Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 12 marzo, 2021

Paula Schmidt: Bye-bye Baquedano

Periodista y Licenciada en Historia Paula Schmidt

No sólo el General Baquedano y su acompañante merecen resguardo y estar lejos de las agresiones, sino también quienes habitan a su alrededor y que llevan meses soportando de manera injusta un proceso que no llega a ninguna parte.

Paula Schmidt Periodista y Licenciada en Historia
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Premio Pulitzer Jared Diamond pareciera dar en el clavo cada vez que lanza un libro. Ha publicado varios dignos de ser leídos por su originalidad para reflexionar sobre temas que reflejan las incoherencias de la historia y el comportamiento humano. Con un capítulo dedicado a Chile, su obra “Crisis. Cómo reaccionan los países en los momentos decisivos” (2019) no puede ser más acertada para los tiempos que corren, ya que pareciera ser que el tribalismo se ha apoderado de las naciones, agudizando la convivencia entre los diferentes grupos sociales.

Por medio de este libro, el destacado académico nos recuerda que las crisis (ejemplificando con algunas de las suyas) conforman parte de nuestra existencia y nos alertan sobre la necesidad de enfrentar cambios para los cuales pocas veces nos consideraremos preparados, ya que la mayoría no se siente muy a gusto en los momentos de transición (como son las crisis) y suele refugiarse en el negacionismo o el status quo como mecanismos de defensa por sobre elegir nuevos caminos y estrategias para enfrentarlas.

Winston Churchill conoció de cerca las luces y sombras de varias crisis personales y a lo largo de su trayectoria política expresaba a menudo: “Nunca desperdicies una buena crisis”. Con su estilo osado y a veces demasiado frontal resistió no sólo múltiples crisis, sino también fuertes cuestionamientos de su entorno por cómo ejercía su liderazgo en momentos que fueron sumamente decisivos para el futuro de Gran Bretaña. Sin embargo, lo que sigue distinguiendo a Winston (y a Jared Diamond) del montón es que entendía que las crisis no son caos, incertidumbre o desorden, sino todo lo contrario, la oportunidad para revisar, decidir, explicar, interpretar y elegir (lo que conlleva renunciar) sin bajar los brazos, cerrando los ojos o dejándose llevar.

La decisión de finalmente remover (dicen que temporalmente) al General Baquedano de la Plaza Italia para proteger su monumento, y me imagino que también con la ilusión de despejar a los antisistémicos de turno que llegan cada fin de semana a enlutar el sector, además de recordanos que en el manejo de crisis sociales poco hemos avanzado desde octubre de 2019, también es una demostración de que nos olvidamos fácilmente del valor urbano, patrimonial e histórico de mantener erguidas esculturas o monumentos no como meros artefactos, sino como la representación de una época determinada de nuestra existencia como país.  ¿Si no, para qué entonces identificar a colegios, edificios, parques o calles con los nombres  de mujeres u hombres cuya notoriedad dejaron una huella (o cicatriz)?

El General Baquedano y el soldado desconocido lograron resistir un ensañamiento de rasgos violentos pocas veces visto (incluso en otras manifestaciones por causas similares a las nuestras alrededor del mundo), recibiendo un severo castigo por medio de incendios, rayados y demoliciones a su alrededor; que no sólo representan la absoluta desconexión de un grupo humano con la realidad, sino también como a lo largo de 17 meses se ha permitido que se genere un microclima que atomiza en pocos metros cuadrados los miedos, culpas y desaciertos de nuestra institucionalidad; pero no sólo el General Baquedano y su acompañante merecen resguardo y estar lejos de las agresiones, sino también quienes habitan a su alrededor y que llevan meses soportando de manera injusta un proceso que no llega a ninguna parte.

Por lo tanto, cuando llegue el momento de sacar los pañuelos blancos para decirle bye-bye desde la Plaza Italia al General y su fiel acompañante, también lo sea para comenzar a decidir (sin desaprovechar la oportunidad) sobre como deshacerse de una crisis que nunca se resolverá con status quo o moviendo estatuas de un lugar a otro.

@LaPaulaSchmidt

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO