Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 22 enero, 2021

Roberto Munita: Cinco lecciones que nos deja la (corta) presidencia de Trump

Abogado, magíster en Sociología y Master in Political Management, George Washington University Roberto Munita

Se comenta que ya está pensando en armar su propio partido y, como buen caudillo, impulsaría la carrera política de sus hijos Donald Jr. e Ivanka. Al fin y al cabo, el clan Trump sabe que los negocios funcionan mejor en familia, y que no hay mejor negocio que el poder.

Roberto Munita Abogado, magíster en Sociología y Master in Political Management, George Washington University
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Esta semana, Joe Biden se convirtió en el 46º Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Demócrata de tomo y lomo, moderado y católico (segundo mandatario en profesar dicha fe, después del también demócrata Kennedy), Biden asume el poder con no pocas expectativas depositadas en su persona y en su compañera de fórmula, Kamala Harris, debido a lo compleja que resultó la era Trump, la que si bien duró apenas cuatro años dará que hablar probablemente por mucho tiempo más. En las siguientes líneas, algunas claves para entender el ocaso del que llegó a ser el hombre más importante del mundo:

  • En noviembre de 2020, no ganó Biden, perdió Trump

La derrota de Trump fue precisamente una derrota de Trump, y no un triunfo de Biden. Tiendo a pensar —aunque es imposible saberlo con certeza— que si en 2016 hubiera competido el nuevo Presidente (en vez de Hillary Clinton) el resultado hubiera sido el mismo. Trump llegó a la Casa Blanca con altas expectativas, pero en el siguiente ciclo electoral fue incapaz de convertir su castillo de naipes en un rascacielos. ¿Qué falló? Por cierto, la ingeniería electoral: en 2016, el deslenguado empresario tuvo la astucia de superar a Clinton por 77 votos electorales, a pesar de haber obtenido tres millones de votos menos que la ex senadora. Sin duda, supo mover mejor sus fichas y aprovecharse del curioso sistema electoral yankee. Tal fortuna no lo acompañó, eso sí, en 2020: los demócratas aprendieron a leer bien a su contrincante, y junto con volver a superarlo en los votos populares —esta vez por siete millones— supieron distribuir mejor los esfuerzos, asegurando que dichos votos calzaran mejor con los del Colegio Electoral (306 electores para Biden, 232 para Trump).

  • El apoyo comienza en casa

En la política gringa, hay actores que se vuelven infinitamente relevantes en las elecciones, como los caucus o los PACs (Political Action Committees), organizaciones autorizadas para recaudar fondos y financiar campañas. En el ciclo de 2020 hubo, particularmente, un PAC que llamó la atención y que puede haber sido decisivo —al menos en la élite— para la derrota de Trump: The Lincoln Project. Este PAC, formado por personalidades de peso dentro del Partido Republicano, fue fundado explícitamente para evitar la reelección del magnate. En sus cortos meses de vida, la organización recaudó 78 millones de dólares, con lo que financiaron sugerentes spots televisivos, los cuales aún se pueden ver en su canal de YouTube, el que llega a 750 mil devotos suscriptores. Hay que recordar que, en 2016, fueron pocos los republicanos que se atrevieron a ir contra el candidato ganador de la primaria (McCain fue uno de ellos), pero en 2020, por el contrario, Donald debió soportar un fuego amigo, bien ganado por una administración criticada por moros y cristianos.

  • Es la salud, estúpido

Es imposible separar la derrota electoral de Trump, de la derrota en el manejo del coronavirus. Hasta el día de hoy, Estados Unidos mantiene el triste récord de ser el país con más casos confirmados y más muertes por Covid (sí, habría que controlar por cantidad de población, pero para la opinión pública, la cifra que vale es el grueso). Sin perjuicio de aquello, lo que realmente molestó a la ciudadanía fue la liviandad con que Donald Trump enfrentó el problema, lo que incluyó desde negarse a ponerse una mascarilla en diversos escenarios, hasta su llamado por Twitter a ingerir desinfectante para matar el virus (no es una metáfora, Trump literalmente propuso eso, y si era en broma, fue una de muy mal gusto). Su manejo de la pandemia demostró nula empatía con un pueblo en problemas, e hizo confirmar lo que para muchos ya era una sospecha: el nulo sentido de la realidad del Presidente. El veredicto fue claro: Donald, con la salud no se juega.

  • El chicle puede estirarse, pero al final se termina rompiendo

No sólo fue el Coronavirus, en todo caso. Durante esos cortos —o eternos— cuatro años, fueron varios los episodios que tuvieron a Trump contra las cuerdas. Desde los escándalos sexuales ventilados en campaña (“Grab them by the pussy”) hasta los conflictos internacionales (contra China o Ucrania, e inexplicablemente a favor de Rusia), Trump fue girando una línea de crédito que, tarde o temprano, acabaría por agotarse. Su último escándalo, la negativa a dejar el poder cual cabro chico, que le significó el ¡segundo! juicio político en apenas un período presidencial, terminó por colmar la paciencia de muchos. Y para qué hablar de la negativa a concurrir a su propio cambio de mando. Un desprecio por la formalidad democrática por donde se le vea. Quizás esta tragedia culmine con gran parte de los senadores republicanos confirmando el impeachment ya aprobado por la Cámara de Representantes. ¿Jaque Mate?

  • Jaque Mate mis polainas

“Nada se termina hasta que se acaba”, dice un viejo aforismo del baseball. Y como muchas metáforas deportivas, se puede aplicar también a la política: es casi seguro que, salvo que la Corte o el Senado se lo impidan, Trump se mantendrá en las grandes ligas. Total, tiene el tiempo, la tribuna y los recursos. De seguro, ya está trabajando para eso: aprovechará este período de entretiempo para rearmarse, reunir a sus fieles seguidores, dotarlos de argumentos y consignas, y preparar su regreso. Aunque no podría optar a dos gobiernos seguidos, la Constitución sí le permite ir por cuatro años más.

Ahora bien, es altamente probable que, por las razones esgrimidas antes, el Partido Republicano no cometa el error de llevarlo nuevamente. Pero eso no es estorbo para un magnate como él: se comenta que ya está pensando en armar su propio partido, y como buen caudillo, impulsaría la carrera política de sus hijos Donald Jr. e Ivanka. Al fin y al cabo, el clan Trump sabe que los negocios funcionan mejor en familia, y que no hay mejor negocio que el poder. Así que manténgase en sintonía… esta teleserie tiene para rato.

  1. Sergio Menares dice:

    Donald Trump llenó de esperanzas a todos los demócratas (los que amamos la Democracia) al poco tiempo de ser elegido. Pensamos que el dictador Maduro tendria el destino que merece al sacarlo, Trump, para fuera del poder con sus adictos marxistas, verdaderos cuatreros. Trunp engrosó la voz con Maduro, a pesar de haberlo mantenido mucho tiempo comprandole su petróleo. Cosa que não entendíamos. Finalmente lo cortó. Le aplicó sanciones casi tan severas como las aplicadas en Cuba. Pero parece que los ´´gringos´´ no aprendieron la lección : las sancionees, por más rigurosas que sean, son 100% ineficasez. Los comunistas no salen por la ´´razón´´. La fuerza, empleada para sacar a los dictadores del poder, solo debe ser usada en ultima instancia y cuando no haya mas probabilidad de hacer algo mas en forma efectiva. Ronald Reagan hizo eso en la isla de Granada cuando los comunistas se apoderaron de la isla y estatizaron todas las plantaciones de nuez moscada. Las ventas desplomaron y nadie disfrutó de la irracional medida estatizante. Cuando el comunista Bishop (Primer ministro marxista) amenazó en estatizar la Universidad particular en la cual estudiaban muchos americanos, Ronald Reagan, dijo basta !. Invadió la isla y en 48 horas la Democracia volvió a florescer. El maldito de Bishop tentó oponerse militarmente y fue morto ´´ipso-facto´´.Las tropas comunistas de Cuba (que apoyaban militarmente al dictador marxista) embarcaron de vuelta a la isla-prisión del Caribe. Hoy se respira Libertad en la isla de Granada y sus dueños recuperaron sus tierras y continuan produciendo nuez mozcada en sus plantaciones y pagando rios de dinero en imouestos al gobierno. Dinero que el gobierno lo usa bien o mal (no lo sabemos). En el caso de Trump, éste vociferó y dijo que ´´todas las fichas estaban en la mesa´´ para restituir la Democracia en Venezuela. Resultado de su gestión : igual que un perro rabioso pero miedoso, ladró ladró y no mordió. Dejó Maduro ilegalmente en el poder, pisoteanado la Democracia, escupiendo en el propio plato de comida. En resumen nos dejó el ´´pescado podrido´´ para nosotros comerlo o echarlo a la basura. Solo que atras de él hay unas FFAA complices de la dictadura marxista (lo mismo sucederá aqui con Jadue de Presiente y no digan que no ,porque los políticos de Venezuela me decian en Caracas, que en Venezuela jamás gobernaria el marxismo ya que las FFAA eran las mas anti-marxistas de America Latina).(?). Una policía Nacional corrupta e fiel a Maduro. Gangues armadas a favor de Maduro que extorquizan a todos, principalmente los pequeños comerciantes. Milicias armadas anti-imperilaistas llenas de privilegios. Muchos se preguntan : ´´NO HAY UNA SIERRA MAESTRA EN VENEZUELA´´?. Si hubiera se podria visualizar alguna luz al final del tunel. Al final el dictador está rodeado de enemigos (Colombia, Brasil y Guyana). El Socialismo Democratico es anti-marxista como todo democrata debe ser. DEMOKRATIS.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO