Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 26 de junio, 2020

Roberto Munita: Derribar las barreras de salida para seguir oxigenando la política

Abogado, magíster en Sociología y Master in Political Management, George Washington University Roberto Munita

Nuestro sistema electoral posee también ciertas barreras de salida que impiden que una autoridad pueda seguir aportando al servicio público desde otro cargo. Y si bien se entienden las razones para haber resuelto esta rigidez, los tiempos hoy demandan mayor flexibilidad para seguir contando con hombres y mujeres que quieran seguir sirviendo a la Patria.

Roberto Munita Abogado, magíster en Sociología y Master in Political Management, George Washington University
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace algunos días, nuestro país dio un importante paso para oxigenar la política, cuando el Congreso —en un par de jornadas históricas— aprobó y despachó una reforma constitucional que limita la reelección de todos los cargos de elección popular, salvo el caso de los gobernadores regionales (cuyo mandato ya se encontraba limitado al momento de crearse el cargo) y del Presidente de la República, cuya reelección inmediata está prohibida según nuestra Carta Magna.

Esta reforma no sólo ayudará a revalorizar la política, sino que además nos permite recordar al viejo Max Weber, quien alguna vez señaló que vivir de la política y no vivir para la política es un cáncer que puede dañar la institucionalidad de un país. Los críticos a limitar las reelecciones se han apurado en señalar que en la última elección, y sin límite legal, el Congreso actual se renovó como nunca antes lo había hecho, pero olvidan que esto es natural, considerando que pasamos de 120 a 155 diputados y de 38 a 43 senadores. Por lo demás, los números son bien claros cuando demuestran los privilegios de los incumbentes en cargos de representatividad: cuatro de cada cinco diputados que resuelven ir a la reelección terminan triunfando, lo que es fácilmente explicable, porque cuentan con tribuna y recursos que un ciudadano de a pie no tiene. Por ello se hacía tan importante derribar tales barreras de entrada.

Sin embargo, la proeza realizada representa sólo la mitad de la pega. Nuestro sistema electoral posee también ciertas barreras de salida, que impiden que una autoridad —especialmente cuando agotó su posibilidad de reelegirse— pueda seguir aportando al servicio público desde otro cargo. En el caso de los alcaldes, se permite la renuncia para postular a un cargo distinto, pero para los consejeros regionales es más complejo, e incluso para los parlamentarios tal posibilidad está absolutamente descartada. Y si bien se entienden las razones para haber resuelto esta rigidez (la función parlamentaria es tan gravitante que no puede ser tomada “a la chacota”) los tiempos hoy demandan mayor flexibilidad para seguir contando con hombres y mujeres que quieran seguir sirviendo a la Patria.

En esta línea, se debe destacar una propuesta de los diputados Pepe Auth e Issa Kort, uno independiente de centroizquierda y el otro de la UDI, quienes han llegado con una idea que asombra por lo simple y sensata: cualquier autoridad electa debería poder postular a un cargo distinto, entendiéndose renunciada al cargo actual una vez que su nombre haya sido inscrito en el Servel. De esta manera, se derriban ampliamente las barreras de salida que hoy atan a las autoridades, y junto con ello se terminaría con un sesgo endogámico que hoy afecta a todo nuestro sistema político: hoy existe la posibilidad de que una persona se aproveche de su cargo actual para postular a otro, muchas veces sin tener que renunciar, como ha sucedido recientemente cuando senadores han sido candidatos a Presidente de la República, sin siquiera arriesgar el cargo si es que están en la mitad de su período.

La propuesta de Auth y Kort está aún en estudio y por supuesto puede ser susceptible de cambios y perfecciones. No obstante, es una buena noticia que va en la senda de seguir otorgando modernización y flexibilidad a nuestro sistema político, y especialmente, para que una autoridad saliente pueda mantenerse en el mundo público. Su aprobación sería, de alguna forma, un buen tanque de oxígeno para nuestra alicaída y sofocada política.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete