Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 02 de diciembre, 2018

Rafael Ruano: A vueltas con la innovación

Asesor de empresas Rafael Ruano

La innovación es una función multivariable, donde la inversión en I+D es uno de los inputs, pero la estrategia, la organización, la cadena de suministro, el márketing o el diseño de producto amplifican o atenúan su efecto.

Rafael Ruano Asesor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Se acaba de pubicar el informe anual del Global Innovation 1000, que realizan la revista Strategy+Business y la consultora PwC. Este informe no habla de países directamente, sino de cuáles son las empresas que han puesto mayor empeño y esfuerzo en I+D en el año, sus estrategias y el resultado obtenido.

 

Como era de esperar, Amazon ha conseguido el primer puesto, con un incremento de la inversión en I+D de un 40,3% respecto al año pasado, alcanzando una cifra enorme de 22,6 billones de dólares, superando a una gran mayoría de países, siendo una empresa única. Según el estudio, la cifra promedio de 15 billones de dólares la superan otras empresas además de Amazon, y son Alphabet (Google)(+16,5%), Volskwagen (+14,5%) e Intel. Microsoft y Apple (16%) les siguen de cerca. Muy valorable el esfuerzo de Volkswagen, que ocupaba el liderazgo mundial en I+D en 2016, y fue relegada a la quinta plaza en 2017. Con un incremento del 14,5% de su presupuesto en innovación, se sitúa de nuevo en tercer lugar. De las grandes tecnológicas, sorprende la ligera reducción de esfuerzo de Microsoft (-5,3%). IBM ocupa una discretísima 28 posición, con una inversión en I+D de 5,8 billones, congelada desde 2017. La inversión en I+D entre los 1000 “grandes” se ha incrementado, en promedio, un 11,4%, llegando a un récord de 782 billones.

 

La innovación es una función multivariable, donde la inversión en I+D es uno de los inputs, pero la estrategia, la organización, la cadena de suministro, el márketing o el diseño de producto amplifican o atenúan su efecto.

 

De nuevo, el estudio reafirma que no existe una correlación entre el esfuerzo en I+D y el éxito en el mercado. El trabajo identifica un conjunto de empresas “high-leverage innovators”, cuyos resultados económicos en el largo plazo superan la media del sector, aunque han invertido en I+D por debajo de la media (entre ellas, Apple o Black & Decker). Aunque Apple está conquistando posiciones líderes en inversión, ha sido tradicionalmente una empresa con tasas de I+D inferiores, por ejemplo, a Microsoft, pero con una gran capacidad de rentabilizar sus inversiones con productos líderes en el mercado. Ya lo sabíamos: la innovación es una función multivariable, donde la inversión en I+D es uno de los inputs, pero la estrategia, la organización, la cadena de suministro, el márketing o el diseño de producto amplifican o atenúan su efecto.

 

Sectorialmente, se está produciendo una convergencia entre los sectores electrónicos, de software e internet, y automovilístico en sus inversiones en tecnologías relacionadas con las ciencias de la computación, generando una masa crítica de inversión privada en ese campo de alrededor de 500 billones de dólares. No en vano, el automóvil se está convirtiendo en un gran dispositivo electrónico sensorizado. La tracción de estas tecnologías, y las inversiones masivas en tratamiento de datos e inteligencia artificial tiran de la cadena de suministro electrónica y fortalecen las empresas de semiconductores como Intel (en 5ª posición en el ránking).

 

En el podio, emerge una nueva plataforma: Netflix.

 

Geográficamente, las empresas chinas siguen con su agresivo abordaje de la élite mundial, e incrementan su inversión en I+D en un 34%. En 2018 aparecen un 16% más de firmas chinas entre las Top 1000 que en 2017. Pero Europa no tira la toalla: sus compañías incrementan su esfuerzo en un 14%. Mientras, las inversiones americanas en tecnología sólo aumentan un 7,8% (¿efecto de las políticas/recortes de Trump en ciencia e innovación?).

 

En cuanto a posicionamiento e imagen de innovación, el estudio constata que las 10 compañías percibidas como las más innovadoras del mundo (Apple, Amazon, Alphabet-Google, Microsoft, Tesla, Samsung, Facebook, General Electric, Intel o Netflix) operan en sectores digitales o relacionados con la electrónica. En el podio, emerge una nueva plataforma: Netflix. Se refuerzan las constantes vitales que describen la economía del futuro: lideran las empresas digitales, plataformizadas, y con inversiones imbatibles en I+D, definiendo modelos de negocio de datos hacia los que evolucionan los viejos sectores industriales (automoción y electrónica).

 

Y, dirán ustedes, ¿donde quedamos en Chile? Soñando con el futuro, pero a nivel país, no por empresa. Pero como soñar no cuesta dinero, seguimos en el intento. Aquí es donde está el futuro, en estas y otras empresas similares.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: