Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 25 diciembre, 2020

Patricio Navia: Navidad 2021

Sociólogo, cientista político, académico UDP Patricio Navia

En diciembre de 2021, nadie querrá recordar la Navidad más gris y dolorosa de 2020, pero pocos también querrán estar pensando en el complejo desafío que implicará intentar financiar todos los regalos que quedarán incorporados en la nueva Constitución y que no habrá cómo pagar después.

Patricio Navia Sociólogo, cientista político, académico UDP
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Si bien 2020 nos ha enseñado que cada año trae sus propias sorpresas, es muy probable que el país viva una Navidad menos traumática en 2021 que la que estamos viviendo hoy en medio de la pandemia del Covid-19 y de la crisis económica que ésta ha provocado. Pero la Navidad de 2021 no estará exenta de sus propias tribulaciones. El país estará en medio de un proceso constituyente y el presidente recientemente electo enfrentará el difícil desafío de tener que empezar su gobierno varios meses antes de que la convención constituyente haya terminado su trabajo. Con la mayoría de los chilenos habiendo sido vacunados, las calles y los centros comerciales deberían haber vuelto a su ruidosa normalidad de muchedumbres haciendo las compras de última hora. Si bien las mascarillas todavía serán parte del paisaje, abundarán también los abrazos y el contacto social. La convención constitucional competirá con Papá Noel (el Viejito Pascuero, como se le conoce en Chile) como el portador de las esperanzas de sueños y expectativas largamente presentes en el imaginario de muchos. Pero a diferencia de éste, que traerá regalos concretos, la convención estará llenando el nuevo texto de promesas loables pero difíciles de financiar que, probablemente, nunca llegarán a convertirse en realidad.

Correctamente, muchos chilenos quieren que el 2020 termine pronto. Después de un acontecido último trimestre de 2019 con estallido social y profundos cambios políticos, el 2020 nos trajo la pandemia y la crisis económica con la peor recesión que experimentó el país en 40 años. Los altos niveles de desempleo y la evidente caída en el poder adquisitivo de las personas —aminorado solo en parte con los dos retiros del 10% del dinero acumulado por los chilenos en sus fondos de pensiones— han hecho de 2020 un año para olvidar… aunque las consecuencias de largo plazo de lo que ha ocurrido este año harán que el 2020 no desaparezca de nuestra memoria fácilmente. Para no ir más lejos, el costo de los dos retiros del 10% de los fondos de pensiones lo deberemos cubrir entre todos por varias décadas para mejorar la jubilación —que ya era mala— de más de 8 millones de personas que ahora tienen sustancialmente menos dinero para financiar su jubilación.

Con todo, la llegada del nuevo año, con las expectativas de acceso masivo de la población a una vacuna contra el Covid-19, alimentan el optimismo sobre 2021. El aumento en el precio del cobre implica también viento de cola para la economía chilena. El país recuperará buena parte de lo perdido en 2020. El entusiasmo por ir dejando atrás la pandemia alimentará el apetito por el riesgo, aunque la automatización producida por la necesidad de crear distanciamiento social también hará más difícil la búsqueda de empleo, especialmente para aquellos con menos calificaciones.

Pero el 2021 no estará exento de sus propios desafíos. Los dos procesos electorales por los que atravesará el país —la elección para miembros de la convención constitucional en abril y las contiendas presidenciales y parlamentarias de noviembre— producirán una ardua competencia entre candidatos que buscarán diferenciarse, haciendo promesas ambiciosas y comprometiéndose a resultados imposibles. Precisamente porque la primera elección —para escoger a los miembros de la convención constitucional— está tan mal diseñada, los candidatos a convencionales harán las promesas más ambiciosas. Después de todo, la convención estará encargada de redactar el texto, no de encontrar los recursos para poder financiar todas las promesas de derechos sociales que garantice la nueva constitución.

En diciembre de 2021, justo cuando se esté realizando la campaña para la segunda vuelta de la elección presidencial —si es que ningún candidato logra obtener más del 50% de la votación en la primera vuelta del 21 de noviembre— los astros estarán perfectamente alineados para que los candidatos presidenciales realicen promesas ambiciosas y los miembros de la convención constitucional se apresuren a poner esas promesas en forma artículos en la nueva constitución.

La temporada de regalos se intensificará a comienzos de diciembre. Para cuando llegue la Navidad, el proyecto de nueva constitución tendrá más regalos que cualquier árbol de navidad que exista en el país. Aquellos que traiga el Viejito Pascuero serán eclipsados por los que incorporen los miembros de la convención constitucional al nuevo texto que estará siendo redactado. Quienquiera haya resultado electo para presidir al país en el periodo marzo 2022-marzo 2026 estará tratando de encontrar una forma de financiar esas ambiciosas promesas. Pero el resto de los chilenos estará feliz de saber que la Navidad de 2021 abundará en regalos y promesas de derechos garantizados. Será una ocasión de alegría o jolgorio. En diciembre de 2021, nadie querrá recordar la navidad más gris y dolorosa de 2020, pero pocos también querrán estar pensando en el complejo desafío que implicará intentar financiar todos los regalos que quedarán incorporados en la nueva constitución y que no habrá cómo pagar después.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO