Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 18 de marzo, 2015

Para entender el alza del dólar

Los fundamentales del peso cada vez son más fuertes, aunque no se reflejen por ahora en la paridad con el dólar.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Comentamos en la columna anterior que entre los elementos de sensibilidad sobre las expectativas económicas nacionales, muchas veces el tipo de cambio nos manifiesta la expectativa. Sin embargo, en los últimos diez días de transacción vimos una subida de $20 pesos en el valor del dólar, lo que me ha llevado a preguntar si será que el mercado piensa que los últimos datos de crecimiento reflejan que “una golondrina no hace verano”.

El cambio en expectativa no nos ha dejado indiferentes; por un lado, vimos un Imacec creciendo 2,7% en enero y de esta manera dos meses consecutivos por sobre las expectativas de mercado. Si bien eliminamos de nuestro vocabulario el “punto de inflexión”, lo reemplazamos rápidamente por “brotes verdes”, aunque el trasfondo sea el mismo. Un dato económico nacional que no ha tomado fuerza es la alta inflación, ya que la subyacente está en 5,5% a 12 meses y la corriente 4,4% a 12 meses (subyacente excluye alimentos y energía), algo que deja sin espacios al Banco Central para bajar tasas de interés. Rodrigo Vergara -presidente del Banco Central- confirmó que no debiéramos ver baja de tasa y que la inflación podría perdurar mucho más tiempo de lo proyectado por sobre la meta del Banco. Para mí, estos fundamentales son lo suficientemente fuertes para llevar un tipo de cambio a niveles cercanos a $600.

Lamentablemente la última semana, no exenta de especulación, llevó al dólar a apreciarse 5% dado que la mayoría de mercado está esperando que la FED retire la palabra “paciente” de la minuta, lo que podría llevar a subir las tasas de interés. El mercado no sabe de razones y muchas veces reacciona al fervor de la especulación, dejando el fundamental de lado.

Es así como el fundamental mayor es que la inflación está lejos de la meta de la FED de 2% y que los riesgos de una caída en inflación son mayores por efecto de caídas en el precio del petróleo. Los últimos datos económicos de EEUU han sido algo peores a lo esperado por el mercado; manufactura cayendo hasta los 52,9 puntos, la venta de vehículos cayendo con fuerza, pero no así el dato de empleo, ya que logra consolidarse cerca de las 300 mil creaciones de empleo en febrero. De todos modos, la FED no se ve confiada aun cuando alcanzó una tasa de desempleo de 5.5%, ya que los salarios están por debajo de lo esperado.

Los fundamentales del peso cada vez son más fuertes, y aunque no se reflejen en la paridad USDCLP, ya que sube hacia los niveles de $640 y podría buscar $646-$650 en el corto plazo, creo que no refleja la verdadera fortaleza que tiene el peso nacional.

¿Cómo entonces podríamos ver si el alza del cruce es por factores externos o internos? Acá debiéramos hacer el ejercicio de cruzarlo con las divisas que tienen un comportamiento correlacionado a algún commodity de exportación. Tal y como nosotros tenemos el cobre, para Canadá es el petróleo, para Australia y Nueva Zelanda son el oro y el carbón.

Al tomar la paridad durante el año 2015, vemos que el AUDCLP tiene una caída de -1.26% (fortaleza para el peso chileno), así también vemos el CADCLP que cae alrededor de -4%. El que menos ha caído es el NZDCLP que solamente cae -0.15%. Incluso si tomamos nuestros pares en América Latina, veremos que contra el real, el peso es más fuerte durante el año +13.46% (reflejo de la fortaleza del peso y la depreciación del real), y también con el peso colombiano, con el cual el peso chileno es más fuerte un +6.19%.

En el ranking de América Latina, el peso nacional en las últimas dos semanas pasó de ser la séptima moneda más depreciada contra el dólar a la tercera. En primer lugar está Brasil con una depreciación de -22% y en segundo lugar Colombia con -12.5%.

Es así como continúo pensando que el peso se ha depreciado durante la última semana de manera estacional y tal como subió rápido $20 pesos, al no confirmar la FED la subida de tasas, es posible que la caída sea mayor y más rápida de lo que vimos en las últimas dos semanas. Por lo tanto, es probable que tarde un poco más de 20 días en caer nuevamente cerca de $600.

 

Alexis Osses, Jefe departamento de análisis xDirect.

 

 

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/ AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: