Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 31 de diciembre, 2018

Pilar Molina: Deseos de Año Nuevo para el Presidente

Periodista Pilar Molina

Entre otras cosas, el Mandatario debe mejorar la respuesta de los chilenos frente a la tolerancia a la violencia por parte de los grupos más radicalizados, pero sin crear un clima que complica al mismo gobierno y cosecha la ultra izquierda.

Pilar Molina Periodista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Que el Presidente Sebastián Piñera termine con su sobreexposición en matinales, radios, diarios, en terreno, hablando de Dios y política y monopolizando todas las voces del gobierno.

Que el Ejecutivo se concentre en lo importante y no continúe contribuyendo al deterioro institucional, que necesariamente se vuelve en su contra.  Denostar a las Fuerzas Armadas y, sobre todo, a Carabineros, ayuda a generar el ambiente de crispación que la oposición busca capitalizar poniendo en duda la gobernabilidad.

Que se focalice, en cambio, en solucionar el problema de La Araucanía, donde la violencia ha recrudecido en forma alarmante y no hay detenidos.

Que no se distraiga anunciado nuevas nuevas reformas constitucionales, como su propuesta de terminar con la remoción de los comandantes en jefe y el director general de Carabineros a través de un “decreto fundado”. Si el actual ordenamiento funcionó para destituir al general Hermes Soto, ¿para qué arriesga abrir nuevos forados que la oposición aprovechará para enredar y dividir al oficialismo?

Que se aboque a los proyectos pendientes, empezando por el de reforma tributaria, si es cierto -como aseveró como candidato- que los cambios introducidos fueron claves en que durante cuatro años cayera la inversión, la economía creciera un tercio que antes y se creara básicamente empleo público.

Que busque los acuerdos para sacar adelante la reforma al sistema de pensiones, porque no resiste continuar evadiendo los cambios para que los independientes y todos los trabajadores acumulen más ahorro que ahora en las cuentas para su jubilación.

Que el Presidente no olvide que lo eligieron por contraste, por lo que en su primer período logró en materia de seguridad y empleo versus los malos resultados de la administración de Michelle Bachelet. Que ponga sus fichas ahí, más cuando la guerra comercial entre Estados Unidos y China continúa disparando turbulencias a la economía chilena.

Que se acuerde que sólo tiene 2019 sin elecciones para sacar adelante su agenda legislativa clave, incluyendo reforma a las isapres, al Sename y la inmigración.

Que recuerde que su actuación es clave para el clima de opinión pública que se crea en el país. Posturas alarmistas ayudan a crear sensación de inestabilidad. Debe mejorar la respuesta de los chilenos frente a la tolerancia a la violencia por parte de los grupos más radicalizados, pero sin crear un clima que complica al mismo gobierno y cosecha la ultra izquierda.

Que recuerde a quienes votaron por él y trabajaron por su triunfo y busque aunar a su coalición en vez de diferenciar sus integrantes. No puede repetir la hazaña de terminar su segundo gobierno con la centroderecha dividida, desgastada y sin liderazgos claros de recambio, salvo él.

Que pueda tener una gestión menos personalista y protagónica, porque el éxito de su gobierno no es el suyo propio, sino que el de su coalición.

 

 

FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: