Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 12 de agosto, 2018

Rafael Ruano: ¿Es usted un líder?

Asesor de empresas Rafael Ruano

El motor del éxito no radica en la idea que tenga el emprendedor; radica en la propia persona, en sus capacidades de transformación de la realidad.

Rafael Ruano Asesor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Leyendo diferentes artículos y basándome en mi experiencia en los recientes meses con pequeños empresarios y emprendedores en Chile, he analizado por qué hay tantos emprendimientos en Chile que no terminan de fructificar. En los últimos años, el fenómeno en el país ha sido parte muy importante de la creación de nuevas empresas, pero ¿por qué tantos de estos emprendimientos no llegan a madurar? Básicamente por las personas que lo crean, y no, en la mayoría de los casos, por el emprendimiento en sí. Veámoslo.

El líder posee tres habilidades clave: conceptualizar, comunicar y convencer (las tres C).

Los ingredientes básicos del emprendimiento son la creatividad, la iniciativa y la acción. Un emprendedor genera ideas que pone en marcha con iniciativa personal, y crea una secuencia de acciones para convertirlas en oportunidades de negocio. Pero no todo emprendedor tiene necesariamente capacidad de liderazgo. Un líder es algo más que un emprendedor: un líder tiene vocación de transformación, capacidad de provocar el cambio, visión de futuro y energía emocional para movilizar equipos e influir en personas. Posee tres habilidades clave: conceptualizar, comunicar y convencer (las tres C). En el camino de transformación, es capaz de contribuir al desarrollo personal y profesional de sus equipos. Un líder inspira y genera confianza.

La innovación y el liderazgo, por otro lado, son dos caras de la misma moneda: no se puede innovar (cambiar) nada sin liderazgo, y no se puede liderar nada que no esté en movimiento. No se lidera la estabilidad. Se lidera la transformación.

Necesitamos en Chile ciudadanos líderes, no sólo emprendedores.

El liderazgo genera emprendedores en contextos internos y externos a las organizaciones. Todo líder es un emprendedor, pero no todo emprendedor es un líder. No es el emprendedor el que disfruta con la incertidumbre, como reza el mito. Es el líder que lleva dentro el que realmente lo hace. Cuando intentamos crear un modelo de referencia social sobre los emprendedores, realmente lo queremos hacer sobre el liderazgo. Necesitamos en Chile ciudadanos líderes, no sólo emprendedores.

Tenemos amplios casos de análisis en Chile sobre emprendimientos fallidos que se quedan solo en el análisis, sin llegar a dar el paso al frente, mientras que otros, los menos, triunfan porque se han atrevido a dar el paso adelante, se arriesgaron. El motor del éxito no radica en la idea que tenga el emprendedor: radica en la propia persona, en sus capacidades de transformación de la realidad. Es la iniciativa continua y la autoconfianza del emprendedor, su tenacidad, flexibilidad y visión, su ilusión y energía vital los que llevan al triunfo. Esos atributos tejen inconscientemente la red de seguridad, en cualquier salto al vacío. Y son atributos propios del liderazgo, no del emprendimiento. No es que los emprendedores de éxito hayan calculado mejor los riesgos o hayan planificado minuciosamente estrategias magistrales. Es que se han “tirado a la piscina” con la mochila de unas fuertes capacidades de liderazgo. Es que han tenido confianza en sí mismos, en que sabrán superar las situaciones en que se encuentren, cualesquiera que éstas sean; y han mostrado claras dotes de liderazgo. Un emprendedor se puede estrellar ante las adversidades. Un líder las utilizará en beneficio propio, se adaptará, y creará equipos capaces de superarlas. Un emprendedor emprende. Un líder transforma la realidad.

Un líder emprenderá iniciativas de cambio, sistemática e inevitablemente, en el interior de una organización (desafiando el status-quo, deseando transformar productos y procesos, provocado el cambio cultural, proponiendo nuevos modelos de negocio), o externamente (desde su propia empresa). Cuando mitificamos la figura del emprendedor la estamos confundiendo con la del líder. Un emprendedor que desee triunfar debe tener capacidades de liderazgo. Por ello, una muy buena pregunta a los emprendedores noveles, además de las clásicas sobre estrategia y modelo de negocio, sería… ¿es usted un líder?

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete