Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 21 julio, 2021

Quieren que hagamos magia

Presidente Multigremial Nacional Juan Pablo Swett

Un grupo de parlamentarios empujan un proyecto que busca reducir a 38 las horas laborales, pero no están las condiciones para avanzar en una ley de esta envergadura, considerando la inestabilidad que generan los efectos del estallido social, la crisis económica que ha dejado la pandemia y el millón de personas que siguen desempleadas.

Juan Pablo Swett Presidente Multigremial Nacional
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La Multigremial Nacional reunió a un centenar de dirigentes para analizar el proyecto de reducción de jornada laboral impulsado por un grupo de parlamentarios, el que busca reducir de 45 a 38 horas la jornada semanal de trabajo, junto a la posibilidad de pactar jornadas de cuatro días trabajados y 3 libres (4×3), pudiendo estos últimos ser viernes, sábado y domingo; o sábado, domingo y lunes.

La conclusión de esa cita fue que hoy no están dadas las condiciones para avanzar en una ley de esta envergadura, considerando la inestabilidad que generan los efectos del estallido social, la crisis económica que ha dejado la pandemia y el millón de personas que siguen desempleadas.

Los parlamentarios que empujan este proyecto hablan de 38 horas laborales, pero en la práctica serán 34 las efectivamente trabajadas, dado que los horarios de almuerzo en esta nueva ley serán de cargo del empleador. Entonces, con 24% menos de jornada laboral, la productividad de las MiPymes caerá estrepitosamente, pegándoles en el suelo en medio de esta crisis económica.

La iniciativa también traerá más gastos a las Empresas de Menor Tamaño. Sectores de atención continua, como hoteles, restaurantes, empresas de seguridad, servicios de salud y emprendedores agrícolas, se verán obligadas a contratar más personal para cubrir los mismos turnos y rotaciones que actualmente requieren para ejecutar su operación.

Con 100 mil MiPymes quebradas y otras 300 mil que podrían seguir ese camino, pensar en castigar de esta forma a las MiPymes carece de sentido, al mismo tiempo que podría transformarse en un incentivo para que muchas empresas opten por la informalidad, dado que a éstas últimas no se les fiscaliza ni se les imponen cargas laborales. Lo lógico es avanzar en sentido opuesto.

La presentación de este proyecto demuestra que los diputados que lo impulsan jamás han emprendido. También nos revela que esperan que las MiPymes hagamos magia: mantener las mismas remuneraciones gastando más y siendo menos productivos. Imposible.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO