Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 06 de febrero, 2020

Patricio Brickle: Una alianza necesaria

Doctor en Filosofía. Diplomático de carrera Patricio Brickle

Proponemos que al interior de los gremios empresariales se debata la conveniencia de incorporar en sus directorios a profesionales venidos del área de las humanidades o ciencias sociales. Lo que se persigue es incorporar una nueva visión a su quehacer. Una cirugía al corazón de la toma de decisión empresarial.

Patricio Brickle Doctor en Filosofía. Diplomático de carrera

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Crisis es una palabra griega. Significa, entre muchos otros sentidos, separación con el fin de precisar. La filosofía vive en permanente estado de crisis, si se quiere. Es lo propiamente filosófico del filósofo. ¿Sirve de algo “saber” esto? Quizás, poco. Quizás, mucho. ¿La filosofía sirve, es útil? Probablemente no en el modo en que los empresarios pueden esperar algo de ella.

El mundo empresarial, en estos días, en su desesperación por salir de la vorágine y de una especie de naufragio de nuestro país, arrojó una serie de afirmaciones o propuestas sin medir sus consecuencias o sin pensar si aquello es lo que la ciudadanía “reclama o demanda” de verdad. “Tenemos que dar hasta que duela”, “Necesitamos más filantropía”, “En mis empresas nadie va a ganar menos de 500 mil pesos”, etc. La SOFOFA llamó, por su parte, a un momento de reflexión, y destacados empresarios se acusaron o recriminaron unos a otros por diversas razones. Los chilenos -todos, trabajadores y empresarios- somos seres humanos frágiles y vulnerables. La filosofía se ocupa de mostrarnos nuestra precariedad y grandeza.  ¿Por qué sienten culpa los empresarios? ¿Por no haber sido “pre-visores”, una de sus mejores herramientas de trabajo? Han hecho un gran aporte al país. Dirigir una empresa es de una complejidad desbordante, máxime en un mundo absolutamente interconectado. La ciudadanía puede no saberlo. Para ello es necesario comunicar y no hacer, simplemente, una declaración pública, como suelen hacerlo las gerencias de medios o de relaciones públicas.

Proponemos lo siguiente. Es una oportunidad en nuestros días. Proponemos que al interior de los gremios empresariales se debata la conveniencia de incorporar en sus directorios a profesionales venidos del área de las humanidades o ciencias sociales: historiadores, filósofos, antropólogos, internacionalistas y cientistas políticos, filólogos, entre otros. Al menos, un director independiente. Existen los mecanismos para filtrar (los headhunters tienen sus procedimientos) a profesionales competente en sus áreas, que, además, con una mirada fresca acerca de los fenómenos sociales, sean un aporte real a la toma de decisiones de la empresa. En otras palabras, contar con ellos en el corazón mismo de la empresa, y no solicitar un mero estudio, por ejemplo, de impacto social que, en el fondo, en algunos casos, no pasa de ser algo retórico o, simplemente, para cumplir con el procedimiento, con el “protocolo”, como hoy todos repiten. ¿Qué puede aportar un profesional de este tipo? Por ejemplo, el potencial impacto de una inversión. No nos referimos al impacto económico ni laboral, sino social o antropológico, entre otros. ¿Puedo explotar una zona, que, aunque no sea protegida, tiene en sí misma un valor primordial? No porque el Estado o el Parlamento no prohíba algo, el empresario tiene el derecho y libertad para emprender ese algo. Es un olfato distinto el del profesional formado en las humanidades, que el de los cálculos y cifras, sin los cuales, sin duda, la empresa tampoco funciona. Por otra parte, para los profesionales de las humanidades sería una buena forma de enterarse in situ de la marcha de una empresa y no solo “opinar” desde la vereda de enfrente. Conocer sus procesos y lógicas no ya desde la academia y el pupitre. Hoy nadie quiere reflexionar, dudar, sopesar evidencia, conjeturar. Menos aún si la conjetura no calza con su credo. Por eso hoy campea el fanatismo y sus respectivas secuelas: la intolerancia y la violencia.

En Chile, tenemos algunos ejemplos de profesionales del campo de la historia cumpliendo una importante tarea en las empresas, en donde participan, como Lucía Santa Cruz. En el extranjero también hay muchos ejemplos: Carly Fiorina, ex CEO de HP, formada en filosofía e historia. No por nada, uno de los principales asesores del Primer Ministro británico, Boris Johnson, es Doctor en Filosofía y ex funcionario de Barclays: Jesse Norman.

Nos parece que nuestra idea puede ser un cable a tierra para el mundo empresarial chileno, que, desconoce, muchas dimensiones de la realidad. Y un cable a tierra, para los ‘profesionales” de las humanidades. Es normal, nadie tiene el conocimiento y el saber de todo. Con ello, no se trata de frenar la marcha económica de las empresas. Damos por descontado que ellas son clave para el “desarrollo del país”. Lo que se persigue es incorporar una nueva visión a su quehacer. Una cirugía al corazón de la toma de decisión empresarial. Hans Eben, presidente del Círculo de Innovación de ICARE, toca tangencialmente nuestra propuesta, con su tesis de “economía circular”, así como las AFP que buscan, hoy, directores con “habilidades blandas”.

¿Cuánto están abiertos para reflexionar sobre esta materia y tomar una decisión en esa dirección?

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA