Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 22 de marzo, 2020

Paula Schmidt: Médicos, ética y coronavirus

Periodista y Licenciada en Historia Paula Schmidt

La actitud de un grupo de alumnos de sexto y séptimo año de medicina de la UC, de querer iniciar una huelga tras ser convocados a tareas de apoyo durante la crisis sanitaria que enfrentamos como país, contrasta con el compromiso, la creatividad y enormes esfuerzos de muchos de sus pares a nivel internacional.

Paula Schmidt Periodista y Licenciada en Historia

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En un abrir y cerrar de ojos, el mundo, además de cambiar, en cierta medida también se democratizó, ya que ningún rincón del planeta permanece inmune a los devastadores efectos del COVID-19; microorganismo tan astuto como endemoniado para potencias como Alemania y China, incapaces aún de contrarrestar sus estragos.

La rapidez de su transmisión es para no creer. Si durante la primera semana del brote en Italia los casos diarios no eran más de 70, catorce días después ascendían a más de mil 700. Por lo tanto, cabe preguntarse cómo lograremos hacer frente a una pandemia sanitaria de alcance global, tras el arduo desgaste económico y social que hemos sufrido a partir del fatídico 18 de octubre.

Sin embargo, trastornos de este tipo también vienen acompañados de esperanza, y es así como en todas partes del mundo se ha desplegado una verdadera cruzada humana compuesta por científicos y equipos clínicos empeñados en disminuir el número de víctimas, a pesar de los riesgos y altos costos personales de su labor. Por lo que la actitud de un grupo de alumnos de sexto y séptimo año de medicina de la UC, de querer iniciar una huelga tras ser convocados a tareas de apoyo durante la crisis sanitaria que enfrentamos como país, contrasta con el compromiso, la creatividad y enormes esfuerzos de muchos de sus pares a nivel internacional.

Un bochorno para la universidad, pero aún más grave para los mismos futuros médicos ¿Desconfianza en el sistema o en ellos mismos?  El paro fue depuesto en menos de 24 horas, sin embargo, la herida quedó expuesta.  En medio de un complejo escenario que requerirá de mucha coordinación y sacrificio, existe un puñado de jóvenes que titubearon antes de asumir las responsabilidades de su profesión, cuya esencia es el servicio hacia los demás.  

Si Chile ya estaba convulsionado, antes de la aparición el coronavirus, ¿qué podemos esperar ahora que estamos próximos a compartir la incertidumbre mundial que genera esta enfermedad sin cura ni antídotos? ¿Mayor tensión, desesperación y desconfianza?

La imagen de españoles e italianos en sus balcones reconociendo el coraje de su personal clínico, a través de vítores y aplausos me confirma que la medicina se humaniza cuando sus miembros la ejercen con arrojo y lealtad. Algunas de las imágenes de los hospitales en España e Italia son sobrecogedoras. Médicos exhaustos, suplicándole a la ciudadanía que no cometa imprudencias porque son incapaces de atenderlos a todos; familiares de enfermos imposibilitados de siquiera compartir su angustia, ya que deben permanecer enclaustrados.  Para tanto médicos como pacientes la sensación de estar atrapados sin salida, a merced de un nano enemigo invisible, agresivo y voraz es, acorde a uno de los testimonios: lo más cercano de estar en guerra. Por lo tanto, ganar la batalla requerirá de profesionales templados y convencidos de que su labor no es sólo curar el cuerpo, sino también de irradiar confianza,entregar compañía y ser solidarios a la hora de enfrentar una pandemia tan compleja como la desatada por el COVID-19.

El código de ética del Colegio Médico de Chile, además deenunciar que el profesional de la salud debe respetar a la vida y a la persona humana, el decoro, la dignidad y la integridad moral en todas sus acciones, también destaca sucompromiso hacia los ciudadanos y a la sociedad civil en su conjunto, por lo que los médicos deben dar cuenta sobre sus conductas.  

Es imposible detener el progreso del COVID-19 sobre nuestro territorio, sin embargo aún hay tiempo para que el corrosivo poder de contangio del coronavirus no infecte la confianza y compromiso social que deben prevalecer ennuestras facultades de medicina.

@LaPaulaSchmidt

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA