Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 17 agosto, 2020

Pilar Molina: El tiro por la culata

Periodista Pilar Molina

Este ejercicio de retiro aumentó la confianza en las AFP, al punto en que al momento de elegir dónde invertirán o ahorrarán el retiro, una gran parte elige la cuenta 2 de las administradoras o el APV.

Pilar Molina Periodista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Fueron por lana y salieron trasquilados”, podría haberse titulado también esta columna. Porque al legislar el retiro del 10% de las AFP, confesaron abiertamente el propósito de terminar con el sistema (“vamos por el 90% restante”, dijeron desde el Frente Amplio, el PC y algunos ex Nueva Mayoría). Y, en vez, lo afirmaron y validaron. Hicieron el milagro gracias al simplismo mental de la mayoría parlamentaria que le impidió darse cuenta de lo que iba a ocurrir:

  1. Por primera vez muchas personas se informaron sobre el sistema, conocieron la AFP en que tenían depositadas sus cotizaciones, y tomaron conciencia que su retención previsional era un ahorro propio.
  2. Se dieron cuenta que la plata estaba (no se había evaporado ni era de las AFP) y los que habían cotizado apenas un par de años se sorprendieron con la cantidad que habían acumulado, es decir, era verdad que el sistema es rentable y que de 10 pesos en sus cuentas, 7 son rentabilidad.
  3. Se reafirmó el derecho a propiedad sobre este dinero que pertenece a los trabajadores, lo que a veces cuesta entender porque confunden a las personas diciendo que los paga el empleador. Pamplinas, al final es plata que habría llegado a su bolsillo si no hubiese sido depositado para los días de la vejez.
  4. Justo cuando la izquierda y la DC están exigiendo que el total del aumento de la cotización (6 puntos porcentuales) vaya a un sistema de reparto, subió 10 puntos porcentuales en un mes, a 43%, los que quieren que esa alza del 60% vaya enteramente a su cuenta individual.
  5. Y contrario al proyecto en trámite de senadores desde al DC al Frente Amplio, que propone estatizar el 90% restante y terminar con el sistema, el rechazo a estatizar los fondos subió más de 11 puntos en agosto, escalando al 63%.
  6. Los 11 millones de afiliados vieron en el proceso una inédita exhibición de eficiencia, rapidez y transparencia que no se habrían soñado si el sistema hubiera sido estatal. Por de pronto, no habría habido plata para repartir. Aquí en cambio, en menos de 15 días, las administradoras han recibido 9,6 millones de solicitudes de retiro y ya pagaron US$8.682 millones sin que el mercado financiero se tambaleara siquiera, gracias a las medidas tomadas por todos los actores.
  7. El que los fondos estuvieran tangibles y accesibles permitió solucionar otro problema, la vergüenza de los padres que no pagan pensiones de alimentos a su progenie (el 84% de los demandados), a quienes se les retuvo el pago por orden de los tribunales de justicia.
  8. Como hay unos 3 millones de afiliados con exiguo ahorro que retirarán el total de sus saldos porque tienen menos de un millón de pesos ahorrado, un efecto no buscado es que, en adelante, mejorarán las estadísticas de las pensiones promedio. Como en este sistema las AFP devuelven todo (no así cuando el sistema era estatal, donde el que no tenía derecho a pensionarse perdía sus contribuciones), las cotizaciones por cortos períodos se traducen en bajas pensiones que desprestigian la capitalización individual.
  9. Este ejercicio de retiro aumentó la confianza en las AFP, al punto en que al momento de elegir dónde invertirán o ahorrarán el retiro, una gran parte elige la cuenta 2 de las administradoras o el APV (UDD).

Todas estas consecuencias para reivindicar el vilipendiado sistema de capitalización individual no fueron el objetivo de la mayoría legislativa, cuyos nombres debiéramos recordar al momento de votar su reelección. Porque no cuesta nada fingir actuar en pro del bien común (de las personas golpeadas por la pandemia) cuando en realidad se actúa seducido por el “clamor popular”. Ello explica que aprobaran bajar el ahorro a todas las personas para su larga vejez y no sólo a quienes perdieron ingresos o sus empleos. Una encuesta de la UDD sólo confirma el afán populista. El 56% de quienes solicitaron su fondo de vejez (que en el afiliado promedio no representa el 10%, sino que el 40%) piensa ahorrarlo o invertirlo. ¡Plop!

Es decir, más de la mitad de los 11 millones de afiliados no necesita hacer el retiro para capear esta crisis sanitaria, pero lo hará igual porque los señores legisladores aprobaron además que no paguemos impuestos, que en el caso del retiro máximo puede superar el millón y medio de pesos. Y nos permitirán seguir recibiendo beneficios del exprimido Estado si lo reinvertimos en APV, como lo hará el 13,7% del grupo más rico, el ABC1 (UDD).

Pero muchos de nuestros parlamentarios son tan básicos, que no aprenden. Y continúan aprobando iniciativas que pretenden ser soluciones para problemas complejos que no se hacen cargo de todas las consecuencias negativas de sus ideítas geniales. Como no saben como funciona el mundo real, creen que los problemas se acaban prohibiendo cobrar los créditos universitario o hipotecarios e impidiendo, hasta por un año después que termine el estado de catástrofe, expulsar judicialmente a un arrendatario que no paga. Estos simplones descartan cooperar con el Ejecutivo para levantar ayudas sin los efectos nocivos de estas soluciones infantiles (subsidios al arriendo o garantías para renegociar la postergación de los créditos). Se asemejan a “atilas” ignorantes y ansiosos que van destruyendo a su paso legislativo el funcionamiento de la economía.

Pero, esta vez, el tiro les salió por la culata.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete