Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 29 de abril, 2019

Patricio Arrau: ¿China o EE.UU.?: Ambos

Economista Patricio Arrau

El proteccionismo del gobierno de Trump no va con nuestros intereses y sí nos conviene la creciente apertura de China al comercio internacional y las enormes inversiones de China en la región, donde Chile puede captar un volumen importante en los años que vienen.

Patricio Arrau Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El 12 de abril pasado, las declaraciones del Secretario de Estado de los EE.UU. en su visita al Presidente Piñera en la Moneda desataron la polémica. Mike Pompeo dijo que China estaba sosteniendo al gobierno de Maduro en Venezuela y que la empresa tecnológica china Huawei era un peligro, pues sería usada por el gobierno de ese país para espionaje; permitirle el acceso a los datos de los ciudadanos era, por tanto, un peligro para el país.

El momento de la visita no fue elegido al azar. Se realizó justo antes de la reunión del Grupo de Lima en Santiago y en la previa del viaje del Presidente Piñera a China. Tanto la cancillería china como el embajador en Chile reaccionaron furiosos. La primera dijo que Pompeo mentía sobre el rol de China en Venezuela y el segundo, que había perdido la cabeza.

Latinoamérica está también en el centro de la disputa de ambas potencias y Chile fue el escenario de este nuevo enfrentamiento. Las enormes inversiones de China en la región preocupan al gobierno de Donald Trump por la creciente influencia que tiene el gigante asiático en la región. Se ha generado un debate en Chile respecto a si debemos tomar partido o no en esta diputa, o bien mantener una neutralidad. El debate tomó una nueva arista por las declaraciones del Presidente Piñera en China respecto a que los países podían darse la forma de gobierno que deseen, lo que fue rápidamente contrastado con su dura postura frente a la situación de Venezuela.  Tres consideraciones:

En primer lugar, la postura del gobierno de Donald Trump en materia de comercio internacional se aleja de la tradicional postura que siempre defendió los EE.UU. en el mundo y que ha inspirado nuestro modelo de desarrollo. El proteccionismo del gobierno de Trump no va con nuestros intereses y sí nos conviene la creciente apertura de China al comercio internacional y las enormes inversiones de China en la región, donde Chile puede captar un volumen importante en los años que vienen.

En segundo lugar, las empresas tecnológicas chinas están revolucionado varios mercados. Considere por ejemplo el mercado de los medios de pagos digitales. Emergen desde China plataformas de pago de teléfono móvil a teléfono móvil que permiten realizar una transferencia electrónica o digital a un precio ínfimo comparado con el tradicional sistema de tarjetas de crédito tradicional. La preocupación de los EE.UU. respecto de Huawei en parte se debe a que esta empresa en un formidable competidor de las empresas tecnológicas estadounidenses.

En tercer lugar, sin duda no es de nuestro agrado la falta de libertad política en China. Chile tiene un modelo de desarrollo capitalista en lo económico y democracia liberal representativa en lo político, al igual que EE.UU. China tiene una especie de capitalismo de estado en lo económico, con un régimen autoritario en lo político. En esta última materia no nos queda más remedio que ser pragmáticos, con la esperanza, eso si, que las mayores libertades económicas lleven a una mayor libertad política.

@patricioarrau

FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más