Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 5 octubre, 2020

Pilar Molina: No dejan ni pueden gobernar

Periodista Pilar Molina

¿Significa este nuevo reordenamiento que excluye al PC y al Frente Amplio que volverá a surgir la ex Concertación retomando posiciones centristas? Nada de eso. La Concertación ya perdió su moderación al incorporar al PC para formar la Nueva Mayoría, y el Frente Amplio terminó de radicalizar la otrora socialdemocracia poniéndole la música y el baile.

Pilar Molina Periodista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Fracasaron en el primer desafío electoral de la seguidilla de elecciones que vienen en el próximo año y medio. No fueron capaces de ponerse de acuerdo y pactar primarias para la elección de gobernadores y alcaldes en abril próximo, a pesar de que en ambos comicios solo gana el que concentre el mayor número de votos, lo cual exige hacer alianzas. Los gobernadores tienen segunda vuelta si nadie alcanza el 40%, sin embargo, con lo cual la oposición podría mitigar la desunión aplicando allí la única estrategia que comparten: todos contra el gobierno.

En lo demás parece abrirse un abismo gigantesco. Nunca se habían visto tan enojados con el Frente Amplio, a quien acusaron de “a espaldas” ir a inscribir su propio pacto al Servel, mientras dejaba representantes en la mesa de negociaciones. El presidente del PS, Alvaro Elizalde, repitió varias veces que jamás había vivido algo similar.

Al Frente Amplio le llovieron las acusaciones por las volteretas argumentales: que el domingo impuso tres condiciones para ir a primarias (competencia con todos los incumbentes, no reelección de ningún alcalde vinculado a corrupción, acuerdos programáticos); que el martes accedió a pactos por omisión, olvidando las exigencias anteriores incumplidas, y que el miércoles se juntó con el PC para exigir blindajes entre la I y la VI regiones, para terminar el día inscribiendo su propio pacto.

El PC no inscribió nada y buena parte de la oposición se reunió en la vieja Concertación del PS, PPD, PR y DC, añadiéndose el Pro de Marco Enríquez-Ominami, que estaba operando hasta ese día con el PC, y Ciudadanos, el partido casi virtual de Andrés Velasco.

¿Significa este nuevo reordenamiento que excluye al PC y al Frente Amplio que volverá a surgir la ex Concertación retomando posiciones centristas? Nada de eso. La Concertación ya perdió su moderación al incorporar al PC para formar la Nueva Mayoría, y el Frente Amplio terminó de radicalizar la otrora socialdemocracia poniéndole la música y el baile.

Esta ultra izquierda no quiere construir una mayoría con el grupo al que acusó de carecer de “mínimos éticos y programáticos”.

Y hasta aquí no hay vuelta. Pueden no dejar gobernar a Sebastián Piñera, pero no pueden ponerse de acuerdo para gobernar juntos. No hay acuerdo en nada que no sea derrotar a la derecha (Mahmud Aleuy), bloquear su agenda legislativa y acusar constitucionalmente a sus ministros. El propio Fuad Chahín comparó esta manera “tramposa” de negociar del Frente Amplio con su negativa a actuar unidos para elegir a un opositor como presidente de la Cámara, al precio de tener instalado un RN hasta el día de hoy.

Lo que no parece entender la ex Nueva Mayoría es que el Frente Amplio está dispuesto a buscar la unidad como último recurso y tapándose la nariz, con pactos por omisión, por ejemplo, porque quieren diferenciarse de aquellos que acusan de haber gobernado con las ideas de la derecha, de ser una casta elitista, conservadores, neoliberales, tolerantes a la corrupción y un largo etcétera. Esta ultra izquierda no quiere construir una mayoría con el grupo al que acusó de carecer de “mínimos éticos y programáticos”. Nacieron para “transformar el país”, como dice la presidenta de RD, Catalina Pérez, y buscarán “la formación de mayorías” sólo cuando ellos puedan gobernar e imponer su proyecto a todos los que se quieran subir al carro del poder.

Unicamente les falta ese candidato ganador. Mientras tanto, lo que los ocupa es asentar esta imagen de políticos moralmente superiores, conectados con el movimiento social, transformadores. Ya radicalizaron al conjunto de la izquierda, que perdió lo de centro que tenía, y ahora no se trata de sumarse a ella, sino que de reem-pla-zar-la.

Sin duda, y como se ha visto en el Congreso, hay mucha mayor afinidad entre el Frente Amplio y el PC que con la mayor parte de la DC.  De hecho, varios de sus dirigentes, como Catalina Pérez, fueron antes comunistas. Los ex Nueva Mayoría todavía juegan, sin embargo, a que son capaces de moderar la extrema izquierda y construir con ella mínimos programáticos.

Los socialistas están preocupados porque la atomización de la izquierda genere una sobrerepresentación del Rechazo en la Convención Constitucional. Lo que debiera preocuparles es que la creciente influencia del polo de ultra izquierda sobre la otrora socialdemocracia haga imposible obtener dos tercios de los constituyentes para poner en la nueva Constitución los principios que están en las cartas fundamentales de todos los países democráticos desarrollados del mundo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete