Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de mayo, 2020

Paula Schmidt: Las reinas y reyes del copy-paste

Periodista y Licenciada en Historia Paula Schmidt

Los países cuyos líderes supieron cultivar y propagar confianza en sus sociedades, mucho antes de la pandemia, hoy están en mejor pie para afrontar la gravedad de la crisis, no sólo porque reciben el compromiso de sus ciudadanos para afrontar los desafíos, sino también porque éstos se sienten parte de la solución.

Paula Schmidt Periodista y Licenciada en Historia
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Comienzo esta columna con mi propio “copy-paste”, ya que las reflexiones sobre la “nueva normalidad” de Laura Revuelta, redactora jefe de ABC Cultural, son dignas de compartir. Léalas, valen la pena. Sentirá una especie de alivio, ya que nuestros políticos no están solos en la tentación de recoger frases ajenas y repetirlas como un mantra tratando de satisfacer la incertidumbre y controlar la ansiedad social que provoca el coronavirus.

La “neue normalität” que anunció Austria, a mediados de abril pasado, encendió la mecha y desordenó el naipe a nivel mundial. Desde el Presidente Sebastián Piñera hasta la Organización Mundial de la Salud recogieron la “cuña” de su canciller Sebastián Kurz. Sin embargo, a los pocos días (por lo menos en Chile) hubo que alterar el vocabulario y buscar una frase distinta para readecuar el mensaje. Es que lo nuevo del presente poco tiene de “normal” y el actual contexto no le acomoda ni a los disciplinados austríacos, suecos o alemanes, pero mucho menos a nosotros, ya que corremos con desventaja en comparación a los europeos, porque mucho antes de la pandemia no supimos sembrar confianza y es así como hoy, en medio de ella, estamos cosechando tormentas.

Cuando algo escasea o se hace necesario es cuando por fin se visibiliza y toma en cuenta. Es por eso que el término, tras un inmerecido segundo plano, ha vuelto cobrar protagonismo. No obstante, fortalecerla en medio de una crisis será casi imposible, porque nos fuimos olvidando sobre el valor de la confianza como el motor para nuestro desarrollo, como un elemento básico para fortalecer nuestro capital social, pero sobre todo como la esencia para nuestra cohesión.

La confianza no se aprende, pero la desconfianza sí, por lo que cumplir las promesas y mantener los compromisos son claves para que ésta no se fragmente. Es así como a pesar de los esfuerzos y buen manejo sanitario de las autoridades, los ciudadanos siguen temiendo, dudando y desconfiando. En parte, porque el ambiente previo al Covid-19 ya era tenso, pero también porque los chilenos perciben que sus expectativas han sido manipuladas demasiadas veces u olvidadas hasta la próxima elección. Revertir esa percepción (y desilusión) requerirá de mucho tiempo y liderazgos coherentes, muy distintos a los embates mezquinos de la oposición, los cuestionamientos muchas veces sin fundamento y a la rápida de algunos medios y las conductas poco transparentes que manchan la credibilidad de la política.

Los países cuyos líderes supieron cultivar y propagar confianza en sus sociedades, mucho antes de la pandemia, hoy están en mejor pie para afrontar la gravedad de la crisis, no sólo porque reciben el compromiso de sus ciudadanos para afrontar los desafíos, sino también porque éstos se sienten parte de la solución. Ese es el verdadero copy-paste que debemos lograr en conjunto para despertar airosos de esta pesadilla surrealista. No nos volvamos a olvidar  de ese activo que hoy necesitamos y echamos tanto de menos.

@LaPaulaSchmidt

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete