Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 4 junio, 2021

Patricio Navia: Cuánto vale una promesa presidencial

Sociólogo, cientista político, académico UDP Patricio Navia

La decisión del Presidente Piñera de apoyar el matrimonio igualitario representa un incumplimiento de promesa que, aunque avance la causa de la igualdad de derechos, tiene también altos costos para la credibilidad y fortaleza de la democracia.

Patricio Navia Sociólogo, cientista político, académico UDP
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Para que la democracia funcione, los políticos deberían hacer mayores esfuerzos por cumplir sus promesas de campaña. Es más, cuando los candidatos se comprometen a hacer algo o a oponerse a algo, una vez electos debieran hacer lo imposible por hacerlo realidad. La decisión del Presidente Piñera de apoyar el matrimonio igualitario representa un incumplimiento de promesa que, aunque avance la causa de la igualdad de derechos, tiene también altos costos para la credibilidad y fortaleza de la democracia.

La promesa de campaña es un compromiso esencial en el proceso democrático. En campaña, los candidatos se comprometen a defender ciertas prioridades y a oponerse a otros asuntos. Al menos en parte, los electores optan por apoyar a determinados candidatos a partir de esas promesas. Una vez electos, los políticos tienden a cumplir sus promesas porque aspiran a volver a ser electos y para ello deben evitar decepcionar a sus votantes. Cuando no existe la reelección inmediata, los incentivos para cumplir las promesas de campaña son mucho más débiles. Si un político no puede buscar la reelección, se centrará más en buscar su próximo trabajo que en cumplir las promesas que hizo en campaña.

Obligar a los políticos a cumplir sus promesas tampoco es una buena alternativa. Porque las circunstancias cambian, los políticos tienen la misma libertad que tienen los pilotos de avión para cambiar la hoja de ruta en caso de emergencia. Lamentablemente, esa misma flexibilidad hace que a veces prometan cosas que saben no podrán cumplir. Como siempre habrá imprevistos, es cosa de culpar después a algún imprevisto para justificar un incumplimiento de promesas.

Como es inconveniente obligar a los políticos a que cumplan sus promesas, es esencial que los propios políticos hagan su mejor esfuerzo para mantenerse fieles a sus compromisos, incluso cuando algunas de esas promesas pudieran no ser lo que hoy quiere la mayoría. Precisamente porque la voz del pueblo se expresa de forma mucho más clara cuando la gente vota, los políticos debieran hacer esfuerzos especiales para cumplir con sus promesas de campaña.

En su discurso del 1 de junio, el presidente Sebastián Piñera sorpresivamente anunció su apoyo a legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo. De ser promulgada, esa ley pondría a Chile a la par de la gran mayoría de las democracias desarrolladas y eliminaría una restricción que discrimina a muchos miembros de la comunidad LGTB+ que no pueden acceder al mismo derecho que tenemos los heterosexuales.

Lamentablemente, independientemente de lo que uno piense sobre el matrimonio igualitario, hay razones para sentirse decepcionado por la decisión del presidente Piñera. En su campaña en 2017, el entonces candidatos repetidas veces aseguró oponerse al matrimonio igualitario. Ya que es una persona de edad que lleva décadas en la vida pública, esas declaraciones no pueden ser entendidas como una decisión irreflexiva. En tanto el matrimonio igualitario ha existido por varios años ya en otros países, las declaraciones de Piñera —un hombre culto, leído e instruido— oponiéndose al matrimonio igualitario fueron resultado de, presumiblemente, un proceso de reflexión profundo. Como su coalición entonces estaba dividida entre los que apoyaban el matrimonio igualitario y aquellos que se oponían —entre los que se contaba una parte importante del mundo evangélico—, la oposición de Piñera no fue tomada a la ligera. Es más, precisamente porque Piñera hizo esfuerzos especiales para atraer el voto evangélico, su postura en contra del matrimonio igualitario fue bastante clara y militante.

Ahora que, sorpresivamente, Piñera ha cambiado de postura, hay buenas razones para sospechar que hubo oportunismo. Aunque es posible que la gente cambie de posición, en este caso no hay muestras de un proceso de reflexión o una transición que permita comprender esa evolución, sino un acto oportunista por abrazar una causa cada vez más popular.

Por eso, es razonable la molestia en grupos moralmente conservadores. Uno puede discrepar de esos grupos respecto al matrimonio igualitario. Pero se entiende su decepción con este sorpresivo cambio de posición de Piñera. Un líder que efectivamente haya evolucionado en sus creencias hubiera hecho un esfuerzo para explicar su cambio de postura y justificar el incumplimiento de tan importante compromiso de campaña.

En cambio, lo que hizo Piñera fue una acción que —aunque avanza una causa de igualdad de derechos— debilita el correcto funcionamiento de la democracia y de la rendición de cuentas de las autoridades. Por eso, aunque pase a la historia como el presidente que promulgó la ley de matrimonio igualitario, Piñera también pasará a la historia como un presidente que traicionó la confianza de muchos evangélicos, uno de los grupos que con más entusiasmo lo apoyó en 2017, incumpliendo una de las promesas que más repitió en campaña.

  1. Juan Enrique Gatica dice:

    Esta bien que los pilotos cambien de ruta , pero aca se cambio el destino .
    Yo creo que nuestro piloto nunca ha tenido un destino claro , sale a volar y solo busca el “buen tiempo “el cual nunca encuentra …..

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO