembre, 2018

Rodrigo Jara: Mal comportamiento

Coordinador Estudiantes por la Libertad - Chile Rodrigo Jara

Hoy, más que nunca, es una necesidad imperativa que nuestros secundarios entiendan que las acciones tienen consecuencias.

Rodrigo Jara Coordinador Estudiantes por la Libertad - Chile

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tiempo atrás visité un liceo con un grupo de amigos que hacían charlas sobre liberalismo y temas afines. En eso, se abrió espacio para que los estudiantes -en este caso, de cuarto medio- pudiesen realizar preguntas y comentarios sobre el tema en cuestión. Mi sorpresa fue constatar entre ellos la ausencia de un sentido de responsabilidad, de conciencia de causa-consecuencia. Ellos planteaban que, si no podían hacer expresamente lo que ellos querían, no eran realmente libres, aun cuando aquello dañara a algún tercero.

 

Este caso es común entre los adolescentes de hoy. Se vive una especie de Carpe Diem distorsionado, en el que, si no doy satisfacción a mis impulsos o deseos, no soy libre. El problema está en que esta liviandad en el actuar está trayendo serias consecuencias. Los afectados de forma directa son aquellas personas con las que los adolescentes comparten más tiempo, sus compañeros y profesores. Esto no es un problema que surja ahora, sino que se viene arrastrando hace bastante tiempo. Ahora solo se hizo notar. Tenemos el caso reciente de los alumnos que rociaron con gasolina a sus profesores en el Instituto Nacional, el de aquellos que fueron encontrados con bombas molotov, el de aquellos que hicieron disturbios en el colegio Darío Salas y, a mi parecer el caso que muestra con más crudeza la falta de responsabilidad: el de los estudiantes del Liceo de Aplicación que golpearon con vehemencia y furia a cinco carabineros, no solo con palos, sino también lanzándoles artefactos incendiarios, incluso ante el riesgo de que un compañero de ellos se incendiara. Obviamente estos son casos recientes, pero no nuevos, porque, a decir verdad, situaciones como éstas ocurren en todo Chile. Todos los días.

 

Tal como Humberto Garrido -rector del Liceo de Aplicación- decía en una entrevista realizada por El Mercurio, los funcionarios se sienten asustados y angustiados. No es menor. La labor de todo aquel que trabaja en un establecimiento educacional se basa en el respeto. Si alguien rompe este respeto de forma tan estrepitosa, como lo es golpear a profesores o lanzarles comburentes, debe definitivamente hacerse cargo de sus acciones, ya que, obviamente sabe lo que está haciendo. A pesar del sentido común que hay detrás de todo esto, hay personas que argumentan en contra, normalizando la violencia. El presidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional, por ejemplo, dijo que este proyecto vulnera los derechos de las personas […] No podemos pretender que se acabe con la violencia por medio del autoritarismo.

 

Las acciones tienen consecuencias y la cosa es simple. Si un alumno golpea a un profesor, funcionario del establecimiento educacional o compañero, debe ser expulsado; si está portando armas blancas o algún otro elemento que pueda dañar a alguien más, debe ser expulsado. Estas son las naturales consecuencias de sus actos. Es completamente necesario que las nuevas generaciones se hagan responsables de sus acciones. Después de todo nuestra libertad termina donde comienza la del otro.

 

FOTO: FRANCISCO CASTILLO D./AGENCIAUNO

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete